Rusia prohíbe el ingreso de chinos a su territorio

0
171
Gobierno ruso tomó la medida sin fecha de caducidad.

Como medida para frenar el coronavirus

El gobierno ruso decidió ayer suspender en su país la entrada de los ciudadanos chinos, debido al coronavirus. La decisión afecta a los viajes de negocios, estudios, turismo y laborales. Rusia ya había cerrado las fronteras terrestres con China en un intento por contener la epidemia de Covid-19, que se ha cobrado la vida de 1.770 personas en el país vecino y ha infectado a más de 73.000 en todo el mundo.

El veto entra en vigor mañana jueves 20 de febrero, y no afectará a los viajeros en tránsito.

Otros países han impuesto restricciones de viaje y entradas, pero la decretada por Rusia es por ahora la medida más estricta.

El Ejecutivo ruso ha argumentado la decisión “debido al deterioro de la situación epidemiológica en China y la llegada continua de ciudadanos” de ese país a Rusia, según ha explicado la vice primera ministra Tatiana Golikova, encargada del dispositivo especial para estudiar y frenar el coronavirus.

No ha precisado cuánto tiempo durará la suspensión, firmada por el primer ministro, Mijaíl Mishustin. Solo que es “temporal”.

En 2019, 2,3 millones de ciudadanos chinos entraron en Rusia, según los datos del Servicio Fronterizo Federal ruso. De ellos, 1,5 millones llegaron para hacer turismo.

Pese a todo, no hay ningún caso actual reportado de Covid-19 en territorio ruso. Dos ciudadanos chinos a los que se les detectó la enfermedad en Tiumen y Transbaikalia hace semanas, recibieron ya el alta.

La entrada de ciudadanos chinos a través de las fronteras rusas queda suspendida a partir del 20 de febrero para los viajes de negocios, viajes privados, estudios y turismo” indicó Tatiana Golikova, viceprimera ministra encargada de Salud.

El virus ocasionó un gran problema en las cadenas de suministro a nivel mundial. La industria automotriz es una de las más afectadas. Por ejemplo, el fabricante surcoreano Hyundai suspenderá toda su producción nacional esta semana. La razón: las piezas faltantes son normalmente traídas desde China. Los analistas asumen que problemas similares afectarán a muchas otras empresas.