Santiago paralizado por “superlunes” de protestas

Bloqueos de rutas en Santiago de  Chile, concentraciones en tribunales, marchas y un gran cacerolazo nacional caracterizaron este “superlunes” de protestas sociales que paralizó la actividad comercial, mientras una  comisión de la Cámara de Diputados discute sobre los mecanismos para redactar una Carta Magna que reemplace la actual , cuestionada duramente por la ola de manifestaciones popular contra el régimen.

“Esto aún no termina”, dijeron los llamados por redes sociales para el “superlunes” en Chile, que al igual que los días anteriores significó un llenado de las calles por decenas de miles de manifestante cosiguieron llegar y rodear la sede del Congreso en Santiago, para rechazar la agenda legislativa propuestaa por el presidente chileno, Sebastián Piñera, para enfrentar la crisis política y social.

Los líderes sociales destacaron que en los más de 300 cabildos ciudadanos en los que han participado más de 10 mil personas en 73 comunas del país, existe el consenso de que la crisis se puede solucionar con mayor democratización y la convocatoria de una asamblea constituyente que redacte una nueva constitución

Haciéndose eco de esta demanda la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados inició el lunes un debate sobre los mecanismos que existen para redactar una Carta Magna que reemplace la actual, heredada de la dictadura de Augusto Pinochet.

Agenda social

La Mesa de Unidad Social ha dado a conocer una lista de exigencias al Gobierno, entre los que destacan un salario mínimo de 670 dólares es de406 dólares) y Piñera prometió elevarlo a 350.000 pesos (unos 470 dólares).

También: libertad sindical, negociación colectiva ramal, respeto del derecho a huelga como derecho fundamental, canasta de servicios básicos protegidos, tarifa social justa del transporte público, con gratuidad en el pasaje del adulto mayor; salud, educación, vivienda como derechos sociales, entre otros.


Más recientes