Saúl le explica a Ibai Llanos su salida

por | Sep 1, 2021 | Deportes

Saúl Ñíguez se conectó con Ibai Llanos en su canal Twitch: «Le pedí a Simeone entrenar en mi posición, ya no jugar, para encontrarme feliz y encontrar mi mejor versión. Al contar eso pensaron que lo mejor era salir «

Saúl Ñíguez explicó a los pocos minutos de hacerse oficial su cesión al Chelsea sus sensaciones en el canal de Twitch de Ibai Llanos.

Motivos de su marcha. «No sé si aguantaría una temporada como la del año pasado o la de hace dos años. Sé que podría haber sido feliz unos días o unas semanas en mi casa. Pero necesitaba reencontrarme y surgió la posibilidad del Chelsea, todo un campeón de Europa. Es lo más complicado, la decisión de salir, porque me voy solo sin mi mujer ni mi familia y sin apenas saber inglés».

Conversación con el Cholo. «Él y yo somos mayores, dejamos las cosas claras hablando. Salgo a un club grandísimo que apostó por mí. Mañana viajaré a Londres. Ahora lo que quiero es entrenar en mi posición; porque luego jugar, juega el jugador. Quiero retomar otros movimientos y posiciones que desde otra posición no realizaba. Es la causa más importante de mi decisión. A pesar de que me marche, mi relación con el míster y con el club es magnífica».

Presencia de Kepa. «Es muy importante que esté. Es un paso importante. Si no estuviera él, habría sido diferente. Ir un año de cesión y tener un compañero con el que vengo coincidiendo muchos años en categorías inferiores de la Selección es una garantía».

Objetivo. «Es ir y probar la experiencia. No he querido pensar en el más allá, porque si no se me complicaba la situación. La idea es competir y encontrarme. Ver el Saúl que quiero ver. A mí el Saúl de estos dos años también me frustraba. No era capaz de demostrar a la gente lo que era capaz de hacer. No aprender, no mejorar y no crecer era frustrante. Creo que esta decisión me puede ayudar a desbloquearme».

Mal momento en el Atlético por la posición. «Es muy duro salir de tu casa. Un chico que viene de la cantera y ver que la gente que tú quieres, que doy todo en el campo, no me valoraba era duro. Yo quería ser el jugador del Atleti con más goles en Champions del Atlético, pero si no jugaba en mi posición era difícil. Ahora, saliendo de mi zona de confort, voy a hacer que un nuevo Saúl emerja. Eso me decía mi padre, que me podían decir que jugaba mal o bien, pero no podían decirme que no le había dado todo en el campo. Y no demostrar lo que hacía antes, me generaba más frustración».

Momentos difíciles en el traspaso. «Mi posición en este mercado de fichajes era que todas las opciones eran buenas. Estar en el Atleti la opción era buena y salir al Chelsea, también. Quedarme en el Atlético, aunque juegue posiciones diferentes, no era un problema. Si el Cholo me pedía jugar de lateral, central o lo que sea, lo hubiera hecho. A pesar de que a principios de verano el club me estaba buscando una salida, he jugado estos tres partidos sin pensar en si me iba o no me iba. Mi objetivo estaba en el Atlético. A día de hoy soy jugador del Chelsea y sólo pienso en darlo todo».

Incertidumbre con el deadline. «Ha sido tal cual, en el último momento. A y 57 (minutos) hemos terminado de ver el contrato y firmarlo y tenían que revisarlo allí. Estaba como mi compañero De Gea en su día con el fax… No entra, no entra… Han sido una tarde y una noche largas».

Decisión de salir. «Primero salió lo del Barça, pero no me llegó nada concreto. En la pretemporada era todos los días la pregunta del truque con Griezmann. Al final la Prensa habla mucho, pero no les preocupa el daño que genera, o lo que suelen hacer. Cuando salió lo del Chelsea, vi ciertas cosas que me demostraron lo que estaba comentando. El año pasado tuve una conversación con el míster y Miguel Ángel, le pedí entrenar en mi posición, a pesar de no jugar, que no me importaba tanto. Quería ir encontrando mi situación, al contarle eso; ellos pensaron que lo mejor era salir. Pedí entrenar en mi posición. Es al menos mi visión del asunto (toda vez que Ibai le repreguntó sobre este asunto)».

Apuesta. «Un jugador de mi nombre y salir cedido es una apuesta. No tiene ningún sentido, sinceramente. Es una inversión en mí. Es una apuesta para volver a ser yo. Estas tres últimas temporadas no han sido fáciles para mí ni para mi familia. La pena es que no me he podido despedir de la afición rojiblanca, explicando un poco mi versión de cómo me siento y cómo me he sentido. Creo que las dos partes salimos ganando, porque el Atlético trae a uno de los mejores jugadores de su historia y yo, bueno, a ver si salgo ganando. El Chelsea tiene un equipo de la hostia, a ver cómo nos acoplamos porque para mi pareja tampoco será sencillo acoplarse».