Se quedaron calladitos

0
3224

Phillip Butters
Tras revelarse el vergonzoso acuerdo firmado por José Domingo Pérez y el procurador Jorge Ramírez Ramírez, parece que un ratón les ha comido la lengua pues ninguno ha dado la cara, se han borrado.

Por su parte, Vicente Zeballos ha estado más ocupado en el show del traslado de Fujimori a la cárcel y la fiscal de la nación Zoraida Ávalos brilla por su ausencia. Y tanto Martincito como Salaverry, siempre preocupados por la lucha anticorrupción, no dicen qué han hecho en ese sentido.

Todos los aliados mediáticos de José Graña han silbado bajito. En el colmo de la vergüenza, el editorial de El Comercio, escrito seguramente por el propio Graña, hablaba babas sobre el secreto de los fiscales para sus investigaciones.

Asumo que están criticando al señor Gorriti del IDL, que el día de ayer no dijo nada porque en el colmo de la sinvergüencería, este Eliot Ness de la investigación periodística, se atrevió a decir que quienes habíamos publicado el acuerdo con Odebrecht lo estábamos saboteando, cuando él fue el que lo publicó el 8 de diciembre.

Igualmente, el tontín de Ernie de la Jara decía lo mismo sin saber que él mismo trabaja en IDL, que lo publicó. Es decir, el tonto y el más tonto.

Y la siempre brillante, inteligente y lúcida Mávila Huertas ya dejó de preguntarse si es delito haber divulgado el acuerdo. Claro, si lo ha hecho Gorriti, que es su chochera.

Una cuestión risible es lo del sinvergüenza de Augustito Rey, mano derecha de Villarán, absolutamente enmierdada por el tema de Vías Nuevas de Lima.

Rey, que es un chiquito que en su vida ha encontrado un trabajo digno y a quien le han regalado una columna en Perú 21, tiene el cuajo y desvergüenza de decir que cuando yo he develado esa barbaridad lo he hecho para defender a mis amigos.

Lo que yo quiero es que gente como Villarán, Anel Townsend  y él mismo vayan presos si es que han delinquido, porque él fue uno de los gestores de los tratos con Odebrecht.

¿Cuántos viajes realizó a Brasil? ¿A qué se dedicó los 4 años del mandato de Villarán? ¿Por qué no dijo esta boca es mía sobre Vías Nuevas de Lima? ¿De qué vive? Asumo que en algún lugar del extranjero le han regalado una beca porque como típico caviar jamás trabaja, produce poco y vive como un campeón. Es el colmo de la desvergüenza de este tipejo.

Y toda la prensa concentrada como La República, el Útero, la Mula y el Chicharrón de Prensa calladitos.

El Perú ya se dio cuenta de la barbaridad de este acuerdo con Odebrecht. Lo que se tiene que hacer ahora es ampliarlo, porque se tiene que investigar Chaglla, el gasoducto, entre otros proyectos que no se mencionan.

Por eso Humala salió a decir que el acuerdo está bien, así como mi causa Heriberto Benítez. El primero quiere salvarse de la cana, y el segundo es el abogado más feliz del Perú porque tiene de cliente a un recontra delincuente como el expresidente Toledo, que le debe estar pagando muy bien.

Al menos a él no le mete cabeza como el común de los restaurantes que tuvieron que sufrir del ‘perromuertero’ presidente, hoy ebrio habitual en algún lugar de Stanford o Palo Alto, en la casa que se compró con el dinero que nos robó a los peruanos.

Por supuesto, a Verónika Mendoza se la ha tragado la tierra. No dice nada de que su jefa Nadine haya pasado piola con el gasoducto.

Por supuesto PPK y sus adláteres están calladitos. Después de todo, el operativo para matar a Chávarry parece que tenía un objetivo: que la gente se distraiga y no sepa lo que estaban cocinando bajo la alfombra.

Los partidos de oposición tienen que exigir que este acuerdo se amplíe y recurrir a la base de datos de los contratos para saber cómo valorizaron lo de Odebrecht.

Si fueron capaces de comprar a 5 presidentes, pues a 4 fiscalitos que en su vida han visto 20 mil soles juntos de todas maneras los tienen que haber volteado. ¿O usted haría un negocio con Carlos Manrique? ¿O cree que un asesino serial no va a seguir matando?