Sindicato toma La Oroya contra plan liquidador

Trabajadores no están de acuerdo que Cobriza se aparte del completo

Trabajadores no están de acuerdo que Cobriza se aparte del completo

Los trabajadores del complejo metalúrgico de La Oroya tomaron las instalaciones de la refinería y anunciaron que no se moverán de allí hasta que se deje sin efecto el acuerdo de la Junta de Acreedores por el cual la mina Cobriza ha sido separado del complejo metalúrgico.

El acuerdo rechazado por los trabajadores se refiere al llamado “plan de choque” presentado por el liquidador concursal Carrizales (9 de octubre) para solucionar la crítica situación de Doe Run , y que los acreedores consideraban un éxito.

Este plan tenía el voto favorable del Minem, Oefa y Doe Run Cayman (la Sunat se mantuvo al margen), y mediante el cual el liquidador consiguió que la Junta de Acreedores de la minero-metalúrgica separe los activos de la mina Cobriza (Huancavelica) en una nueva empresa: Minera Cobriza S.A.

Pero, esta separación del Complejo Metalúrgico de La Oroya (CMLO) ha generado el rechazo de los trabajadores oroínos.

“Los acreedores laborales (sindicato) no aceptan la reorganización simple del CMLO, porque carga con un pasivo de US$32 millones”, explica

Juan Cangalaya, ex asesor de los trabajadores minero-metalúrgicos. Estos exigen la adjudicación directa o una reorganización simple sin pasivos.

Para reforzar su posición, los obreros tomaron la semana pasada las instalaciones del CMLO, impidiendo la entrada y salida de suministros y minerales de sus dos únicos clientes: Nexa y Savar.

Posición sindical

Su objetivo es quedarse allí hasta “valorizar” ellos mismos todos los activos de la refinería, incluyendo el concentrado.

El principal afectado es Nexa, que procesa mineral de zinc en un área del complejo. Su cargamento, valorizado en US$10 millones, ha quedado inmovilizado.

Fuentes cercanas a la situación señalaron a Día1 que los trabajadores iniciaron este lunes los trámites correspondientes ante Indecopi para anular el acuerdo alcanzado en la Junta de Acreedores.

De otro lado, los trabajadores de la mina Cobriza tienen una posición discrepante y están de acuerdo en que la mina se venda aparte.