Susana Baca se enfrenta a Richard Swing: “Yo no soy un don nadie”

0
2042
Susana baca

Susana Baca no se queda callada y le responde fuerte y claro a Swing luego de que el autoproclamado artista señalara en el Congreso que ella, al igual que él, no tiene “título ni profesión”

La exministra de Cultura, Susana Baca, no ocultó su indignación y se pronunció fuerte luego de las últimas declaraciones del cuestionado Richard Cisneros, ‘Richard Swing, quien durante sus descargos, se comparó con ella y afirmó en el Congreso que no tiene profesión.

A través de sus redes sociales, la consagrada y reconocida artista y cultora afroperuana señaló que no puede ser comparada con la mediocridad. “Yo no soy una don nadie”, aseguró.

Dejando a un lado su carácter apacible, indicó enérgica que “tengo una carrera y tengo un prestigio logrado con mi sentido profesional y honradez”.

“No soy una persona comparable con la mediocridad, con la indecencia y con lo deleznable de la política nacional”. Señaló además que no pertenece al grupo de “comechados”, con historial de corrupción.

Expresó además su preocupación ante los casos de falsos artistas, y pidió al Estado que los artistas demuestren lo que son mediante un título profesional o una trayectoria verificable.

“Este (Swing) tiene el mismo desprecio por el ser artista y el arte …pobrecitos sus amigos y su familia que no podrán dar cara”, finalizó. Este mismo sábado, a través de una radioemisora local, refrendó sus palabras.

Baca, con una carrera profesional reconocida internacionalmente, indicó estar muy orgullosa, aunque “no voy a andar con mis nombramientos y mis carteles colgando”. Aseguró que sujetos como Cisneros necesitan “vivir del escándalo”.

Por ello, instó a la población a ejercer un voto responsable. “Tenemos que saber votar (…) ver la decencia en el candidato. No puede ser que lo politicos estén por lo bajo haciendo juegos como este tipo”.

“Susana Baca también es artista como yo. Ella tampoco tiene un título, ni profesión cuando ocupó el cargo de ministra de Cultura”, fue una de las altivas frases que Cisneros virtió el viernes ante la Comisión de Fiscalización.