More

    Tercera ola de Covid golpea a Cochabamba

    La falta de oxígeno hunde en el dolor al centro de Bolivia por el covid

    Escenas de desesperación, preocupación y llanto se ven en las puertas de los hospitales en la región de Cochabamba, en el centro de Bolivia, que es duramente golpeada por la tercera ola de coronavirus (COVID-19) y donde el escaso oxígeno medicinal que se consigue no dura nada y los servicios de salud están rebasados.

    Uno de los lugares en una situación particularmente crítica es el Hospital del Norte en Cochabamba, capital de la región homónima, donde la llegada de oxígeno da respiros momentáneos al personal y pacientes.

    El centro de salud, que es uno de los referentes para tratar la enfermedad en esa ciudad, activó en la víspera la “alerta roja” porque se estaba quedado sin oxígeno, explicó a Efe ayer martes la directora del hospital, Cinthia Rojas.

    “Se nos ha hecho entrega de seis toneladas de oxígeno que nos va a permitir estar tranquilos aproximadamente hasta el jueves. El hospital tiene un requerimiento de oxígeno de una tonelada y media”, indicó.

    Al ser un hospital de segundo nivel, este centro ha recibido a la mayoría de los enfermos en la ciudad, lo que hizo que su “requerimiento de oxígeno sea mucho mayor, mucho más grande”, señaló Rojas.

    La falta de oxígeno hunde en el dolor al centro de Bolivia por el covid

    Escenas de desesperación, preocupación y llanto se ven en las puertas de los hospitales en la región de Cochabamba, en el centro de Bolivia, que es duramente golpeada por la tercera ola de coronavirus (COVID-19) y donde el escaso oxígeno medicinal que se consigue no dura nada y los servicios de salud están rebasados.

    Uno de los lugares en una situación particularmente crítica es el Hospital del Norte en Cochabamba, capital de la región homónima, donde la llegada de oxígeno da respiros momentáneos al personal y pacientes.

    El centro de salud, que es uno de los referentes para tratar la enfermedad en esa ciudad, activó en la víspera la “alerta roja” porque se estaba quedado sin oxígeno, explicó a Efe ayer martes la directora del hospital, Cinthia Rojas.

    “Se nos ha hecho entrega de seis toneladas de oxígeno que nos va a permitir estar tranquilos aproximadamente hasta el jueves. El hospital tiene un requerimiento de oxígeno de una tonelada y media”, indicó.

    Al ser un hospital de segundo nivel, este centro ha recibido a la mayoría de los enfermos en la ciudad, lo que hizo que su “requerimiento de oxígeno sea mucho mayor, mucho más grande”, señaló Rojas.

    Más recientes