Todos contra la impunidad

0
813

Fernando Calle Hayen

Homenaje en la actitud y ejemplo con la Federación Aprista Juvenil de 1934, cuyo primer secretario General fuera Armando Villanueva del Campo, generaciones y/o promociones -a decir de Luis Alberto Sánchez-  que afrontaron las dictaduras más crueles que ha tenido la República: Sánchez Cerro,  Benavides, el primer gobierno de Prado del 39 al 45, al que los comunistas criollos llamaron “el Stalin Peruano” a la cabeza con su líder de ese entonces Eudocio Ravinez; Odría, etc;  dieron  su vida, perdieron su futuro algunos profesionalmente, sus familias en la ilusión y el sueño –hoy compromiso- de una Revolución con Pan y Libertad.

La lucha contra el civilismo, que también de acuerdo a la historia de la corrupción, estos se habrían enriquecido con la explotación como siempre de los más pobres. La bandera contra la corrupción la abrazó el aprismo de ese  entonces y la abrazan sin duda quienes son leales a sus principios, a su ideología, que no necesariamente está en quienes han usufructuado el poder en nombre del APRA.

Lo cierto es que esto se suma al homenaje a la jornada de las 8 horas de los trabajadores, que diera origen y permitiera juntamente con el mensaje de Manuel Gonzales Prada, que expresa  en ‘Paginas Libres’ y en ‘Horas de Lucha’, el sentimiento patriótico y de censura total a este civilismo claudicante y entreguista -esperemos no suceda lo mismo- a los intereses extranjeros y al “capitalismo salvaje,” como lo llamara su Santidad y Santo Juan Pablo II; por ello, revivía en una juventud y le daba una esperanza al país no solo de reconciliación, sino de orientación profunda a los valores éticos morales, al sacrificio en la lucha por la libertad, por la democracia. Al no admitir ninguna  dictadura ni de arriba ni de abajo.

Lo cierto que esto generó lo que luego fue la fuente primigenia  fundamental del Aprismo, en lo que se llamó Frente de Trabajadores Manuales Intelectuales, la Constitución China hablaba también de los trabajadores de la ciudad y el campo; en la evolución del tiempo trabajadores estables y vamos ahora también al frente de los Desocupados.

Hoy día, que todos sentimos impotencia y por ratos ira, ante un poder oculto que protege a todos los corruptos, debemos integrarnos en la Gran Alianza contra la Impunidad. ¿Cuántos meses, cuántos años van, cuántos Fiscales, cuántos viajes a Brasil se han hecho en la –supuesta- lucha contra el caso ODEBRECHT? Cuantas situaciones se han dado nos demuestran primero con pena, que pareciera que el Ministerio Publico Peruano no ha investigado nada y que tenemos que recoger lo que venga del Brasil  con un convenio con ODEBRECHT –no es comentario de hoy- que deja mucha preocupación, extrañeza y que podría causar otra revolución en el sentido moral más adelante.

Si es que este sacrificio del pueblo peruano que ha perdonado todo y espera que conozcamos y sancionemos severamente a quienes no solamente han lucrado desde el poder político y económico y han  penetrado en los partidos sopretexto  de una vocación política para enriquecerse con la muerte, sangre y sudor  de los peruanos, es nuevamente burlado,  sancionará también a quienes hablan y exigen ¡Caiga quien Caiga! Pero vuelvo a repetir, esto lo dicen con fuerza, pero agregan: ¡Caiga quien caiga menos Yo! NO A LA IMPUNIDAD