19.7 C
Lima
Lunes, Noviembre 30, 2020

Tumbes: paciente con diabetes, hipertensión y obesidad superó al coronavirus

Paciente de 71 años superó al coronavirus tras estar 20 días internado. Tras su diagnóstico, abandonó el hospital de Tumbes y se reencontró con su familia

Don Víctor Cherres ingresó al nosocomio de Tumbes tras dar positivo al coronavirus. La diabetes, hipertensión y obesidad hacía que su cuadro sea más complicado; sin embargo, después de 20 días, puede gritar que lo superó.

El 18 de agosto, el hombre de 71 años llegó al Hospital Regional José Alfredo Mendoza Olavarría, ubicado en Jamo de Tumbes, con insuficiencia respiratoria y una saturación por debajo de 85. Su diagnóstico empeoró por los 113 kilogramos de peso.

“Mi abuelo estaba nervioso y triste, no quería hospitalizarse, pero todos sus hijos lo llamaron y le dieron esa motivación que necesitaba. Menos mal que lo internamos porque recibió el tratamiento que necesitaba y ahora su saturación está en 96. Además, pudimos estar en comunicación con él a través del teléfono y gracias a las enfermeras”, relató su nieta Emilia.

Por su parte, el doctor Rogger Eduardo Torres Lao, médico internista del Minsa que viene apoyando al Hospital Regional José Alfredo Mendoza Olavarría – Jamo de Tumbes, precisó que el paciente llegó a este nosocomio, el 18 de agosto, referido de la posta de Aguas Verdes, donde recibió la positividad al nuevo coronavirus y la falta de oxígeno se hacía cada vez mayor.

“Aquí se le diagnosticó neumonía atípica, mal frecuente en pacientes que adquieren la infección por Covid-19, por lo que estuvo recibiendo oxígeno medicinal con bolsa de reservorio a 15 litros por minuto y medicamentos establecidos según la normativa del Minsa. Conforme pasaron los días, evolucionó favorablemente y se le fue retirando el soporte ventilatorio hasta recibir el alta hospitalaria”, detalló.

Sin embargo, el calvario de la familia terminó el último 7 de septiembre, día que don Víctor Cherres abandonó el nosocomio. Su esposa e hijos lo esperaron en su vivienda con globos y aplausos. Ahora tiene que acatar un estricto aislamiento en su vivienda y evitar hablar mucho, como parte de la fase de recuperación.

Paciente de 71 años superó al coronavirus tras estar 20 días internado. Tras su diagnóstico, abandonó el hospital de Tumbes y se reencontró con su familia

Don Víctor Cherres ingresó al nosocomio de Tumbes tras dar positivo al coronavirus. La diabetes, hipertensión y obesidad hacía que su cuadro sea más complicado; sin embargo, después de 20 días, puede gritar que lo superó.

El 18 de agosto, el hombre de 71 años llegó al Hospital Regional José Alfredo Mendoza Olavarría, ubicado en Jamo de Tumbes, con insuficiencia respiratoria y una saturación por debajo de 85. Su diagnóstico empeoró por los 113 kilogramos de peso.

“Mi abuelo estaba nervioso y triste, no quería hospitalizarse, pero todos sus hijos lo llamaron y le dieron esa motivación que necesitaba. Menos mal que lo internamos porque recibió el tratamiento que necesitaba y ahora su saturación está en 96. Además, pudimos estar en comunicación con él a través del teléfono y gracias a las enfermeras”, relató su nieta Emilia.

Por su parte, el doctor Rogger Eduardo Torres Lao, médico internista del Minsa que viene apoyando al Hospital Regional José Alfredo Mendoza Olavarría – Jamo de Tumbes, precisó que el paciente llegó a este nosocomio, el 18 de agosto, referido de la posta de Aguas Verdes, donde recibió la positividad al nuevo coronavirus y la falta de oxígeno se hacía cada vez mayor.

“Aquí se le diagnosticó neumonía atípica, mal frecuente en pacientes que adquieren la infección por Covid-19, por lo que estuvo recibiendo oxígeno medicinal con bolsa de reservorio a 15 litros por minuto y medicamentos establecidos según la normativa del Minsa. Conforme pasaron los días, evolucionó favorablemente y se le fue retirando el soporte ventilatorio hasta recibir el alta hospitalaria”, detalló.

Sin embargo, el calvario de la familia terminó el último 7 de septiembre, día que don Víctor Cherres abandonó el nosocomio. Su esposa e hijos lo esperaron en su vivienda con globos y aplausos. Ahora tiene que acatar un estricto aislamiento en su vivienda y evitar hablar mucho, como parte de la fase de recuperación.

Más recientes