More

    Un nuevo estudio asegura que virus del COVID fue creado en laboratorios chinos

    Científicos concluyen trabajos y denuncian silenciamiento y desaparición de científicos chinos que han hecho revelaciones

    Un nuevo y explosivo estudio afirma que científicos chinos crearon el COVID-19 en un laboratorio de Wuhan y luego trataron de ocultar sus huellas para que pareciera que había evolucionado de forma natural a partir de los murciélagos.

    Los autores del artículo, el profesor británico Angus Dalgleish y el científico noruego Birger Sørensen, escribieron en su trabajo que existen “pruebas de la retroingeniería en China” desde hace un año, pero que fueron ignoradas por los académicos y las principales revistas.

    Dalgleish es profesor de oncología en la Universidad de St. George, en Londres, y es más conocido por su avance en la creación de la primera “vacuna contra el VIH” que funciona, para tratar a los pacientes diagnosticados y permitirles dejar la medicación durante meses.

    Y el virólogo Sørensen preside la empresa farmacéutica Immunor, que ha desarrollado una vacuna contra el coronavirus llamada Biovacc-19.

    Científicos desaparecidos

    Las escandalosas alegaciones del estudio incluyen acusaciones de “destrucción, ocultación o contaminación deliberada de datos” en los laboratorios chinos, y señala el silenciamiento y la desaparición de científicos del país comunista que han hablado.

    El artículo de la revista, al que accedió DailyMail y cuya publicación está prevista para los próximos días, podría causar una conmoción entre la comunidad científica, ya que la mayoría de los expertos han negado hasta hace poco que el origen del COVID-19 fuera otra cosa que una infección natural que pasó de los animales a los humanos.

    Mientras analizaban muestras de COVID-19 el año pasado en un intento de crear una vacuna, Dalgleish y Sørensen descubrieron “huellas únicas” en el virus que, según ellos, sólo podrían haber surgido de la manipulación en un laboratorio.

    Aseguran que intentaron publicar sus hallazgos, pero que fueron rechazados por las principales revistas científicas que, denuncian, “en ese momento estaban decididas a decir que el virus saltaba de forma natural de los murciélagos u otros animales a los humanos”.

    Biden presiona

    De hecho, esta semana, el presidente Joe Biden ordenó a la comunidad de inteligencia que volviera a examinar cómo se originó el virus, incluida la teoría del accidente de laboratorio.

    El anuncio se produjo luego de que The Wall Street Journal revelara un informe de inteligencia que prueba que varios investigadores del instituto de Wuhan fueron hospitalizados con síntomas similares al del COVID-19 en noviembre de 2019.

    Científicos concluyen trabajos y denuncian silenciamiento y desaparición de científicos chinos que han hecho revelaciones

    Un nuevo y explosivo estudio afirma que científicos chinos crearon el COVID-19 en un laboratorio de Wuhan y luego trataron de ocultar sus huellas para que pareciera que había evolucionado de forma natural a partir de los murciélagos.

    Los autores del artículo, el profesor británico Angus Dalgleish y el científico noruego Birger Sørensen, escribieron en su trabajo que existen “pruebas de la retroingeniería en China” desde hace un año, pero que fueron ignoradas por los académicos y las principales revistas.

    Dalgleish es profesor de oncología en la Universidad de St. George, en Londres, y es más conocido por su avance en la creación de la primera “vacuna contra el VIH” que funciona, para tratar a los pacientes diagnosticados y permitirles dejar la medicación durante meses.

    Y el virólogo Sørensen preside la empresa farmacéutica Immunor, que ha desarrollado una vacuna contra el coronavirus llamada Biovacc-19.

    Científicos desaparecidos

    Las escandalosas alegaciones del estudio incluyen acusaciones de “destrucción, ocultación o contaminación deliberada de datos” en los laboratorios chinos, y señala el silenciamiento y la desaparición de científicos del país comunista que han hablado.

    El artículo de la revista, al que accedió DailyMail y cuya publicación está prevista para los próximos días, podría causar una conmoción entre la comunidad científica, ya que la mayoría de los expertos han negado hasta hace poco que el origen del COVID-19 fuera otra cosa que una infección natural que pasó de los animales a los humanos.

    Mientras analizaban muestras de COVID-19 el año pasado en un intento de crear una vacuna, Dalgleish y Sørensen descubrieron “huellas únicas” en el virus que, según ellos, sólo podrían haber surgido de la manipulación en un laboratorio.

    Aseguran que intentaron publicar sus hallazgos, pero que fueron rechazados por las principales revistas científicas que, denuncian, “en ese momento estaban decididas a decir que el virus saltaba de forma natural de los murciélagos u otros animales a los humanos”.

    Biden presiona

    De hecho, esta semana, el presidente Joe Biden ordenó a la comunidad de inteligencia que volviera a examinar cómo se originó el virus, incluida la teoría del accidente de laboratorio.

    El anuncio se produjo luego de que The Wall Street Journal revelara un informe de inteligencia que prueba que varios investigadores del instituto de Wuhan fueron hospitalizados con síntomas similares al del COVID-19 en noviembre de 2019.

    Más recientes