More

    Vecinos casi queman vivo a ladrón de casas

    Agentes de Serenazgo salvaron la vida de un sujeto acusado de robar
    constantemente en asentamiento humano Vía Sur, de Nuevo Chimbote. De
    acuerdo a información recabada, un grupo de vecinos de la zona atraparon
    infraganti al presunto ladrón, quien fue identificado como José Andrés Castillo
    Otiniano (21).

    Las autoridades llegaron cuando el hombre, después de haber sido golpeado por
    los moradores, estaba a punto de ser prendido en llamas.

    “Es la tercera casa a la que se ha metido. Este señor se ha metido a mi casa, se
    ha llevado dos laptops y juego de llaves. Se ha metido a la casa de la señora y se
    ha llevado su laptop y su billetera con sus documentos. No es la primera vez, ya
    le hemos advertido. Es terco”, precisó uno de los vecinos.

    Una vez capturado por los vecinos, ellos mismos procedieron a atarle manos y
    pies, y le rociaron gasolina con la firme convicción de quemarlo vivo. Fue en esas
    circunstancias que llegaron los serenos del sector para auxiliarlo, trasladándolo
    luego a la comisaría de Buenos Aires, donde los vecinos también acudieron para
    entablar la denuncia correspondiente.

    Agentes de Serenazgo salvaron la vida de un sujeto acusado de robar
    constantemente en asentamiento humano Vía Sur, de Nuevo Chimbote. De
    acuerdo a información recabada, un grupo de vecinos de la zona atraparon
    infraganti al presunto ladrón, quien fue identificado como José Andrés Castillo
    Otiniano (21).

    Las autoridades llegaron cuando el hombre, después de haber sido golpeado por
    los moradores, estaba a punto de ser prendido en llamas.

    “Es la tercera casa a la que se ha metido. Este señor se ha metido a mi casa, se
    ha llevado dos laptops y juego de llaves. Se ha metido a la casa de la señora y se
    ha llevado su laptop y su billetera con sus documentos. No es la primera vez, ya
    le hemos advertido. Es terco”, precisó uno de los vecinos.

    Una vez capturado por los vecinos, ellos mismos procedieron a atarle manos y
    pies, y le rociaron gasolina con la firme convicción de quemarlo vivo. Fue en esas
    circunstancias que llegaron los serenos del sector para auxiliarlo, trasladándolo
    luego a la comisaría de Buenos Aires, donde los vecinos también acudieron para
    entablar la denuncia correspondiente.

    Más recientes