19.2 C
Lima
Viernes, Diciembre 4, 2020

Viva la Policía Nacional

IVÁN TORRES LA TORRE

¡Viva la policía nacional! Es lo que tenemos que decir todos los peruanos, pues esta institución histórica del país viene siendo maltratada hace mucho tiempo y no solo eso, sino que además se pretende menoscabar la dignidad de sus elementos, abandonándola económica y legalmente.

En los últimos días hemos visto la falta de sentido común de un juez del norte del país, quien ha dictado prisión preventiva contra el suboficial PNP Elvis Miranda Roja,s de 24 años, por supuestamente haber cometido el delito de homicidio en contra de un delincuente durante una persecución policial. Esto es lo que sucede, repito, cuando se pierde el sentido común al momento de tomar decisiones.

¡Es inaudito! En nuestro país se castiga el deber cumplido. Este valeroso policía cumplió con su protocolo de intervención, es decir, perseguir al delincuente, expresar la voz de alto, disparar al aire en señal de advertencia y finalmente, usar su arma de reglamento para abatir al miserable delincuente.

Los famosos defensores de los derechos humanos y los legalistas saldrán a decir “uso desproporcionado del arma de fuego”. Entonces yo me pregunto ¿Cómo tiene que actuar la policía nacional frente a la delincuencia que todos los días roba, asesina, viola, rompe lunas de los autos, entra a los restaurantes y asaltan a todos los comensales, se suben a los buses, ingresan a centros comerciales a causar daños materiales y a robar? Les pregunto nuevamente ¿qué tiene que hacer un policía? ¿gritar? ¿tirar piedras? ¿llamar a otro policía?  ¡ja,ja,ja!

¡Por ventura! en los famosos Estados Unidos de Norteamérica, las intervenciones policiales son de inmediato. Los policías son condecorados en sus respectivos condados. Por ejemplo, en una ciudad sumamente violenta como Nueva York, la policía tiene intervenciones diarias con armas de fuego en defensa de todos los ciudadanos, claro está, cumpliendo su protocolo de intervención, como lo hizo el joven policía peruano Elvis Miranda Rojas, quien estaba en ejercicio de sus funciones, vistiendo su uniforme mientras hacía patrullaje con otros camaradas de armas del Escuadrón Verde.

Simplemente ¿saben lo que sucede? Hay ideologías que están haciendo tanto daño al país, que en muchos casos no nos damos cuenta que preferimos el anarquismo, el desorden, el caos y la febril defensa de los derechos de terroristas, delincuentes, violadores, feminicidas; esto deja la sensación que ya no hay principio de autoridad, que no debemos respetar a nadie y que cada uno hace lo que le da la gana; la moda es cuestionar cada vez que se hace ejercicio del principio de autoridad.

Finalmente, este estado de cosas no puede seguir. Felicito al suboficial Elvis Miranda Rojas. Felicito  al señor General José Lavalle Santa Cruz, por haberse manifestado públicamente y de manera inmediata en defensa del joven policía de 24 años y por el respaldo que ha ofrecido a todos los camaradas policías peruanos, cada vez que tengan que intervenir exponiendo su vida en defensa de todos nosotros. Hasta la próxima semana.

IVÁN TORRES LA TORRE

¡Viva la policía nacional! Es lo que tenemos que decir todos los peruanos, pues esta institución histórica del país viene siendo maltratada hace mucho tiempo y no solo eso, sino que además se pretende menoscabar la dignidad de sus elementos, abandonándola económica y legalmente.

En los últimos días hemos visto la falta de sentido común de un juez del norte del país, quien ha dictado prisión preventiva contra el suboficial PNP Elvis Miranda Roja,s de 24 años, por supuestamente haber cometido el delito de homicidio en contra de un delincuente durante una persecución policial. Esto es lo que sucede, repito, cuando se pierde el sentido común al momento de tomar decisiones.

¡Es inaudito! En nuestro país se castiga el deber cumplido. Este valeroso policía cumplió con su protocolo de intervención, es decir, perseguir al delincuente, expresar la voz de alto, disparar al aire en señal de advertencia y finalmente, usar su arma de reglamento para abatir al miserable delincuente.

Los famosos defensores de los derechos humanos y los legalistas saldrán a decir “uso desproporcionado del arma de fuego”. Entonces yo me pregunto ¿Cómo tiene que actuar la policía nacional frente a la delincuencia que todos los días roba, asesina, viola, rompe lunas de los autos, entra a los restaurantes y asaltan a todos los comensales, se suben a los buses, ingresan a centros comerciales a causar daños materiales y a robar? Les pregunto nuevamente ¿qué tiene que hacer un policía? ¿gritar? ¿tirar piedras? ¿llamar a otro policía?  ¡ja,ja,ja!

¡Por ventura! en los famosos Estados Unidos de Norteamérica, las intervenciones policiales son de inmediato. Los policías son condecorados en sus respectivos condados. Por ejemplo, en una ciudad sumamente violenta como Nueva York, la policía tiene intervenciones diarias con armas de fuego en defensa de todos los ciudadanos, claro está, cumpliendo su protocolo de intervención, como lo hizo el joven policía peruano Elvis Miranda Rojas, quien estaba en ejercicio de sus funciones, vistiendo su uniforme mientras hacía patrullaje con otros camaradas de armas del Escuadrón Verde.

Simplemente ¿saben lo que sucede? Hay ideologías que están haciendo tanto daño al país, que en muchos casos no nos damos cuenta que preferimos el anarquismo, el desorden, el caos y la febril defensa de los derechos de terroristas, delincuentes, violadores, feminicidas; esto deja la sensación que ya no hay principio de autoridad, que no debemos respetar a nadie y que cada uno hace lo que le da la gana; la moda es cuestionar cada vez que se hace ejercicio del principio de autoridad.

Finalmente, este estado de cosas no puede seguir. Felicito al suboficial Elvis Miranda Rojas. Felicito  al señor General José Lavalle Santa Cruz, por haberse manifestado públicamente y de manera inmediata en defensa del joven policía de 24 años y por el respaldo que ha ofrecido a todos los camaradas policías peruanos, cada vez que tengan que intervenir exponiendo su vida en defensa de todos nosotros. Hasta la próxima semana.

Más recientes