667 negocios saqueados y quemados en protestas

0
956

Entre ellos 4 hoteles del centro de Santiago, así como 70 estaciones del metro

Los medios chilenos reportaron al desarrollarse este jueves el séptimo día de protestas, en el centro de Santiago de Chile, que 667 establecimientos comerciales fueron saqueados, incendiados y destruidos, entre ellos 4 hoteles, supermercados, farmacias, a la que vez insistieron en precisar que solo se han registrado 18 fallecidos y no 42 como lo reportó la CIDH.

El informe advierte que en el caso del Metro de Santiago los daños son gigantescos debido al incendio y destrucción de 78 estaciones, 3 vagones completamente destruidos, otros tres con graves daños, a resultas de los cuáles las líneas más afectadas son la 4 y 4A que van hacia el sur oriente de Santiago, y que las pérdidas en este rubro ascienden a US 300 millones.

También se ha señalado que la destrucción de todos este conjunto de negocios y servicios determinarían el desempleo de por lo menos 30 mil personas.

Otro pedido de perdón

En la maratón de autocríticas por parte de las autoridades del gobierno, se añadió este jueves la del ministro de Economía, Juan Andrés Fontaine, quién también pidió perdón por las declaraciones que hizo sobre el aumento del precio del metro en Santiago, al pedir que la gente madrugue para tomar el metro y será ayudado con el pago de una tarifa más baja.

Fontaine, en  efecto, el pasado ocho de octubre, cuando se anunció el alza de la tarifa del metro en hora punta, afirmó: “El que madrugue será ayudado, de manera que alguien que sale más temprano y toma el metro a las siete de la mañana tiene la posibilidad de una tarifa más baja que la de hoy”.

Indignación

Este jueves emulando a su jefe, el presidente Sebastián Piñera, que fue el primero en pedir perdón por no haber tenido la visión política de esta crisis social y económica, Fontaine dijo: “Humildemente pido perdón”, en una rueda de prensa, en la que anunció que había puesto su “cargo a disposición del presidente de la República”.

La frase de Fontaine indignó a gran parte de la población en una ciudad en la que tres de sus seis millones de habitantes utilizan cada día ese medio de transporte, que actualmente cuesta 800 pesos e iba a costar en el futuro 830 pesos (equivalente a 4.20 soles), pero el alza fue anulada por Piñera luego del estallido de las protestas.