More

    Áncash: Construyen monumento a enfermeras

    El monumento es el más grande del mundo en su clase, incluso superando al construido en Italia.

    Los datos aseguran que en Perú han fallecido 87 profesionales de enfermería debido al COVID-19. De la misma manera, se han contagiado alrededor de 6,000 enfermeros. Todos y cada uno de ellos luchando a favor de la ciudadanía y ejerciendo su pasión a esta profesión. Es por ello que, en el distrito de Nuevo Chimbote, provincia del Santa, región Áncash; se ha edificado el monumento más grande de todo el país en honor a los enfermeros y enfermeras.

    El decano de la orden profesional de Áncash, Miguel Ponce, destacó el compromiso asumido por las enfermeras y enfermeros durante la pandemia. “Muchos se contagiaron, fueron a guardar su cuarentena y cumplido los 14 días de aislamiento retornaron para seguir dando batalla a la enfermedad, eso es destacable”, subrayó. “Nunca antes ha habido un monumento para la enfermera a pesar de ser la primera línea. Somos la columna vertebral del sistema sanitario”, mencionó por su parte la decana nacional de los enfermeros, Liliana La Rosa.

    Cabe precisar que, el monumento que se develó hoy en Nuevo Chimbote constituye uno de los más grandes del mundo hasta el momento. Anteriormente, en Italia se levantó uno que medía 6 metros, pero el de la ciudad ancashina supera los 7 metros y medio.

    El monumento es el más grande del mundo en su clase, incluso superando al construido en Italia.

    Los datos aseguran que en Perú han fallecido 87 profesionales de enfermería debido al COVID-19. De la misma manera, se han contagiado alrededor de 6,000 enfermeros. Todos y cada uno de ellos luchando a favor de la ciudadanía y ejerciendo su pasión a esta profesión. Es por ello que, en el distrito de Nuevo Chimbote, provincia del Santa, región Áncash; se ha edificado el monumento más grande de todo el país en honor a los enfermeros y enfermeras.

    El decano de la orden profesional de Áncash, Miguel Ponce, destacó el compromiso asumido por las enfermeras y enfermeros durante la pandemia. “Muchos se contagiaron, fueron a guardar su cuarentena y cumplido los 14 días de aislamiento retornaron para seguir dando batalla a la enfermedad, eso es destacable”, subrayó. “Nunca antes ha habido un monumento para la enfermera a pesar de ser la primera línea. Somos la columna vertebral del sistema sanitario”, mencionó por su parte la decana nacional de los enfermeros, Liliana La Rosa.

    Cabe precisar que, el monumento que se develó hoy en Nuevo Chimbote constituye uno de los más grandes del mundo hasta el momento. Anteriormente, en Italia se levantó uno que medía 6 metros, pero el de la ciudad ancashina supera los 7 metros y medio.

    Más recientes