More

    Apurímac: Sujeto es condenado por ultrajar y asesinar a dos niñas 

    El imputado, había violado, asesinado y enterrado a dos niñas. Tras dos años del crimen, el Poder Judicial ordenó cadena perpetua.  

    El poder Judicial de Apurímac sentenció a cadena perpetua a sujeto identificado como Michael Oscco Quispe, quien secuestró y asesinó a dos niñas. 

    El hombre fue capturado por la Policía, el 12 de mayo del 2019. De ese entonces, la familia de las dos menores de edad lucharon hasta poder encontrar justicia. 

    La orden estuvo a cargo del fiscal Hernán Warthon Quintanilla, de la segunda Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Andahuaylas, quien dictó condena a Ossco, al demostrarse culpabilidad gracias a las pruebas contundentes. 

    En primera instancia, el sentenciado negó haber cometido los hechos y mencionó pistas falsas sobre el cuerpo de una de sus víctimas al cual había desaparecido. Además, inventó nombres de supuestos cómplices. 

    El hecho ocurrió, el 3 de mayo del 2019, cuando se reportó la desaparición de una menor de 11 años, quién salió de su vivienda para vender gelatinas, pero nunca retornó. Tras una exhaustiva búsqueda, ocho días después el padre de la pequeña con la ayuda de los pobladores del sector halló el cadáver de su hija. 

    La identidad del hombre que interceptó a la menor se dio a conocer a través de las cámaras de seguridad. También conocido como el Monstruo de Andahuaylas, siendo capturado días después en su vivienda. Al ser interrogado por la policía, confesó su delito y reveló haber realizado lo mismo con otra niña. 

    Por último, se trataría de una menor de 10 años, quien desapareció desde el 8 de mayo. El Monstruo de Andahuaylas indicó a los agentes donde había enterrado el cuerpo de la menor. 

      

      

     

    El imputado, había violado, asesinado y enterrado a dos niñas. Tras dos años del crimen, el Poder Judicial ordenó cadena perpetua.  

    El poder Judicial de Apurímac sentenció a cadena perpetua a sujeto identificado como Michael Oscco Quispe, quien secuestró y asesinó a dos niñas. 

    El hombre fue capturado por la Policía, el 12 de mayo del 2019. De ese entonces, la familia de las dos menores de edad lucharon hasta poder encontrar justicia. 

    La orden estuvo a cargo del fiscal Hernán Warthon Quintanilla, de la segunda Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Andahuaylas, quien dictó condena a Ossco, al demostrarse culpabilidad gracias a las pruebas contundentes. 

    En primera instancia, el sentenciado negó haber cometido los hechos y mencionó pistas falsas sobre el cuerpo de una de sus víctimas al cual había desaparecido. Además, inventó nombres de supuestos cómplices. 

    El hecho ocurrió, el 3 de mayo del 2019, cuando se reportó la desaparición de una menor de 11 años, quién salió de su vivienda para vender gelatinas, pero nunca retornó. Tras una exhaustiva búsqueda, ocho días después el padre de la pequeña con la ayuda de los pobladores del sector halló el cadáver de su hija. 

    La identidad del hombre que interceptó a la menor se dio a conocer a través de las cámaras de seguridad. También conocido como el Monstruo de Andahuaylas, siendo capturado días después en su vivienda. Al ser interrogado por la policía, confesó su delito y reveló haber realizado lo mismo con otra niña. 

    Por último, se trataría de una menor de 10 años, quien desapareció desde el 8 de mayo. El Monstruo de Andahuaylas indicó a los agentes donde había enterrado el cuerpo de la menor. 

      

      

     

    Más recientes