¡Atención! Muerte por contaminación ambiental va en aumento

por | Feb 12, 2020 | Medio Ambiente

La contaminación ambiental mata tres veces a más personas que el virus del SIDA.

La contaminación ambiental mata tres veces a más personas que el virus del SIDA, la tuberculosis y la malaria combinados, según nuevas estimaciones. Pero, la paradoja es que, si bien es una de las principales causas de muerte, es un problema desatendido por los gobiernos en la mayor parte del mundo.

La contaminación ambiental causa cada año 800.000 muertes prematuras en Europa, el doble de lo hasta ahora estimado por la Agencia Europa del Medioambiente, y acorta la esperanza de vida de los europeos en 2,2 años. La situación en el resto del planeta no es más halagüeña: la cifra de muertes provocadas por la polución del aire se eleva a 8,8 millones de personas, en comparación con los 4,5 millones calculados por la Organización Mundial de la Salud. La mayoría de esas muertes prematuras se producen por enfermedades cardiovasculares. Respirar aire contaminado provoca más muertes que el tabaco.

Son algunas de las conclusiones principales arrojadas por un estudio liderado por investigadores alemanes y publicado en la revista European Heart Journal que alerta de que el impacto de la polución del aire sobre la salud humana está subestimado e insta a gobiernos y agencias públicas a establecer políticas eficaces para reemplazar los combustibles fósiles, que son el principal factor de contaminación del aire, por energías limpias renovables.

“La contaminación ambiental causa más muertes prematuras al año que el tabaco, que la Organización Mundial de la Salud (OMS) estimó responsable de 7,2 millones de muertes en 2015. Fumar es evitable pero la contaminación ambiental no”, afirma Thomas Münzel, investigador del Departamento de Cardiología de la Centro Médico Universitario de Mainz, en Alemania, y coautor del estudio.

En todo el mundo, la contaminación del aire es responsable de 120 muertes prematuras por cada 100.000 habitantes al año. Europa supera este ratio, alcanzando los 133 fallecimientos, debido a una combinación de mala calidad del aire sumada a una densa población, “lo que conduce a una exposición que se encuentra entre las más altas del mundo”, explica Jos Lelieveld, uno de los autores del estudio del instituto Max-Plank de Química en Mainz.

La investigación muestra tasas de mortalidad “particularmente altas en los países de Europa oriental, como Bulgaria, Croacia, Rumanía y Ucrania, con más de 200 por año por 100.000 habitantes”, a pesar de que la calidad del aire que respiran “no es mucho peor que en Europa occidental”. Los investigadores apuntan a una atención médica menos avanzada y a una esperanza de vida generalmente menos alta. En esa Europa más desarrollada, Alemania cosecha el peor resultado con 154 muertes, lo que implica una reducción de 2,4 años en la esperanza de vida; seguida por Italia con 136; Polonia con 150; Francia con 105 y Reino Unido con 98.

Ya no hace falta fumar para inhalar aire letal. La contaminación atmosférica, hoy en día, mata más gente que el tabaco.