Bolivia retira reconocimiento a “república árabe saharaui democrática” y rompe todos sus vínculos

0
300

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia, ha anunciado a través de un comunicado publicado en su página oficial, suspender su reconocimiento a la República Árabe Saharaui Democrática “RASD” y romper todos sus vínculos con dicha entidad.

A este respecto, Bolivia, ha afirmado que adoptara el principio de una neutralidad constructiva sobre el conflicto artificial en torno al Sahara marroquí y ha subrayado su compromiso de apoyar los esfuerzos desplegados en el marco de las Naciones Unidas y de la comunidad internacional a fin de alcanzar una solución política justa, duradera y mutuamente aceptable conforme a los principios y propósitos de la Carta de las Naciones Unidas.

Bolivia ha destacado el interés expresado por el Reino de Marruecos por su situación política y saludó el reconocimiento manifestado al Gobierno Constitucional de la Presidenta de Bolivia, Jeanine Añez Chávez, por las medidas adoptadas cuyo propósito fundamental es restablecer la seguridad y la estabilidad en el país y llevar a cabo las elecciones democráticas e inclusivas a realizarse en la gestión 2020.

Bolivia y el Reino de Marruecos, según el comunicado, coinciden en el propósito de fortalecer sus relaciones bilaterales, en base a los principios del respeto mutuo, de soberanía e integridad territorial, la no agresión, la no interferencia en los asuntos internos de cada uno, la igualdad, el beneficio mutuo y la coexistencia pacífica, así como desarrollar y profundizar las relaciones de amistad, una asociación sólida y una solidaridad plena y activa entre ambos países.

En el marco de la buena voluntad y vecindad de los pueblos, el Estado Plurinacional de Bolivia exhorta a las partes, efectuar el uso de todos los mecanismos de diálogo y de diplomacia a fin de resolver la situación lo antes posible, y hace un llamado a la Comunidad Internacional y a los Estados miembros de la Unión del Magreb Árabe para redoblar los esfuerzos que permitan lograr la estabilidad y la seguridad de la región del Sahel.

Finalmente, se destaca la importancia de fortalecer la cooperación Sur-Sur entre ambos países, en un nuevo marco de relaciones internacionales en el que prime la cooperación, el respeto y el equilibrio entre los dos Estados.

La adopción de dicha posición por parte de Bolivia es el fruto de intensos y fructíferos intercambios entre los ministerios de Asuntos Exteriores de ambos países, desde la llegada del nuevo Gobierno de la Presidenta Jeanine Añez Chávez en noviembre de 2019. Esta decisión confirma la dinámica positiva que distingue las relaciones entre el Reino de Marruecos y todos los países del continente sudamericano.

Esta decisión es un nuevo golpe que acentúa el aislamiento de los separatistas del frente polisario en la escena internacional, así como regional tras los recientes retiros de reconocimiento a la pretendida “rasd” por parte de varios países que expresaron su apoyo a la Iniciativa Marroquí de Autonomía para las Provincias del Sur como Jamaica, Barbados, Surinam, El Salvador, entre otros.

Este apoyo explícito e inequívoco a la marroquinidad del Sáhara expresado por los países de América Latina y el Caribe muestra claramente que la tesis separatista está perdiendo fuerza y que la “rasd” ya no convence a nadie con su anticuado y estéril discurso ideológico.

A estas rupturas de los vínculos diplomáticos con la citada entidad ficticia se suman los reconocimientos expresos a la soberanía marroquí sobre sus Provincias del Sur con las aperturas de varias Representaciones Consulares en las ciudades de Laâyoune y Dajla.