More

    Brasil: protestas contra Bolsonaro y su gestión de la pandemia

    Caravanas de personas mostraron su insatisfacción por la gestión del presidente Jair Bolsonaro y el atraso en la vacunación.

    Miles de personas salieron a protestar en caravanas de vehículos y hasta en bicicletas para pedir la destitución del presidente Jair Bolsonaro. Asimismo, reclamaron el retraso en la campaña de vacunación, siendo uno de los países más golpeados por la pandemia.

    Unos 500 vehículos recorrieron la Explanada de los Ministerios y otras avenidas principales de Brasilia. Estos llamaban la atención con sus bocinas, banderas y carteles con mensajes como ‘Fora Bolsonaro’ (Fuera Bolsonaro).

    Asimismo, los asistentes protestaron contra el fin de la ayuda de emergencia con la que 68 millones de brasileños, casi un tercio de la población, logró sobrellevar de abril hasta finales de diciembre los terribles efectos de la pandemia.

    Manifestaciones iguales, con caravanas de cientos de coches, también se pudieron observar en varias ciudades del país, como Río de Janeiro y Sao Paulo.

    En varias ocasiones, el Jefe de Estado minimizó la pandemia e incluso la llamó “gripecita”. Asimismo, cuestionó la eficacia de las vacunas y recomendó “tratamiento precoces” con medicamentos cuya efectivad no había sido probada. Además, criticó las medidas como el distanciamiento social y uso de mascarillas.

    El gobierno de Bolsonaro es blanco de criticas por errores en su gestión y el retraso en la vacunación. Esta última, empezó después que otros países y con varios problemas en su organización.

    Cabe indicar que las manifestaciones de este sábado se convocaron en redes sociales por partidos de izquierda, centrales sindicales y las poderosas coaliciones Frente Brasil Popular y Pueblo Sin Miedo. Estas reúnen organizaciones sociales como el Movimiento de los Sin Tierra (MST) y la Unión Nacional de los Estudiantes (UNE).

    Estas manifestaciones continuarán este domingo, organizada por organizaciones de derecha, como el Movimiento Brasil Livre (MBL) y Vem Para Rua (Ven a la calle), que en su momento apoyaron la llegada al poder de Bolsonaro en 2019.

    Según un sondeo del Instituto Datafolha, la aprobación del mandatario ha caído abruptamente, donde el índice de rechazo de Bolsonaro llega a 51% entre las personas que temen contagiarse con el coronavirus.

    Cabe señalar que la segunda ola en Brasil está dejando más de mil muertos por día. Donde en Manaos, capital del estado de Amazonas, los hospitales ya no cuenta con camas para cuidados intensivos; y varios han muertos asfixiados por la escasez de oxígeno.

    Caravanas de personas mostraron su insatisfacción por la gestión del presidente Jair Bolsonaro y el atraso en la vacunación.

    Miles de personas salieron a protestar en caravanas de vehículos y hasta en bicicletas para pedir la destitución del presidente Jair Bolsonaro. Asimismo, reclamaron el retraso en la campaña de vacunación, siendo uno de los países más golpeados por la pandemia.

    Unos 500 vehículos recorrieron la Explanada de los Ministerios y otras avenidas principales de Brasilia. Estos llamaban la atención con sus bocinas, banderas y carteles con mensajes como ‘Fora Bolsonaro’ (Fuera Bolsonaro).

    Asimismo, los asistentes protestaron contra el fin de la ayuda de emergencia con la que 68 millones de brasileños, casi un tercio de la población, logró sobrellevar de abril hasta finales de diciembre los terribles efectos de la pandemia.

    Manifestaciones iguales, con caravanas de cientos de coches, también se pudieron observar en varias ciudades del país, como Río de Janeiro y Sao Paulo.

    En varias ocasiones, el Jefe de Estado minimizó la pandemia e incluso la llamó “gripecita”. Asimismo, cuestionó la eficacia de las vacunas y recomendó “tratamiento precoces” con medicamentos cuya efectivad no había sido probada. Además, criticó las medidas como el distanciamiento social y uso de mascarillas.

    El gobierno de Bolsonaro es blanco de criticas por errores en su gestión y el retraso en la vacunación. Esta última, empezó después que otros países y con varios problemas en su organización.

    Cabe indicar que las manifestaciones de este sábado se convocaron en redes sociales por partidos de izquierda, centrales sindicales y las poderosas coaliciones Frente Brasil Popular y Pueblo Sin Miedo. Estas reúnen organizaciones sociales como el Movimiento de los Sin Tierra (MST) y la Unión Nacional de los Estudiantes (UNE).

    Estas manifestaciones continuarán este domingo, organizada por organizaciones de derecha, como el Movimiento Brasil Livre (MBL) y Vem Para Rua (Ven a la calle), que en su momento apoyaron la llegada al poder de Bolsonaro en 2019.

    Según un sondeo del Instituto Datafolha, la aprobación del mandatario ha caído abruptamente, donde el índice de rechazo de Bolsonaro llega a 51% entre las personas que temen contagiarse con el coronavirus.

    Cabe señalar que la segunda ola en Brasil está dejando más de mil muertos por día. Donde en Manaos, capital del estado de Amazonas, los hospitales ya no cuenta con camas para cuidados intensivos; y varios han muertos asfixiados por la escasez de oxígeno.

    Más recientes