Chile: Unicef “preocupada” por la situación de los inmigrantes

Tras la violenta marcha en Chile contra los migrantes, Unicef pide al Estado que garantice y proteja los derechos de los niños migrantes.

por | Sep 26, 2021 | Internacional

Tras la violenta marcha en Chile contra los migrantes, Unicef pide al Estado que garantice y proteja los derechos de los niños migrantes.

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) se muestra “preocupada” por la situación que tuvieron que atravesar cientos de niños migrantes que se encuentran en Iquique, ciudad ubicada en el norte de Chile. Esto tras las violentas protestas que tuvieron lugar el sábado y que acabo con la quema de pertenencias de personas extranjeras.

«Unicef manifiesta su preocupación por la situación que están viviendo niños, niñas y adolescentes inmigrantes en Iquique y pide al Estado garantizar y proteger sus derechos, cumpliendo de esta manera con los tratados internacionales suscritos por el país», manifestó la organización internacional por medio de una declaración.

Esta marcha violenta se produjo en la ciudad de Iquique, ubicada en la costa norte del país. Se pudo ver como a lo largo de la mañana se desplegó una marcha «antimigración» que lamentablemente acabó con agresiones hacia personas extranjeras: un grupo quemó carpas, coches, ropa y otros elementos que pertenecían a aquellas personas que dormían en la calle a la espera de poder regularizar su situación migratoria.

Centenares se manifiestan contra migrantes en norte de Chile - San Diego  Union-Tribune en Español

Felipe González, relator especial sobre los derechos humanos de los migrantes de la ONU, calificó los actos que se produjeron en Chile como una «inadmisible humillación». «El discurso xenófobo, asimilando migración a delincuencia, que por desgracia se ha ido volviendo cada vez más frecuente en Chile, alimenta esta clase de barbarismo», expresó.

Actualmente son 3.500 los migrantes que se encuentran varados en las calles de la ciudad de Iquique. Se sabe que la mayoría de ellos ingresaron a Chile por rutas no habilitadas en la frontera y cruzaron hacia la costa.

Todas estas personas llegan desde Venezuela, en busca de nuevas oportunidades en Chile, oportunidades que no pueden encontrar en su país dada la situación por la que actualmente está atravesando. Entre las restricciones sanitarias, la política migratoria y su escasez de recursos económicos muchos de ellos no han podido continuar el viaje por el país, durmiendo en albergues o en campamentos improvisados en las calles.

 

Fuente: EFE.