More

    China lanza primera misión tripulada para construcción de estación espacial

    China lanzó hoy jueves la nave espacial tripulada Shenzhou-12, la cual transporta tres astronautas hacia el módulo central de la estación espacial Tianhe para una misión que durará tres meses.

    La nave espacial, sobre un cohete portador Gran Marcha-2F, fue lanzada desde el Centro de Lanzamiento de Satélites de Jiuquan, en el desierto de Gobi, en el noroeste de China.

    Es la séptima misión tripulada de China al espacio y la primera durante la construcción de la estación espacial, según informó la Agencia de Vuelos Espaciales Tripulados de China (CMSA, siglas en inglés). También es la primera en casi cinco años desde la última misión tripulada realizada por el país asiático.

    Los tres astronautas son el líder Nie Haisheng, de 56 años, que participó en la misión Shenzhou-6 y en la misión Shenzhou-10; Liu Boming, de 54 años, que formó parte en la misión Shenzhou-7; y Tang Hongbo, de 45 años, que se encuentra en su primera misión espacial.

    Se prevé establecer un nuevo récord para la duración de una misión espacial tripulada de China, superando los 33 días que alcanzó la tripulación de Shenzhou-11 en 2016.

    Tras entrar en órbita, la nave espacial Shenzhou-12 se acoplará con el módulo central de la estación orbital Tianhe, formando así un complejo con el módulo central y la nave de carga Tianzhou-2. Los astronautas permanecerán en el módulo central.

    El trabajo de los astronautas será más complicado y desafiante que en las misiones tripuladas anteriores, recalcó Hao Chun, director de la CMSA.

    En la misión Shenzhou-12, la tripulación completará cuatro tareas principales en órbita, según informó Ji Qiming, director asistente de la CMSA, en una rueda de prensa celebrada el miércoles en el centro de lanzamiento.

    Primero, operarán y administrarán el complejo, incluyendo la prueba en órbita del módulo Tianhe, la verificación de los sistemas de reciclaje y de soporte vital, la prueba y el entrenamiento de operación del brazo robótico, y el manejo de materiales y desechos.

    Segundo, trasladarán, montarán y probarán trajes espaciales extravehiculares y realizarán dos actividades extravehiculares, incluyendo el montaje de una caja de herramientas extravehicular, el levantamiento de la cámara panorámica y la instalación de juegos de bombas extendidos.

    Tercero, llevarán a cabo experimentos de ciencia espacial y experimentos tecnológicos, así como actividades de divulgación pública.

    Cuarto, estarán a cargo de su propia salud a través del cuidado de las actividades de la vida diaria, el ejercicio físico y el monitoreo y la evaluación regulares de su propio estado de salud.

    China lanzó el módulo central de la estación espacial Tianhe el 29 de abril y la nave de carga Tianzhou-2 el 29 de mayo. Ambos completaron un encuentro y acoplamiento dirigido por computadora el 30 de mayo, esperando la primera misión tripulada para desempacar la carga.

    Según la Academia de Tecnología Espacial de China (CAST, siglas en inglés), Tianzhou-2 entregó a fines de mayo más de 160 paquetes grandes y pequeños, incluyendo suministros para astronautas y equipos de ciencia espacial.

    La nave de carga Tianzhou-3 y la nave espacial tripulada Shenzhou-13 también serán lanzadas a finales de este año para acoplarse con Tianhe, y otros tres astronautas comenzarán su estadía de seis meses en órbita, según explicó la CMSA.

    Después de las cinco misiones de lanzamiento de este año, China planea realizar seis misiones más en 2022, incluyendo el lanzamiento de los módulos de laboratorio Wentian y Mengtian, dos naves espaciales de carga y dos naves espaciales tripuladas, para completar la construcción de la estación espacial.

    China lanzó hoy jueves la nave espacial tripulada Shenzhou-12, la cual transporta tres astronautas hacia el módulo central de la estación espacial Tianhe para una misión que durará tres meses.

    La nave espacial, sobre un cohete portador Gran Marcha-2F, fue lanzada desde el Centro de Lanzamiento de Satélites de Jiuquan, en el desierto de Gobi, en el noroeste de China.

    Es la séptima misión tripulada de China al espacio y la primera durante la construcción de la estación espacial, según informó la Agencia de Vuelos Espaciales Tripulados de China (CMSA, siglas en inglés). También es la primera en casi cinco años desde la última misión tripulada realizada por el país asiático.

    Los tres astronautas son el líder Nie Haisheng, de 56 años, que participó en la misión Shenzhou-6 y en la misión Shenzhou-10; Liu Boming, de 54 años, que formó parte en la misión Shenzhou-7; y Tang Hongbo, de 45 años, que se encuentra en su primera misión espacial.

    Se prevé establecer un nuevo récord para la duración de una misión espacial tripulada de China, superando los 33 días que alcanzó la tripulación de Shenzhou-11 en 2016.

    Tras entrar en órbita, la nave espacial Shenzhou-12 se acoplará con el módulo central de la estación orbital Tianhe, formando así un complejo con el módulo central y la nave de carga Tianzhou-2. Los astronautas permanecerán en el módulo central.

    El trabajo de los astronautas será más complicado y desafiante que en las misiones tripuladas anteriores, recalcó Hao Chun, director de la CMSA.

    En la misión Shenzhou-12, la tripulación completará cuatro tareas principales en órbita, según informó Ji Qiming, director asistente de la CMSA, en una rueda de prensa celebrada el miércoles en el centro de lanzamiento.

    Primero, operarán y administrarán el complejo, incluyendo la prueba en órbita del módulo Tianhe, la verificación de los sistemas de reciclaje y de soporte vital, la prueba y el entrenamiento de operación del brazo robótico, y el manejo de materiales y desechos.

    Segundo, trasladarán, montarán y probarán trajes espaciales extravehiculares y realizarán dos actividades extravehiculares, incluyendo el montaje de una caja de herramientas extravehicular, el levantamiento de la cámara panorámica y la instalación de juegos de bombas extendidos.

    Tercero, llevarán a cabo experimentos de ciencia espacial y experimentos tecnológicos, así como actividades de divulgación pública.

    Cuarto, estarán a cargo de su propia salud a través del cuidado de las actividades de la vida diaria, el ejercicio físico y el monitoreo y la evaluación regulares de su propio estado de salud.

    China lanzó el módulo central de la estación espacial Tianhe el 29 de abril y la nave de carga Tianzhou-2 el 29 de mayo. Ambos completaron un encuentro y acoplamiento dirigido por computadora el 30 de mayo, esperando la primera misión tripulada para desempacar la carga.

    Según la Academia de Tecnología Espacial de China (CAST, siglas en inglés), Tianzhou-2 entregó a fines de mayo más de 160 paquetes grandes y pequeños, incluyendo suministros para astronautas y equipos de ciencia espacial.

    La nave de carga Tianzhou-3 y la nave espacial tripulada Shenzhou-13 también serán lanzadas a finales de este año para acoplarse con Tianhe, y otros tres astronautas comenzarán su estadía de seis meses en órbita, según explicó la CMSA.

    Después de las cinco misiones de lanzamiento de este año, China planea realizar seis misiones más en 2022, incluyendo el lanzamiento de los módulos de laboratorio Wentian y Mengtian, dos naves espaciales de carga y dos naves espaciales tripuladas, para completar la construcción de la estación espacial.

    Más recientes