China tiene arma hipersónica capaz de freir telecomunicaciones en 10 segundos

Mediante disparos de cohetes que volarían a 6 veces la velocidad del sonido y serían indetectables por sistemas de defensa

por | Sep 27, 2021 | Internacional

Mediante disparos de cohetes que volarían a 6 veces la velocidad del sonido y serían indetectables por sistemas de defensa

Un nuevo tipo de arma hipersónica ha sido propuesta por un equipo científico en China, especializado en cohetes capaz de exterminar las líneas de comunicación y de suministro eléctrico en solo diez segundos y de alcanzar objetivos de hasta 3.000 kilómetros, esta es aproximadamente la distancia que existe entre la costa oriental de China y Guam (EE.UU.).

De acuerdo al equipo de investigadores de la Academia China de Tecnología de Vehículos de Lanzamiento de Pekín, “estos cohetes volarían a seis veces la velocidad del sonido, y cubriría la citada distancia en 25 minutos”.

La diferencia con los misiles balísticos es que esta nueva arma evadiría los sistemas de alerta temprana que se basan en el espacio y, en simultáneo, utilizarían tecnología de sigilo activo a fin de no ser detectados por radares que están en tierra.

El ingeniero Sun Zheng y sus co-investigadores de la Academia China publicaron un artículo este mes en la revista nacional titulada Tactical Missile Technology, en donde señalan que las enérgicas ondas electromagnéticas producidas, “provocarían la quema efectiva de los dispositivos electrónicos clave de la red de información del objetivo en un radio de 2 km” y al explotar sobre el objetivo, no habría vidas en riesgo.

Sin cabeza nuclear

Las primeras armas de pulso electromagnético (PEM) necesitaban de una cabeza nuclear para generar la energía del pulso, pero esta nueva arma PEM hipersónica solo utilizará explosivos químicos.

La explosión química comprimiría un imán cargado eléctricamente nombrado: “generador de compresión de flujo”. Este convertiría la energía de choque en ráfagas cortas, pero extremadamente potentes de microondas.

Sun y sus co-investigadores aseguran que una de las principales ventajas de su nueva arma es que el enemigo no sabría que está en camino: “Cuando un objeto viaja por el aire a hipervelocidad, las moléculas de aire se ionizan por el calor y forman una fina capa de plasma sobre la superficie del objeto. La capa de plasma puede absorber las señales de radar, pero no todas”.