More

    Clases virtuales generan depresión en 70% de escolares

    Para la psicóloga, Ana de Mendoza, el cierre de las escuelas resulta mucho más perjudicial para los niños, niñas y adolescentes que la pandemia misma. 

    Desde el inicio de las clases presenciales se ha revelado que el 33% de los escolares han presentado problemas de salud mental. Una cifra que hasta la fecha se ha elevado al 70%, debido a que para la mayoría de niños, niñas y adolescentes asistir a su colegio significa compartir, aprender, jugar y reír; sin embargo, al no interactuar con sus compañeros de manera presencial pierden la motivación, se desconectan de sus estudios y llegan a un punto de presentar síntomas depresivos, según un estudio publicado por el Ministerio de Salud (Minsa) y UNICEF. 

    La Psicóloga, Ana de Mendoza, indica que el cierre de colegios resulta más perjudicial para los escolares que la pandemia misma. “Las consecuencias de ese cierre son muy negativas para su aprendizaje y bienestar. Los aprendizajes se desploman, las amistades se ponen en modo ‘stand by’, los hábitos de estudio se alteran, la interacción docente-alumno se despersonaliza y la salud mental se ve resentida. Y si a ello se suma las grandísimas dificultades o la imposibilidad de conectividad en zonas rurales y periurbanas, la ecuación se torna dramática”, precisa la especialista. 

     Asimismo, señala que para el retorno a clases de manera segura es importante la colaboración de los padres, madres, estudiantes y docentes“La decisión de volver a las escuelas no es fácil, pero sí necesaria. La evidencia muestra que los niños y niñas tienen tasas más bajas de infección, y que las escuelas no son lugares de alta transmisión, porque pueden cumplir con los protocolos sanitarios y la misma rigurosidad que otros espacios. Existen múltiples experiencias que indican cómo puede organizarse un retorno progresivo para minimizar las transmisiones”, enfatizó. 

      

     

    Para la psicóloga, Ana de Mendoza, el cierre de las escuelas resulta mucho más perjudicial para los niños, niñas y adolescentes que la pandemia misma. 

    Desde el inicio de las clases presenciales se ha revelado que el 33% de los escolares han presentado problemas de salud mental. Una cifra que hasta la fecha se ha elevado al 70%, debido a que para la mayoría de niños, niñas y adolescentes asistir a su colegio significa compartir, aprender, jugar y reír; sin embargo, al no interactuar con sus compañeros de manera presencial pierden la motivación, se desconectan de sus estudios y llegan a un punto de presentar síntomas depresivos, según un estudio publicado por el Ministerio de Salud (Minsa) y UNICEF. 

    La Psicóloga, Ana de Mendoza, indica que el cierre de colegios resulta más perjudicial para los escolares que la pandemia misma. “Las consecuencias de ese cierre son muy negativas para su aprendizaje y bienestar. Los aprendizajes se desploman, las amistades se ponen en modo ‘stand by’, los hábitos de estudio se alteran, la interacción docente-alumno se despersonaliza y la salud mental se ve resentida. Y si a ello se suma las grandísimas dificultades o la imposibilidad de conectividad en zonas rurales y periurbanas, la ecuación se torna dramática”, precisa la especialista. 

     Asimismo, señala que para el retorno a clases de manera segura es importante la colaboración de los padres, madres, estudiantes y docentes“La decisión de volver a las escuelas no es fácil, pero sí necesaria. La evidencia muestra que los niños y niñas tienen tasas más bajas de infección, y que las escuelas no son lugares de alta transmisión, porque pueden cumplir con los protocolos sanitarios y la misma rigurosidad que otros espacios. Existen múltiples experiencias que indican cómo puede organizarse un retorno progresivo para minimizar las transmisiones”, enfatizó. 

      

     

    Más recientes