17.9 C
Lima
Sábado, Diciembre 5, 2020

Colombia: Asciende a 13 las muertes en violentas protestas contra la brutalidad policial

Protestas iniciaron tras la muerte de un hombre a manos de policías durante una intervención en la capital de Colombia

Este último viernes se realizó la tercera jornada de protestas en Bogotá, Colombia. El asesinato del abogado Javier Ordoñes a manos de policías el pasado martes ha desatado violentas protestas que han dejado, hasta el momento, 13 muertes y más de 400 personas heridas

Según informan los medios, durante la protesta, los manifestantes dejaron decenas de puestos de policía destruidos y daños en vehículos de servicio público.

Además, intentaron incendiar el Comando de Acción Inmediata (CAI) de la Policía Nacional de Vila Luz, donde Ordoñez murió, por lo que el Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) de Colombia hizo uso de bombas aturdidoras y gases lacrimógenos para dispersarlos.

Lee también:  [Colombia finaliza su cuarentena en septiembre]

Asimismo, el diario colombiano “El Espectador” recogió las denuncias de ciudadanos que manifestaron que algunos agentes policiales se dieron la vuelta a la chaqueta de su uniforme y atacaron a los manifestantes.

Ante estos hechos, la alcaldesa de la ciudad, Claudia Lopez, aseguró que lo sucedido es una “auténtica masacre con los jóvenes” de Bogotá, por lo que ha solicitado una reforma estructural de la Policía para evitar que casos similares ocurran en un futuro.

En ese sentido, la alcaldesa convocó un acto de reconciliación y perdón para este domingo. “Bogotá necesita un acto de reconciliación, perdón, enmienda que reconstruya la confianza que es la base de la autoridad”, consideró.

El pasado martes, Bogotá fue escenario de un acto de abuso policial que terminó quitándole la vida a uno de sus ciudadanos. Javier Ordoñez de 42 años falleció en medio de una polémica intervención policial en la zona de Engativá. 

Según la Fiscalía colombiana, el hombre habría muerto por los impactos recibidos con una pistola táser que cargaban los policías. Además, un vídeo muestra cómo el hombre de 42 años pedía auxilio y reclamaba que no se le aplique más descargas eléctricas

 

Protestas iniciaron tras la muerte de un hombre a manos de policías durante una intervención en la capital de Colombia

Este último viernes se realizó la tercera jornada de protestas en Bogotá, Colombia. El asesinato del abogado Javier Ordoñes a manos de policías el pasado martes ha desatado violentas protestas que han dejado, hasta el momento, 13 muertes y más de 400 personas heridas

Según informan los medios, durante la protesta, los manifestantes dejaron decenas de puestos de policía destruidos y daños en vehículos de servicio público.

Además, intentaron incendiar el Comando de Acción Inmediata (CAI) de la Policía Nacional de Vila Luz, donde Ordoñez murió, por lo que el Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) de Colombia hizo uso de bombas aturdidoras y gases lacrimógenos para dispersarlos.

Lee también:  [Colombia finaliza su cuarentena en septiembre]

Asimismo, el diario colombiano “El Espectador” recogió las denuncias de ciudadanos que manifestaron que algunos agentes policiales se dieron la vuelta a la chaqueta de su uniforme y atacaron a los manifestantes.

Ante estos hechos, la alcaldesa de la ciudad, Claudia Lopez, aseguró que lo sucedido es una “auténtica masacre con los jóvenes” de Bogotá, por lo que ha solicitado una reforma estructural de la Policía para evitar que casos similares ocurran en un futuro.

En ese sentido, la alcaldesa convocó un acto de reconciliación y perdón para este domingo. “Bogotá necesita un acto de reconciliación, perdón, enmienda que reconstruya la confianza que es la base de la autoridad”, consideró.

El pasado martes, Bogotá fue escenario de un acto de abuso policial que terminó quitándole la vida a uno de sus ciudadanos. Javier Ordoñez de 42 años falleció en medio de una polémica intervención policial en la zona de Engativá. 

Según la Fiscalía colombiana, el hombre habría muerto por los impactos recibidos con una pistola táser que cargaban los policías. Además, un vídeo muestra cómo el hombre de 42 años pedía auxilio y reclamaba que no se le aplique más descargas eléctricas

 

Más recientes