Crónicas de un Juicio Penal: “El Caso de Villarán y su Entorno” (IX)

0
2584

“El Gran Jurado” (Parte 4): Argumentos de Cierre

Por: Edgardo Palomino Martínez / ¡TRES MIL SEISCIENTOS VEINTE MILLONES DE DÓLARES!!! En efecto, han leído bien, señores miembros del “Gran Jurado”: un estimado de US$3,620 Millones de Dólares (si usamos como valor constante los más de S/362 Millones recaudados por LAMSAC en el 2018) pagaríamos los limeños por concepto de peajes, hasta el año 2049, si el “Contrato de Concesión Línea Amarilla” no se ANULA!!!

¿Y por qué habría de anularse el contrato?

Porque, según el señor Alcalde de Lima, don Jorge Muñoz Wells, en declaraciones publicadas el 25 de julio de 2019, afirmó que “tras evaluar la conformación del contrato, se encontró “EVIDENTES ACTOS DE CORRUPCIÓN” en el contrato de concesión de Línea Amarilla, por lo que la Municipalidad Metropolitana de Lima (MML) solicitará la anulación, la misma que tendrá un costo de aproximadamente S/1,520 millones”.

¿Y cuáles serían aquellos documentos contractuales que habrían generado esta aberración de US$3,620 Millones de Dólares en gravísimo perjuicio de los limeños?

Pues serían el Acta-Contrato de 20 de mayo de 2011 formalizada en virtud de la Adenda N° 1 al “Contrato de Concesión Línea Amarilla” de fecha 13 de febrero de 2013.

¿Y quiénes se han arrogado la “Maternidad” y “Paternidad” del ActaContrato de 20 de mayo de 2011 formalizada en virtud de la Adenda N° 1 al “Contrato de Concesión Línea Amarilla” de fecha 13 de febrero de 2013?

La “maternidad” de los documentos contractuales arriba mencionados se la habría arrogado Marisa Glave Remy cuando, en marzo de 2016, así se lo habría admitido a Víctor Andrés García Belaúnde (Vitocho), en el programa que dirigía Mónica Delta, al señalar que ella fue la que “vio” la renegociación con OAS que culminó con la suscripción del Acta-Contrato de 20 de mayo de 2011 y de la Adenda N° 1 del “Contrato de Concesión de Línea Amarilla” y del “Proyecto Río Verde” (o Margen Izquierda del Río Rímac).

La “paternidad” se la arroga Augusto Rey Hernández de Agüero, quién en su hoja de vida, como experiencia laboral, señala que “… Entre el 2011 y 2012 coordiné el equipo a cargo de la implementación del proyecto Vía Parque Rímac [v.g. “Línea Amarilla”]. Con US$ 700 Millones de inversión privada, es el proyecto de infraestructura vial urbana más grande del país. En el 2011 elaboré la propuesta final para la renegociación del Contrato de Concesión [v.g. Acta-Contrato de 20 de mayo de 2011, formalizada en virtud de la Adenda N° 1 al “Contrato de Concesión Línea Amarilla” de fecha 13 de febrero de 2013], incrementando la inversión de US$ 540 millones al monto de la inversión actual…”.

¿Y cómo se vincula la renegociación del “Contrato de Concesión Línea Amarilla” con la investigación que se le sigue a Susana Villarán por los “aportes” para la “Campaña por el NO” recibidos de OAS, Odebrecht y Graña y Montero por la suma de US$ 7,2 millones?

El “aporte” de OAS ascendente a US$ 4 millones habría sido una “coima encubierta” para la suscripción de la Adenda N° 1 al “Contrato de Concesión Línea Amarilla”, de fecha 13 de febrero de 2013, para formalizar el Acta-Contrato de 20 de mayo de 2011; y, de esta manera asegurar la ampliación del plazo de la concesión de 30 a 40 años, lo que permitió a INVEPAR (de la que OAS era socia) vender a Vinci Highways la empresa concesionaria LAMSAC por una suma aproximada a US$1,700 millones.

¿Y cómo se vinculan Marisa Glave y Augusto Rey con la conformación y celebración del “Contrato de Concesión Nuevas Vías de Lima” suscrito por la MML con Odebrecht el 9 de enero de 2013?

En el caso de Marisa Glave cabe recor dar que ella presidió la Comisión Municipal de Desarrollo Urbano de la MML. Conforme al Art. 36° del Reglamento Interior del Concejo Metropolitano de Lima, corresponde a esta comisión dictaminar la procedencia de asuntos vinculados con la planificación metropolitana de vías e infraestructura urbana; habiendo ésta [la comisión] emitido los Dictámenes N° 040-2012-MML-CMDUVN y N° 104-2012-MML-CMDUVN favorables a Odebrecht, a los fines que se le adjudique la “Concesión Nuevas Vías de Lima” y se firme el contrato correspondiente.

En el caso de Augusto Rey, éste afirma en su hoja de vida que participó como asesor legal y político en la negociación del contrato de concesión por US$ 590 millones, que se firmó el 9 de enero de 2013. Ello, sin perjuicio de los cientos de correos entre él y los funcionarios de OAS que han sido revelados al público y acreditarían que Rey fungió como “bisagra” entre la MML y OAS.

¿Y cómo se vincula la conformación y celebración del “Contrato de Concesión Nuevas Vías de Lima” con la investigación que se le sigue a Susana Villarán por los “aportes” para la “Campaña por el NO” recibidos de OAS, Odebrecht y Graña y Montero por la suma de US$ 7,2 millones?

El “aporte” de Odebrecht ascendente a US$ 3 millones habría sido una “coima encubierta” para la suscripción del “Contrato de Concesión Nuevas Vías de Lima”, la que se llevó a cabo el 9 de enero de 2013, en la MML, a puerta cerrada y sin prensa, por propias órdenes del mismo Augusto Rey Hernández de Agüero.

¿Y cómo se vinculan Marisa Glave y Augusto Rey con la conformación y celebración del “Contrato de Concesión Vía expresa Sur” suscrito por la MML con Graña y Montero el 8 de agosto de 2013?

Como ya se ha señalado, en el caso de Marisa Glave cabe recordar que ella presidió la Comisión Municipal de Desarrollo Urbano de la MML. Conforme al Art. 36° del Reglamento Interior del Concejo Metropolitano de Lima, corresponde a esta comisión dictaminar la procedencia de asuntos vinculados con la planificación metropolitana de vías e infraestructura urbana; habiendo ésta [la comisión] emitido los Dictámenes N° 071-2012-MML-CMDUVN y N° 117-2012- MML-CMDUVN favorables a Graña y Montero, a los fines que se le adjudique la “Concesión Vía Expresa Sur” y se firme el contrato correspondiente.

En el caso de Augusto Rey, éste afirma en su hoja de vida que participó como asesor legal y político en la negociación del contrato de concesión por US$ 230 millones, que se firmó el 8 de agosto de 2013.

¿Y cómo se vinculan Marisa Glave y Augusto Rey con el denominado “aporte encubierto” de Graña y Montero a la “Campaña por el NO”?

En el caso de Marisa Glave no se tienen indicios que la vinculen directamente con el “pedido” de Castro Gamarra a los primos Graña durante la campaña. Sin embargo, habría que considerar que Glave habría sido parte del equipo de campaña y una de las más interesadas en no ser revocada como regidora; por lo que habría que profundizar más las investigaciones sobre su participación y supuesto desconocimiento del origen de los fondos. Más aún, si ahora, gracias a las declaraciones del aspirante a colaborador eficaz, Castro Gamarra, están apareciendo indicios que contradicen las investigaciones preliminares del “Equipo Especial Lava Jato” que la excluían de toda y cualquier participación.

Muy distinta es la situación de Augusto Rey, que como en el caso de OAS, hay pruebas materiales constituidas por correos electrónicos que lo involucrarían en este caso, por lo que investigarlo es mandatorio para el Fiscal Carlos Puma Quispe.

¿Cómo explicar que se esté investigando a Susana Villarán por supuestos sobornos ascendentes a “sólo” US$ 11.2 millones; y, no se estén investigando la formación y celebración de los contratos de concesión con OAS, Odebrecht y GyM, por más de US$ 1,500 millones de inversión, para determinar si hubo o no corrupción; más aún si el Alcalde de Lima habría declarado que en el caso de OAS si habría existido; y, por ello, los limeños estaríamos hipotecados con la empresa Vinci por un estimado de US$3,620 Millones de Dólares?

Casualmente, para ello hemos convocado a este “Gran Jurado”, del cual usted, señor lector es miembro, a los fines de presentarles con objetividad y “directo al grano” el caso de la corrupción en la MML durante la gestión de Villarán. Y, conociendo los hechos de manera objetiva, tome consciencia de ellos y como peruano, conforme a lo previsto en el Artículo 38° de nuestra Carta Magna, cumpla con su DEBER de hacer cumplir la Constitución Política del Estado y el ordenamiento jurídico de la Nación.

Así las cosas, con el respeto que debemos a su persona y a su investidura, pedimos al señor Fiscal Carlos Puma Quispe para que, de manera inmediata y sin dilación, proceda de inmediato con las investigaciones correspondientes, considerando que la denuncia pública del Alcalde de Lima, que mencionamos al inicio de esta crónica ha cumplido 1 año, 1 mes y 4 días de antigüedad…

Redactada la presente nota periodística por quien la suscribe.

Firmado en la Ciudad de Lima el día 28 de agosto de 2020

Edgardo José Palomino Martínez

Abogado

(*) La Dirección no se hace responsable por los artículos firmados.