21.3 C
Lima
Jueves, Enero 21, 2021

Dictan prisión preventiva contra rector de la UNAMBA

También a su ex asesor por recibir coima de s/ 75 mil paga por un constructor

El juez Carlos Frisancho Enríquez, titular del Juzgado de Investigación Preparatoria Especializado en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Apurímac, declaró fundado el requerimiento de prisión preventiva de 18 meses para el rector de la Universidad Nacional Micaela Bastidas de Apurímac (Unamba), Adolfo Prado Cárdenas y su exasesor, Juan Mario Arroyo Gómez, actualmente en la condición de no habidos y prófugos de la justicia.

La medida  fue adoptada por el juez Friancho en la noche del jueves, tras 10 horas de audiencia, contra Prado Cárdenas, y su exasesor Juan Arroyo Gómez, luego de encontrar procedente la acusación del Ministerio Público, por el presunto delito de colusión agravada, en perjuicio de la Universidad Nacional Micaela Bastidas de Apurímac (Unamba).

Ambos funcionarios, según la acusación fiscal, incurrieron en colusión agravada al recibir una coima de 75 mil soles dada por el contratista cusqueño Ronald Pacco Mamani para favorecerlo con la construcción del pabellón de Ingeniería de Sistemas, en octubre del 2017.

El constructor Pacco Mamani, luego de acogerse a la colaboración eficaz, proporcionó información clave al fiscal anticorrupción Julio César Orellana,  y este comprobó el latrocinio, luego de cruzar información con los organismos de control.

Frisancho Enríquez, asimismo, dispuso la orden de captura a nivel nacional de la autoridad universitaria y el exasesor, toda vez que no asistieron a la audiencia de requerimiento de prisión preventiva. Al término de la misma, la defensa técnica presentó recurso de apelación.

Según información policial,  el exrector Prado Cárdenas, abandonó apresuradamente su residencia en la ciudad universitaria de Tamburco, en Abancay y se habría dirigido a Moquegua la tarde del miércoles para participar en un encuentro de rectores organizado en esta parte del país, del que no ha retornado y habría partido con rumbo desconocido.

 

También a su ex asesor por recibir coima de s/ 75 mil paga por un constructor

El juez Carlos Frisancho Enríquez, titular del Juzgado de Investigación Preparatoria Especializado en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Apurímac, declaró fundado el requerimiento de prisión preventiva de 18 meses para el rector de la Universidad Nacional Micaela Bastidas de Apurímac (Unamba), Adolfo Prado Cárdenas y su exasesor, Juan Mario Arroyo Gómez, actualmente en la condición de no habidos y prófugos de la justicia.

La medida  fue adoptada por el juez Friancho en la noche del jueves, tras 10 horas de audiencia, contra Prado Cárdenas, y su exasesor Juan Arroyo Gómez, luego de encontrar procedente la acusación del Ministerio Público, por el presunto delito de colusión agravada, en perjuicio de la Universidad Nacional Micaela Bastidas de Apurímac (Unamba).

Ambos funcionarios, según la acusación fiscal, incurrieron en colusión agravada al recibir una coima de 75 mil soles dada por el contratista cusqueño Ronald Pacco Mamani para favorecerlo con la construcción del pabellón de Ingeniería de Sistemas, en octubre del 2017.

El constructor Pacco Mamani, luego de acogerse a la colaboración eficaz, proporcionó información clave al fiscal anticorrupción Julio César Orellana,  y este comprobó el latrocinio, luego de cruzar información con los organismos de control.

Frisancho Enríquez, asimismo, dispuso la orden de captura a nivel nacional de la autoridad universitaria y el exasesor, toda vez que no asistieron a la audiencia de requerimiento de prisión preventiva. Al término de la misma, la defensa técnica presentó recurso de apelación.

Según información policial,  el exrector Prado Cárdenas, abandonó apresuradamente su residencia en la ciudad universitaria de Tamburco, en Abancay y se habría dirigido a Moquegua la tarde del miércoles para participar en un encuentro de rectores organizado en esta parte del país, del que no ha retornado y habría partido con rumbo desconocido.

 

Más recientes