Donayre: Sentencia busca perjudicarme por denuncias que hice sobre abusos en EP

0
1165

También puso al descubierto adquisición de elementos defectuosos que ponían en peligro la vida de los soldados, recordó

El parlamentario Edwin Donayre (APP) ha señalado en más de una oportunidad, que la sentencia de cinco años y seis meses de prisión efectiva dictada en su contra por el Poder Judicial, por el caso del “gasolinazo”, es solo una medida que busca perjudicar su imagen, debido a que siempre tuvo la predisposición de denunciar los abusos y las compras perjudiciales contra el Ejército Peruano.

Donayre, quien también es General (R) del ejército, ha manifestado que una de las primeras denuncias que realizó fue en el 2006, cuando informó de alimentos malogrados que fueron entregados a los soldados que combaten a los remanentes terroristas en la zona del VRAEM.

Se debe detallar que la denuncia mencionada por Donayre es correcta, y fue el diario La República, en su edición impresa del 14 de octubre del 2006, el medio que informó de la compra de alimentos en mal estado que fueron entregados a los efectivos del ejército, y que fue denunciado por el mismo Donayre.

“El 12 de setiembre de este año [2006], el general Edwin Donayre Gotzch, al poco tiempo de haber reemplazado al general Rafael Hoyos de Vinatea en la jefatura de la Región Militar del Centro (RMC), informó al alto mando de las deficiencias en los alimentos y en los equipos entregados a los combatientes”, se lee en la publicación del 14 de octubre del 2006.

Además, la nota detalla que el general Donayre informó que los alimentos en mal estado correspondían a ensaladas de frutas, mote y avena, los cuales son insumos que utilizan los soldados desplazados en zonas alejadas.

“El general Donayre comunicó del pésimo estado de las raciones de campaña de la selva: El 100 por ciento de la ensalada de fruta estaba avinagrada, el 100 por ciento del mote estaba crudo y el 30 por ciento de la avena estaba quemada. Por 53 mil 200 raciones el Ejército pagó 798 mil soles a la empresa Corporación Industrial del Perú”, continúa el artículo del diario.

Pero este no fue el único hecho irregular que informó Edwin Donayre en aquella ocasión, ya que además de alimentos en mal estado, el general también denunció que los implementos para acciones de campaña eran inservibles y ponían en peligro la vida de los soldados.

“En el caso de los chalecos, el general Donayre informó que son de ‘una confección de mala calidad (…), no siendo resistentes al peso y transporte en las operaciones”, se informó en aquella oportunidad.

Sobre los morrales impermeables camuflados, Donayre señaló a La República que “no son aptos para las operaciones”, mientras que “las cuerdas tipo estática y dinámica no sirven para el campo de acción porque los tejidos se queman con facilidad”.

Asimismo, se dio cuenta que en aquel momento, por estas adquisiciones para acciones de campaña en estado inservible, el Ejército pagó 450 mil soles. Cabe precisar que estas adquisiciones fueron informadas por Edwin Donayre en el oficio N° 001/DELOG/ABASTO/12.00., presentado el 11 de setiembre del 2006.

Estas compras, tanto de alimentos como implementos, se hicieron en abril de ese año, con la asignación que recibió en su momento el comandante general del Ejército, general César Reinoso Díaz.

De acuerdo a lo informado por el diario, Reinoso Días encargó estas adquisiciones a la Dirección de Logística del Ejército (Digeloge), la cual estaba bajo la jefatura del general Roberto Vértiz Cabrejos. Esta oficina coordinó las compras con el Servicio de Intendencia del Ejército (Sinte), el cual estaba bajo la jefatura del coronel Alex Robertson Cáceres.

No obstante, y pese a que está corroborado que Edwin Donayre denunció en su momento esta situación irregular, la fiscal anticorrupción Escarleth Laura Escalante formuló la tesis fiscal que, en el año 2006, en la Primera Brigada de las Fuerzas Especiales del Ejército y la Región Militar Sur, se produjo un considerable incremento de asignación de combustible.

Curiosamente, dentro de esta investigación, la fiscal incluyó al general César Reinoso Díaz, no obstante, luego de su indagación, Escalante solicitó 10 años de prisión para Donayre y seis años de prisión para Díaz, pese a que éste último tenía un mayor rango en ese entonces que el ahora congresista de APP.

Como se recuerda, el pasado 27 de agosto del 2018, la Segunda Sala Penal Liquidadora de la Corte Superior de Justicia de Lima sentenció a Donayre a cinco años y seis meses de prisión efectiva, así como el levantamiento de su inmunidad parlamentaria, sin embargo, Donayre denunció que durante la audiencia, no se tomó en cuenta toda la información y documentación que demostraría su inocencia.

Por el momento, el parlamentario ya presentó una apelación a esta sentencia, y espera que en la segunda instancia se considere toda la documentación que no habría sido tomada en cuenta en el primer juicio.