More

    El Bayern ganó el ‘Klassiker’ alemán

    Haaland marcó pero ni su gol ni su empuje fueron suficientes para doblegar a un Bayern que se coloca líder en la Bundesliga.

    En la previa del partido, el técnico del Bayern Munich conformó su tridente de ataque con Coman, Lewandowski y Gnabry. Además, Hans-Dieter Flick decidió formar su mediocampo con Kimmich, Goretzka y Muller. En cambio, el entrenador del Borussia Dortmund formó su ataque con Reus, Reyna y Haaland.

    En la primera parte, Gortezka hizo volar a Burki con un testarazo y Haaland se quedó a centímetros del gol tras un tiro demasiado cruzado. Por ello, el partido parecía controlado pero a los bávaros se le fue de las manos tras la lesión de Kimmich, que se fue entre lágrimas. Después, Guerreiro envió un pase atrás que Marco Reus aprovechó para poner el 1-0 en el marcador. Sin embargo, antes de ir a los vestuarios Alaba anotó el gol del empate.

    En la segunda parte, Haaland no supo si disparar o regalar el tanto en el segundo palo, y le quedó un envío flojo que no aprovechó nadie. Asimismo, Lewandowski le ganó la partida a Hummels dentro del área y culminó la remontada con un cabezazo soberbio lejos del alcance de Burki. Incluso,  Sané sentenció el ‘Klassiker’ para el Bayern tras un contragolpe que culminó de disparo con la zurda.

    Por último, Haaland sacó su orgullo y recortó distancias tras otro contragolpe de Guerreiro. También, al Dortmund le faltó la pegada final pese a lo equilibrado que estuvo el partido. De nada sirvió el tanto del noruego, que anotó un gol más que merecido. Inclusive al Bayern le anularon un nuevo gol por fuera de juego ya en el descuento. Finalmente, el duelo de pistoleros terminó en tablas.

    Haaland marcó pero ni su gol ni su empuje fueron suficientes para doblegar a un Bayern que se coloca líder en la Bundesliga.

    En la previa del partido, el técnico del Bayern Munich conformó su tridente de ataque con Coman, Lewandowski y Gnabry. Además, Hans-Dieter Flick decidió formar su mediocampo con Kimmich, Goretzka y Muller. En cambio, el entrenador del Borussia Dortmund formó su ataque con Reus, Reyna y Haaland.

    En la primera parte, Gortezka hizo volar a Burki con un testarazo y Haaland se quedó a centímetros del gol tras un tiro demasiado cruzado. Por ello, el partido parecía controlado pero a los bávaros se le fue de las manos tras la lesión de Kimmich, que se fue entre lágrimas. Después, Guerreiro envió un pase atrás que Marco Reus aprovechó para poner el 1-0 en el marcador. Sin embargo, antes de ir a los vestuarios Alaba anotó el gol del empate.

    En la segunda parte, Haaland no supo si disparar o regalar el tanto en el segundo palo, y le quedó un envío flojo que no aprovechó nadie. Asimismo, Lewandowski le ganó la partida a Hummels dentro del área y culminó la remontada con un cabezazo soberbio lejos del alcance de Burki. Incluso,  Sané sentenció el ‘Klassiker’ para el Bayern tras un contragolpe que culminó de disparo con la zurda.

    Por último, Haaland sacó su orgullo y recortó distancias tras otro contragolpe de Guerreiro. También, al Dortmund le faltó la pegada final pese a lo equilibrado que estuvo el partido. De nada sirvió el tanto del noruego, que anotó un gol más que merecido. Inclusive al Bayern le anularon un nuevo gol por fuera de juego ya en el descuento. Finalmente, el duelo de pistoleros terminó en tablas.

    Más recientes