More

    El jardín de Gareth Bale

    La Gales de Bale debuta contra Suiza con la ilusión de  repetir la hazaña de hace cinco años en la Euro 2016.

    La Eurocopa sólo trae buenos recuerdos a Gareth Bale y a Gales. En Francia 2016 alcanzó las semifinales y sólo la vigente campeona, Portugal, pudo con un grupo ahora en reconstrucción que ya cuenta con la aparición de una nueva generación de jóvenes jugadores que intentará mantener el nivel.

    Cinco años después de guiar a Gales, Bale vuelve a liderar a sus compatriotas en un gran torneo en una situación bien distinta. De aquel jugador que opositaba para Cristiano sólo queda el nombre. Sigue teniendo el don del gol (16 con el Tottenham), pero su ambición se transformó en pasividad. Si Gales quiere volver a soñar, necesita la mejor versión de Bale. Y ganarle esta tarde a Suiza, por supuesto.

    “Esto es parecido a lo que fue llegar a la Euro de 2016. Éste es un equipo diferente y un torneo diferente. Sabemos que es un grupo difícil y que será complicado clasificarse. Estamos muy emocionados por estar aquí y que solo falte un día. Me encuentro bien y listo para dar el cien por cien por mi país. Como siempre hago”, añadió.

    Por último, Gales no llega con mucha confianza a su estreno después de sus dos últimos amistosos. En el primero, ante Francia, perdieron con contundencia (3-0), mientras que en el segundo, frente Albania, no pasaron del empate sin goles.

    La Gales de Bale debuta contra Suiza con la ilusión de  repetir la hazaña de hace cinco años en la Euro 2016.

    La Eurocopa sólo trae buenos recuerdos a Gareth Bale y a Gales. En Francia 2016 alcanzó las semifinales y sólo la vigente campeona, Portugal, pudo con un grupo ahora en reconstrucción que ya cuenta con la aparición de una nueva generación de jóvenes jugadores que intentará mantener el nivel.

    Cinco años después de guiar a Gales, Bale vuelve a liderar a sus compatriotas en un gran torneo en una situación bien distinta. De aquel jugador que opositaba para Cristiano sólo queda el nombre. Sigue teniendo el don del gol (16 con el Tottenham), pero su ambición se transformó en pasividad. Si Gales quiere volver a soñar, necesita la mejor versión de Bale. Y ganarle esta tarde a Suiza, por supuesto.

    “Esto es parecido a lo que fue llegar a la Euro de 2016. Éste es un equipo diferente y un torneo diferente. Sabemos que es un grupo difícil y que será complicado clasificarse. Estamos muy emocionados por estar aquí y que solo falte un día. Me encuentro bien y listo para dar el cien por cien por mi país. Como siempre hago”, añadió.

    Por último, Gales no llega con mucha confianza a su estreno después de sus dos últimos amistosos. En el primero, ante Francia, perdieron con contundencia (3-0), mientras que en el segundo, frente Albania, no pasaron del empate sin goles.

    Más recientes