El “swing” de Odebrecht, PPK y Susana Villarán

por | Jun 4, 2020 | Opinión

Por: Phillip Butters / Como el común de la opinión pública y lectores de LA RAZÓN saben, Susana Villarán salió a su domicilio como consecuencia de una acción judicial que la ponía a buen recaudo por la situación del COVID-19 por la avanzada edad de la ya confesa
delincuente, ex alcaldesa de Lima y para mayores señas, lideresa de Fuerza Social. Ahora bien, el que salió también de la cárcel bajo el mismo pretexto o razón, si quieren, fue el señor José Miguel Castro, Gerente General de la Corporación Municipal y la mano derecha de Susana Villarán en todo el tinglado de corrupción que se elaboró en torno a los contratos con Odebrecht y OAS. Pues bien, sorpresivamente el día de ayer el señor Castro ha sido titular en algunos medios como consecuencia de que el fiscal Vela Barba ha informado, por supuesto, a sus periodistas amigos del Grupo El Comercio que este individuo ha decidido acogerse a la COLABORACIÓNEFICAZ en el caso de Westfield Capital ligado directamente al propietario de dicha empresa Pedro Pablo Kuczynski y a su socio y
presunto testaferro el chileno Sepulveda. ¿Y eso, a qué cosa creen que se debe? Castro conocido con el codinome de “Budián” ya estaba meses en la cárcel y no había soltado prenda mayor a la que ya se sabía de haber recibido dinero de Odebrecht y de OAS para él y para Susana Villarán. Ahora bien, al involucrar a PPK como parte de esta información privilegiada y concatenante y probada lo entierra más, porque ya se sabía que Kuczynski había sido asesor financiero para los corruptos de Odebrecht en el tema de la estructuración financiera de Vías Nuevas de Lima. Pero que lo confirme ahora con documentación, a la que presumo, ha tenido acceso estando en su casa, rodeado de su familia, con la debida presión sanguínea para que no regrese a la cárcel y por supuesto, con mucho tiempo y horas para ver el techo y comenzar a hacer memoria de dónde estaba la documentación comprometedora que lo podía ayudar al tal Castro a corroborar lo dicho, porque como usted sabe amigo lector de LA RAZÓN no basta con decirlo, uno tiene que probar la colaboración que precisamente por eso se llama eficaz. ¿Y cómo queda la Fiscalía que hasta el momento, no acusa a la organización Fuerza Social y a la propia Susana Villarán como cabecillas de una ORGANIZACIÓN CRIMINAL?, porque queda claro que al ser
más de tres que se conjugan y se comprometen a realizar ilícitos ya son una banda que precisamente se organiza para comisionar con bienes jurídicos tutelados como propiedad como fondos del Estado. Entonces, estamos hablando de gente que estaría metida en un tema de colusión, porque se han coludido para perjudicar al Estado; cohecho pasivo propio e impropio, porque han recibido y han repartido coimas; lavado de activos, porque han disfrazado ese dinero en operaciones ficticias. Y por supuesto al ser una organización criminal todos estos delitos se unen y concatenan sumando penas. Estaríamos hablando que los involucrados en el caso estarían sometidos a juicios, por penas superiores a 25 años de cárcel, sin capacidad de redención alguna por ser funcionarios públicos ¿Y a quienes me estoy dirigiendo? Bueno, pues nada menos ni nada más que a la propia Susana Villarán que tendrá que decir ¿cómo es que recibió dinero? Si es que quiere bajar su pena y por supuesto, a la encargada de haber negociado estos contratos según su propia boca, la famosa ex regidora Marisa Glave, recordemos que ella misma dijo que se había encargado de negociar con los brasileros.- ¿Y qué “pito” toca en esta “danza” Augustito Rey? ¿Por qué anda tan calladito en Londres?, donde seguramente se cruza con su buena amiga Susana de La Puente, prima hermana de la Villarán ¿que podría haber sido el nexo entre ella y PPK? Dicho sea de paso ¿Qué es de la vida de Ana Elena Townsend? ¿Hasta el momento nunca ha dado explicaciones la señora Paola Ugaz de sus viajes a Panamá? Y recordemos que las finanzas internacionales mueven en paraísos fiscales. ¿Quién más está metido en esta colada? ¿Quién más es parte de esa organización criminal? A quien más le va a tirar dedo “budián”?