“En el caso de exalcaldesa Susana Villarán estamos ante un acto de cohecho clarísimo”

0
496
Ángel Delgado afirmanque la Fiscalía no investiga al entorno de Villarán porque tiene el mismo sesgo ideológico.

Analista político, Ángel Delgado Silva, señala que el exgerente municipal Miguel Castro debería delatar al entorno que estuvo implicado en actos de corrupción

Por Roberto Sánchez R.
El analista político Ángel Delgado Silva manifestó a LA RAZÓN que la corrupción que se vio en la administración municipal de la ex alcaldesa Susana Villarán, ha sido de las peores ocurridas en el aparato estatal, ya que se utilizó a la Municipalidad de Lima como instrumento para recibir coimas y sobornos a fin de mantenerse en el sillón municipal contra la revocatoria.

¿Qué opina de la gestión municipal que condujo la ex alcaldesa Susana Villarán?

En realidad en esos años la señora Susana Villarán tenía un problema, porque su gestión en la Municipalidad iba muy mal por lo que se originó un repudio espontáneo entre la ciudadanía y se planteó una revocatoria en su contra que si se daba implicaba que la entonces alcaldesa iba a ser destituida del mandato municipal.

¿Cuál fue el indicio que revela que existía oscuridad en la gestión municipal de Villarán?

Un 10 de febrero de 2013 anuncia el contrato que salvaría el tránsito del transporte de Lima. Ella anuncia el contrato con Odebrecht que se llamaba Nuevas Rutas de Lima, por la cual se le entregaba a concesión todos los peajes vinculados a la Panamericana Norte y la Panamericana Sur, por lo cual todos los peajes que eran administrados por EMAPE, fueron privatizados y manejados por las dos empresas brasileñas OAS y Odebrecht.

¿Cómo es que se modifica el contrato que se otorga en concesión por 40 años para la concesionaria?

El anuncio fue con bombos y platillos y tres semanas después por declaraciones de Jorge Barata empezaron a darse las coimas, tras la suscripción de ese contrato totalmente lesivo para los intereses de Lima. Días después con OAS se modifica el contrato que venía de la anterior administración y se le aumenta un 25% de tenencia. Y en lugar de 30 años se lleva a 40 años la concesión de los peajes. Simultáneamente, en marzo ambas empresas dieron dinero para la campaña por el NO en función a los dos contratos firmados por la señora Villarán.

¿Según su deducción era imposible que los funcionarios y regidores de la administración municipal de Villarán no supieran que esa transacción era chueca?

La señora Villarán era la alcaldesa, pero quien mandaba en la municipalidad era Odebrecht junto al grupo de funcionarios y regidores entre uno y otro negociado. En el caso de Villarán estamos ante un cohecho clarísimo, con una coima que se hace directamente a ella en particular. Esto era de conocimiento del gerente Miguel Castro y del concejo de regidores, donde destacan Marisa Glave, Indira Huilca, Augusto Rey, Paola Ugaz, Gabriel Prado, Antonio Salazar, Gino Costa, Salomón Lerner, Anel Townsend y otros.

¿Cuándo es que Villarán entrega su “alma al diablo” para no ser vacada de la alcaldía de Lima?

La ex alcaldesa Susana Villarán decía que el dinero enviado por Lula Da Silva y el partido de Los Trabajadores era para una causa política de evitar políticamente que la derecha apro-fujimorista controle la municipalidad de Lima. Es ahí que para evitar ser derrotada políticamente se arroja a los brazos de Odebrecht, que en ese momento era la contraparte económica financiera del Gobierno del Partido los Trabajadores y del Gobierno del señor Lula Da Silva y Dilma Rousseff. Es decir, una mezcla de corrupción y financiamiento para una actividad política, con métodos corruptos. Lo que sorprende es que no se le haya aplicado la regla de organización criminal.

¿Por qué la fiscalía no investiga a todos los funcionarios de izquierda que participaron en la administración municipal que dirigió Susana Villarán?

Porque la Fiscalía evidentemente tiene un sesgo político de izquierda y en el fondo responde a las mismas ideas políticas o ideológicas de la señora Susana Villarán y su entorno de izquierda. Y nunca iniciarán allí una investigación porque se aplica la ley del embudo; ancho para mis amigos y angosto para mis enemigos. Y la culpabilidad de la señora Villarán no puede ser exonerada por más tiempo, durante muchos años se ha salvado, a pesar que sus actos fueron como funcionaria pública, donde firmó contratos leoninos con empresas corruptas. La fiscalía siempre trató con “agua tibia” a Villarán, porque hay comprometida mucha gente y mucha “ropa tendida”.

¿La izquierda aburguesada gobernó a sus anchas en la gestión de Susana Villarán y ahora le dan la espalda?

Era un festín multimillonario, porque la municipalidad servía para todos los fines de las políticas izquierdistas, para los artistas populares, para el teatro, para los programas de urbanismo; todo era una concepción que se dirigía hacia una suerte de corrupción ideológica, cuyos actores no tuvieron asco en pactar con OAS y con Odebrecht. Ahora sólo la quieren culpar a Villarán y todos se han callado la boca con la peor deslealtad y la han dejado sola para que sea ella la que pague la pena de cárcel.

¿El gerente municipal Miguel Castro, quien se ha acogido a la colaboración eficaz, podría delatar a todo el entorno de Villarán?

Yo estoy viendo que Castro o “Budián” está denunciando a Kuczynski y al chileno Sepúlveda, cuyo caso ya conocemos. Pero yo espero que la Fiscalía actúe con mayor rigor y no acepte esa denuncia como un dato nuevo, porque ahí no hay nada nuevo. Castro debería denunciar y delatar a todos los que trabajaron en la gestión municipal de Villarán pero no lo hace. Que PPK estuvo detrás del contrato que la Municipalidad firmó con Odebrecht ya se sabía. Y no es un elemento para que califique la colaboración de este señor.

¿Por qué cree que esta gente que trabajó con Villarán no es investigada y ahora callan en todos los idiomas?

Por oportunismo y por cobardía. Más bien dicen ahora que Villarán actuó de modo individualista. Que no consultaba y que actuaba prepotentemente. Eso dicen ahora que ella está en desgracia. Pero a futuro la justicia va a llegar de todas maneras. El día que haya un fiscal probo que no responda al Gobierno y que actúe con independencia, los va a comprender en instrucción de todas maneras, los va a comprender en la investigación, no cabe duda. Pero mientras esté el señor Pérez y compañía van a ser protegidos. Esa es la gente que se ha reciclado con el Partido Morado, o sea, que mutan como el virus para cambiar de piel como el camaleón y aparecen como supuesta gente nueva en política, que nunca hizo nada.