Entorno de Castillo desconfía de vicepresidenta Dina Boluarte

La acusan de prepararse para sucederlo ante una eventual vacancia

La acusan de prepararse para sucederlo ante una eventual vacancia

Un verdadero conato de bronca envuelve al gobierno de Pedro Castillo, el cual implica el alejamiento de Perú Libre del Gabinete Ministerial de Mirtha Vásquez, así como intrigas palaciegas que acusan a la vicepresidenta de la República, Dina Boluarte, de prepararse para traicionar al mandatario y reemplazarlo ante una eventual vacancia.

El viernes último Guido Bellido, exprimer ministro y congresista de Perú Libre, dijo que el presidente de la República, Pedro Castillo, es un “sindicalista básico” y que su gobierno no estaría ejerciendo una gestión de política izquierdista.

“El hermano presidente Pedro Castillo no es de izquierda. Tengo la convicción plena de afirmar que su práctica y como procesa las ideas no corresponde a una formación política de izquierda, sino a un nivel sindicalista básico, por tanto, no lleva un gobierno de izquierda socialista”, sostuvo.

Bellido Ugarte indicó que su bancada no tiene ninguna urgencia por comunicarse con el presidente Pedro Castillo.

“Nosotros desde que hemos dejado la PCM no tenemos comunicación alguna y si en algún momento el presidente requiere se comunicará con nosotros, pero nosotros no tenemos motivación ni urgencia de tomar contacto con el presidente”, indicó.

 

NO APOYAN

Según fuentes oficialistas, Perú Libre -tanto su dirigencia como cerca de 20 congresistas de la facción cerronista- ha decidido no apoyar el pedido de facultades legislativas presentado ante el Parlamento. La razón central es que el mandatario no tomó en cuenta el pedido de Vladimir Cerrón y de la alta dirigencia del partido del lápiz de dejar de gobernar con los “invitados” y caviares, entre ellos Verónika Mendoza.

La recomposición del Gobierno fue considerada como una «traición» por Perú Libre. El partido rechazó la salida de Guido Bellido, hombre de plena confianza de Cerrón, y rechazó la presencia de «conservadores, ‘caviares’ (izquierda acomodada) y traidores».

Las mismas fuentes señalan que el dueño de Perú Libre Vladimir Cerrón cerró cualquier comunicación con Pedro Castillo, incluso rechazó a algunos emisarios que lo buscaron en Huancayo.

 

OTRA TRAICIÓN

Sin embargo, no todo sería tranquilidad en el entorno de Pedro Castillo y el gobierno. Se sabe que el círculo más cercano del jefe de Estado habría lanzado la hipótesis de que Dina Boluarte, ministra de Desarrollo e Inclusión Social y Vicepresidenta de la República, lo traicionaría y estaría dispuesta a reemplazarlo ante una eventual vacancia presidencial.

Como se recuerda, Ricardo Belmont denunció que la ministra del Midis habría aprobado pagos para la publicidad a medios de comunicación para respaldarla ante una eventual vacancia presidencial. Boluarte ha negado esta acusación, enviando una carta notarial para que Belmont se rectifique.

Hace unos días el congresista y expremier Guido Bellido  le recordó a la ministra de Desarrollo e Inclusión Social (Midis), Dina Boluarte, la excesiva suma de soles que se habría aprobado y destinado para la publicidad de su gestión.

“Disculpa señora vicepresidenta como le dije en el Consejo de Ministros, no es pensar en el país destinar seis millones para publicidad, usted sabe cuántas postas médicas podemos construir con esos 6 millones…?”, señaló en su cuenta de Twitter.

 

SIN REVANCHAS

Estas declaraciones se produjeron luego que la ministra Boluarte señalara que el congresista de la bancada de Perú Libre debería de pensar más en el país en vez de buscar una “revancha política”.

Como se recuerda, el 3 de septiembre, vía resolución ministerial, la ministra y vicepresidenta Boluarte aprobó el ‘Plan de Estrategia Publicitaria 2021’, que incluye, entre otras medidas, destinar 6 millones de soles para la difusión del bono Yanapay en medios de alcance nacional y local.

En total, el Gobierno tiene planeado destinar más 5,000 millones de soles para pagar bonos a 13.5 millones de peruanos en estado de pobreza y pobreza extrema.

Lo cierto es que en Palacio de Gobierno no hay total confianza en Dina Boluarte y, según fuentes oficialistas, la ministra dejó de tener protagonismo en el entorno de Pedro Castillo.