Fiesta del Trono, Día Nacional de Marruecos

0
76
Rey Mohammed VI

Amín Chaoudri, embajador del Reino de Marruecos

En esta fecha emblemática del 30 de julio, el Reino de Marruecos festeja el vigésimo primer aniversario de la entronización de Su Majestad el Rey Mohammed VI al trono de sus gloriosos antepasados. Conmemoración marcada por unas circunstancias excepcionales y un contexto mundial extraordinario debido a la pandemia del Covid-19 que ha golpeado todo el planeta.

A causa de esta crisis sanitaria mundial, me dirijo virtualmente a todos los amigos de Marruecos para compartir con todos vosotros este importante día para El Reino de Marruecos.

Hoy festejamos 21 años de permanente desarrollo, modernidad y justicia social, un nuevo aniversario que representa, una vez más, la profunda y simbólica simbiosis entre el pueblo marroquí y la monarquía Alaouita a través de su más alto representante, Su Majestad el Rey Mohammed VI.

A lo largo de estos 21 años, Su Majestad marcó con el sello de la modernidad a Marruecos del tercer milenio, actuando con seriedad y determinación para promover el desarrollo del país, responder a las aspiraciones y las ambiciones del pueblo marroquí, así como sus esperanzas al progreso, la prosperidad, la preservación de la integridad territorial y la consolidación de la unidad nacional.

Durante todos estos años, el desarrollo humano ha sido el núcleo principal de todas las reformas del país, y es en este sentido, y dada la circunstancia sanitaria mundial, Marruecos ha dado pruebas de ejemplaridad y singularidad por su pronta y rápida respuesta a esta pandemia. El gobierno de Marruecos actuó basándose en los pilares de la anticipación, la proactividad y la primacía de la salud de los ciudadanos.

Al detectarse el primer caso positivo por coronavirus, se implementó la instauración del confinamiento sanitario y la creación de un fondo especial dedicado a la gestión de la pandemia, un esfuerzo que permitió al Reino mantener la pandemia bajo control y limitar su impacto social y económico.

Como en otras ocasiones, las preocupaciones de Su Majestad el Rey Mohammed VI no se limitaron a atender únicamente las necesidades del pueblo marroquí sino también a aliviar las carencias de sus hermanos africanos. Por decisión Real, el gobierno marroquí envió ayuda sanitaria a quince países africanos, pertenecientes a todas las subregiones del continente, con escasos recursos para hacer frente a la pandemia. Todos los productos sanitarios y equipos de protección que componían la ayuda medical enviada a los países africanos eran fabricados en el país por empresas marroquíes y cumplían las normas establecidas por la Organización Mundial de la Salud.

Amín Chaoudri

También hay que destacar la proposición de Su Majestad el Rey, de lanzar una iniciativa a nivel de los Jefes de Estado africanos, para crear un marco operacional con el fin de acompañar a los Estados africanos en las diversas fases de la gestión de la pandemia. Todas estas iniciativas y otras, demuestran el gran compromiso de Marruecos como importante promotor de la cooperación Sur-Sur y su impulso de consolidar, a través de múltiples iniciativas, sus relaciones de cooperación a nivel continental.

A nivel regional, cabe destacar que, en este año, el Reino de Marruecos obtuvo el estatuto de miembro observador en la Comunidad Andina de Naciones (CAN), durante la 20ª reunión del Consejo Presidencial Andino, celebrada el día 8 de julio del 2020. Este estatuto otorgado al Reino, como primer país árabe y africano, refuerza su posición de interlocutor privilegiado en la región de América Latina y consagra su posicionamiento como socio creíble en un contexto internacional caracterizado por la interdependencia económica y la interacción cultural.

El Reino de Marruecos está profundamente convencido de que su adhesión a la Comunidad Andina de Naciones, como miembro observador, reforzará aún más las relaciones entre ambas partes y tenderá nuevos puentes de amistad y cooperación. El apego de Marruecos a la agrupación andina, que tiene sus raíces en el patrimonio histórico y cultural común y en la influencia lingüística, es también un reconocimiento de las reformas emprendidas por el Soberano para construir un Marruecos moderno y democrático.

Es en este sentido, Marruecos sigue multiplicando y diversificando sus alianzas estratégicas afianzando fructíferas alianzas en el marco de la cooperación sur-sur, especialmente con el Perú, país hermano con el que nos unen relaciones marcadas por la colaboración, el respeto mutuo y la voluntad de consolidar aún más la cooperación en diversos sectores.

Es de destacar que la visita de Su Majestad el Rey al Perú en 2004, la primera de un Jefe de Estado árabe y africano a este país hermano, ha plasmado una firme voluntad expresada al más alto nivel de obrar por un mayor estrechamiento de las relaciones de amistad y cooperación entre el Perú y Marruecos.

A nivel multilateral, nuestros dos países obran conjuntamente a favor del mantenimiento de la paz y de la seguridad internacionales y registran una fructífera y dinámica coordinación en diferentes foros e iniciativas multilaterales a favor del desarrollo humano, la lucha contra el terrorismo, el respeto de la legalidad internacional y en la promoción del Estado de Derecho y la gobernabilidad democrática.

Aprovecho esta ocasión para expresar la firme voluntad de Marruecos de afianzar sus relaciones con la República del Perú y elevarlas al nivel de una colaboración pluridimensional, que consolide la cooperación sur-sur y afiance aún más el diálogo político y el intercambio comercial y asegure su continuidad y dinamismo, a la luz de los criterios y valores constantes que asumen ambos países.

Por otra parte, nos felicitamos por el excelente nivel de relaciones entre las instituciones parlamentarias, así celebramos la instalación en la sede del Congreso peruano de la Liga de amistad parlamentaria Perú-Marruecos en el que están representadas diferentes tendencias políticas en estas extraordinarias circunstancias.

Es un honor que la celebración de la Fiesta del Trono del Reino de Marruecos coincida con el periodo de celebraciones de las Fiestas Patrias de la República del Perú. Razón por la cual aprovecho la oportunidad para expresar al Gobierno y al pueblo peruanos mis más cálidas y sinceras felicitaciones y renovarles mis mejores votos de paz, bienestar y prosperidad.

Finalmente, quisiera extender un cordial saludo a la comunidad marroquí instalada en el Perú y desearles feliz fiesta del Trono que coincide con nuestra fiesta del Id Al-Adha Al-Mobarak deseándoles sobre todo salud, bienestar y una buena estadía en este lindo país.