La lección económica de Argentina en el mercado

0
612
Por: Martín Valdivia Rodríguez/ crisis económica del día a día del chileno
Por: Martín Valdivia Rodríguez a cerca de Gregorio Santos                                  

Por: Martín Valdivia R.
Argentina
, el país hermano, pasa una de sus crisis más agudas desde el recordado “corralito”. Si bien la economía argentina no iba bien desde hace varios años, la crisis tocó fondo esta semana luego del “lunes negro” cuando los mercados reaccionaron negativamente a la derrota de Mauricio Macri en las primarias del último domingo. El fantasma del kirchnerismo se asomó y los mercados internacionales reaccionaron de la peor forma, sumiendo al país en una situación crítica e incierta.

¿Qué sucedió? La dupla formada por Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, obtuvo una contundente victoria sobre el actual presidente, Mauricio Macri , que – al 99% de las mesas escrutadas – alcanzaba el 47,7% de los votos mientras que Macri obtenía el 32,1%. Una paliza que no se lo imaginaba ni el más optimista de los kirchneristas, un voto de protesta que sacaba de su sarcófago político a la inefable Cristina.

Y es que siempre, o casi siempre, sucede lo mismo: los gobiernos de derecha o centro izquierda hacen tan malas gestiones que terminan por resucitar a cadáveres políticos. Eso mismo ha sucedido en el Perú y seguirá sucediendo en tanto no se entienda que hacer un buen gobierno garantiza la no aparición de aventureros que solo buscan hundir más al país y sepultarlo para siempre.

América Latina ha girado en ese péndulo tóxico que sólo ha servido para ahondar más la corrupción y las malas prácticas económicas, siendo los sectores populares los más golpeados. En el caso concreto de Argentina, la frustración que generó el gobierno de Macri fue tan grande que en la memoria popular se revalorizó lo hecho por Cristina Fernández durante su pésimo gobierno. La expresidenta fue tan mala gobernante que la gente gritaba en las calles que se vaya a su casa. Hoy, piden que regrese. Una paradoja muy propia de nuestros pueblos.

Y, como es lógico, los mercados económicos reaccionaron de la peor forma. Las acciones de algunas empresas argentinas en Wall Street cayeron más del 50% en pocas horas y las principales compañías que cotizan en la bolsa de valores de Buenos Aires perdieron más del 45% de su valor, sin olvidar que el dólar se disparó un 24% en un solo día, llegando a cotizarse un dólar en 60 pesos.

Esas son las consecuencias de un pésimo gobierno que, como el de Macri, tiró por la borda la esperanza de todo un pueblo. Un mal gobierno que nos traerá nuevamente, es casi seguro, al kirchnerismo al poder. Un triste futuro para un gran país considerado décadas atrás como uno de más desarrollados y considerado entre los 10 mejores del  mundo. Porque lo que digo y escribo siempre lo firmo.