More

    Hungría cierra sus fronteras para no importar el coronavirus

    Los ciudadanos extranjeros solo pueden entrar a Hungría con excepciones justificadas.

    Desde hoy, el país de Hungría entró en un severo cierre de fronteras. Es el único miembro de la Unión Europea (UE) que en estos momentos adopta esta drástica medida destinada a evitar las importaciones de casos de coronavirus.

    Desde hoy, los ciudadanos extranjeros solo pueden entrar en el territorio húngaro con excepciones justificadas. Las excepciones para quienes por trabajo deben cruzar la frontera a diario, siempre y cuando provengan desde un radio máximo de 30 kilómetros.

    Asimismo podrán entrar las personas con un contrato laboral de más de 30 días en el país. Incluso, los participantes en “eventos deportivos, culturales y religiosos de importancia”. También el paso de convoyes militares, el tránsito a otros países por corredores determinados y los viajes diplomáticos y oficiales.

    Por último,  los viajes de negocios estarían también muy limitados, según informan los medios de la vecina Austria, país que protestó por los efectos negativos que prevé tendrá para su economía el cierre húngaro. ”En el futuro, los viajes de negocios de Austria a Hungría sólo estarán exentos de la prohibición de entrada si una empresa austríaca tiene una sucursal en Hungría”, resaltó la agencia austríaca APA.

    Los ciudadanos extranjeros solo pueden entrar a Hungría con excepciones justificadas.

    Desde hoy, el país de Hungría entró en un severo cierre de fronteras. Es el único miembro de la Unión Europea (UE) que en estos momentos adopta esta drástica medida destinada a evitar las importaciones de casos de coronavirus.

    Desde hoy, los ciudadanos extranjeros solo pueden entrar en el territorio húngaro con excepciones justificadas. Las excepciones para quienes por trabajo deben cruzar la frontera a diario, siempre y cuando provengan desde un radio máximo de 30 kilómetros.

    Asimismo podrán entrar las personas con un contrato laboral de más de 30 días en el país. Incluso, los participantes en “eventos deportivos, culturales y religiosos de importancia”. También el paso de convoyes militares, el tránsito a otros países por corredores determinados y los viajes diplomáticos y oficiales.

    Por último,  los viajes de negocios estarían también muy limitados, según informan los medios de la vecina Austria, país que protestó por los efectos negativos que prevé tendrá para su economía el cierre húngaro. ”En el futuro, los viajes de negocios de Austria a Hungría sólo estarán exentos de la prohibición de entrada si una empresa austríaca tiene una sucursal en Hungría”, resaltó la agencia austríaca APA.

    Más recientes