21.7 C
Lima
Miércoles, Enero 27, 2021

Intervienen fiesta de promoción clandestina en Tumbes

Se constataron más de 100 personas y la institución educativa se deslinda de la organización de la fiesta.

Las reglas están claras; no es permisible la aglomeración de personas debido a la propagación del coronavirus (COVID-19), sin embargo y pese a ciertas contradicciones, las fiestas sociales parecen resistirse a las nuevas leyes impuestas por el gobierno. La celebración se realizaba dentro de un hotel, ubicado en el centro poblado de Bocapan, Tumbes, cuando los agentes de Seguridad Ciudadana de Contralmirante Villa reportaron el caso a los policías de Zorritos, quienes se acudieron de inmediato hasta el punto donde se realizaba la reunión social, la misma que vulneraba las medidas de bioseguridad.

Después de la intervención, los policías aplicaron las multas correspondientes por incumplimiento del Decreto Supremo n.º 184-2020-PCM. Entre las autoridades interventoras se hicieron presentes la gerente de Administración Tributaria y la subgerente de Turismo para corroborar que el establecimiento contara con certificado de Defensa Civil y licencia de funcionamiento. El primero, según se indicó, se encuentra vencido y la segunda solo permite alojamiento, mas no habilitación para el uso de restaurante.

Por su parte, el Colegio Santa María de la Frontera se deslindó del penoso accidente, argumentando que siguen los lineamientos establecidos por el gobierno y el Ministerio de Educación en un comunicado;  “Esta dirección del Colegio no ha autorizado ninguna fiesta, almuerzo o aglomeración de los estudiantes bajo ningún motivo”, afirmaron.

 

 

Se constataron más de 100 personas y la institución educativa se deslinda de la organización de la fiesta.

Las reglas están claras; no es permisible la aglomeración de personas debido a la propagación del coronavirus (COVID-19), sin embargo y pese a ciertas contradicciones, las fiestas sociales parecen resistirse a las nuevas leyes impuestas por el gobierno. La celebración se realizaba dentro de un hotel, ubicado en el centro poblado de Bocapan, Tumbes, cuando los agentes de Seguridad Ciudadana de Contralmirante Villa reportaron el caso a los policías de Zorritos, quienes se acudieron de inmediato hasta el punto donde se realizaba la reunión social, la misma que vulneraba las medidas de bioseguridad.

Después de la intervención, los policías aplicaron las multas correspondientes por incumplimiento del Decreto Supremo n.º 184-2020-PCM. Entre las autoridades interventoras se hicieron presentes la gerente de Administración Tributaria y la subgerente de Turismo para corroborar que el establecimiento contara con certificado de Defensa Civil y licencia de funcionamiento. El primero, según se indicó, se encuentra vencido y la segunda solo permite alojamiento, mas no habilitación para el uso de restaurante.

Por su parte, el Colegio Santa María de la Frontera se deslindó del penoso accidente, argumentando que siguen los lineamientos establecidos por el gobierno y el Ministerio de Educación en un comunicado;  “Esta dirección del Colegio no ha autorizado ninguna fiesta, almuerzo o aglomeración de los estudiantes bajo ningún motivo”, afirmaron.

 

 

Más recientes