La Junta Nacional de Justicia Vs. Chávarry

0
854
Phillip Butters en La Razón/ TC de Ledesma, la libertad de Villanueva y los antecedentes de los candidatos se desangra, el TC hace el ridículo y Villanueva piensa en su colaboración eficaz
Phillip Butters en La Razón

Por: Phillip Butters / En una pomposa nota de prensa, la Junta Nacional de Justicia (JNJ) ha informado a la opinión pública que han iniciado un procedimiento disciplinario inmediato contra Pedro Gonzalo Chávarry Vallejos, Fiscal Supremo de la Nación.

Esta JNJ, diseñada por los “caviares”, está conformada por el señor Alejandro Vásquez Ríos, Imelda Tumialán Pinto, José Ávila Herrera, por la súper “caviar” Inés Tello de Ñecco, Humberto de la Haza Barrantes, la exministra de justicia María Zavala (íntima amiga de la actual Fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos) y el también “caviar” y socialista Guillermo Thornberry Villarán. Todo esto con el asesoramiento del presidente del Comité Consultivo de esta Junta, Diego Garcia Sayán, exministro de justicia de Paniagua, Canciller de Toledo y asesor de Odebrecht.

Todo muy aplaudido por IDL Reporteros, Transparencia y Proética, que son las tres ONG caviares que aplauden todo lo malo que les pasa a los que no piensan como ellos.

¿De qué trata el inicio de este proceso disciplinario? Trata de temas risibles. Los cargos que se le imputan a Chávarry son: “Haber sostenido conversaciones con el Juez Supremo César Hinostroza Pariachi, afecto de que hablara éste con el empresario Antonio Camayo y sostener un encuentro con periodistas”.

La pregunta cae de madura ¿Quiénes fueron esos periodistas? Hasta el día de hoy, ni en el Congreso donde esto se archivó, ni en la propia resolución de convocatoria a Chávarry lo explica la JNJ.

Ergo, ¿Qué consecuencia jurídica negativa para él puede tener ir a un almuerzo? Obviamente ninguna.

La segunda imputación es haber negado que él supiera que Hinostroza estuviese gestionando este almuerzo y a la letra dice: “Haber faltado a la verdad, ya que en el primer momento dijo que no conocía las gestiones del doctor Hinostroza para realizar el almuerzo y asegurar el acceso al cargo de Fiscal de la Nación”. ¡Esto es absolutamente estúpido! porque quienes han elegido a Chávarry como Fiscal de la Nación fueron sus pares, porque era el Fiscal Supremo más antiguo, eso lo sabe cualquier abogado o cualquier “tinterillo” que merodea el Palacio de Justicia o inclusive la JNJ.

Después, hablan del deslacrado de las oficinas de la Fiscalía de la Nación, eso ya está probado que  no tuvo nada que ver Chávarry, porque si ese día su asesora hubiera asesinado a alguien en el recinto, no pueden declararlo inculpado como autor material o como cómplice.

Por supuesto esto fue convenientemente puesto a la imagen del público por el Grupo El Comercio y mil veces tuvimos esta imagen como si Chávarry fuera el que deslacró.

Y claro, no nos podemos olvidar de las ¡1,800 portadas! En contra de este Fiscal Supremo, y ¡las 27 horas diarias de mierda! que le tiraron en la televisión manejada por los grupos El Comercio, La República y RPP.

La sola convocatoria a Chávarry ya es un despropósito. Yo tengo que desconfiar de estos señores porque creo que quieren amedrentarlo para que no fiscalice a Rafael Vela Barba y  José Domingo Pérez, en el marco del caso Lava Jato y la barbaridad del acuerdo de colaboración eficaz.

En “modo ingenuo”, la JNJ tendría que archivar tamaña estupidez porque no tiene un solo argumento jurídico ni lógico ni ético contra de Chávarry.

Todo es parte de un inmenso montaje de “Los cuellos blancos” que es una organización criminal existente solo en la cabeza de Gorriti y de alguien tan maniqueo como Cateriano.

¿Por qué? Porque los “caviares” han querido siempre copar la Fiscalía de la Nación y el Poder Judicial. Solo eso y nada más que eso.