20.6 C
Lima
Domingo, Noviembre 29, 2020

La vidente que vaticinó el crimende John F. Kennedy

Jeane Dixon, astróloga, psíquica y vidente, tuvo una visión y recibió un mensaje de que sería elegido y asesinado 12 años antes de su elección.

A lo largo de la historia de la humanidad, la premonición es una agudeza de algunos “elegidos” cuya asombrosa facultad nos ha fascinado siempre, tal es el caso de la afamada y muy controvertida, Jeane Dixon, astróloga, psíquica y vidente, nacida en Wisconcin, EE.UU. en 1904 y quien se sintió, desde muy chica, cautivada por el mundo de lo paranormal.

Educada bajo una inflexible disciplina religiosa, Jeane Dixon, presuntamente presagió la muerte de John F. Kennedy incluso antes de que fuera presidente. Un día, en el año de 1952, mientras se encontraba orando, tuvo una sorprendente y misteriosa revelación.

Estando frente a una imagen religiosa, vio los números 1-9-6-0 encima de la Casa Blanca y frente a la casa, un oscuro nubarrón, frente al cual se encontraba un chico de ojos azules, al mismo tiempo que escuchó una misteriosa voz que le decía que en 1960, un demócrata llegaría a la presidencia, pero que sería asesinado durante su cargo frente al poder.

Fue entonces cuando Jeane Dixon comenzó a ganar prestigio y un gran número de personalidades del medio del espectáculo y de la política estadounidense acudían a ella.

Jeane Dixon afirmaba que sus facultades como profeta provenían de Dios y aunque fue siempre muy polémica y controvertida, porque no todas sus predicciones se cumplieron e incluso falló en algunas otras, tiene en su haber una lista de desconcertantes presagios que se cumplieron al pie de letra.

Algunas de las supuestamente acertadas y fascinantes premoniciones de Jeane Dixon son: el asesinato de Robert Kennedy, el accidente aéreo en el que perdiera la vida Ted Kennedy, la enigmática muerte de Marilyn Monroe, el cruento asesinato de Martin Luther King o el deceso de Mahatma Gandhi.

A pesar de que la controversia persiguió a esta asombrosa mujer por haber fallado en algunas predicciones, lo sorprendente de las que acertó, hizo que pronto se olvidaran de sus desaciertos.

Verdad o no, lo cierto es que fue una mujer controvertida, que rápidamente ganó fama ya que acertó algunas de sus premoniciones, pero falló en algunas más, situación que la llevaría a crear el nombre de “Efecto Dixon” debido a la facilidad para olvidar sus vaticinios fallidos, desviando las miradas únicamente hacia las premoniciones acertadas, con la única finalidad de poder tener una mayor influencia en la gente.

Este es el enigmático mundo del Misterio y hasta que no se expliquen científicamente ciertos fenómenos paranormales, habrá que mantener la discreción precisa y deducir, con gran meticulosidad, sus propias conclusiones.

Fuente: https://es.blastingnews.com/ocio-cultura/2016/08/jeane-dixon-la-vidente-que-vaticino-el-asesinato-de-john-f-kennedy-001062999.html


 

EN LOS ÚLTIMOS AÑOS DE SU VIDA PERDIÓ SUS FACULTADES Y FUE OBJETO DE BURLAS

Una gitana vio en  su mano que sería adivina

Jeane Dixon

Se llamaba Jeane Dixon y nació en 1904. Era Capricornio. Cuando tenía ocho años, una gitana le leyó la palma de la mano. Le dijo que tenía un don para la profecía, que se haría famosísima, y le regaló una bola de cristal para practicar sus capacidades premonitorias, convenientemente estimuladas por su madre hasta que se casó y se mudó a Washington.

De orientar las inversiones de su marido y las vidas de sus vecinos, Dixon pronto pasaría a asesorar al país.

El asesinato de John F. Kennedy le dio fama nacional. En 1956 había declarado a una revista que en 1960 un demócrata sería elegido presidente y que moriría durante su mandato. En su posterior biografía,

Dixon enriqueció los detalles originales de su profecía, que hoy la habría convertido en instagramer, youtuber e influencer. Publicó siete libros, entre ellos un horóscopo para perros, y durante años firmó una columna de astrología que salía en diarios de todo el país.

No consta que, como ella decía, se viera con Franklin D. Roosevelt en la Casa Blanca, pero en unas cintas se la oye hablar con Richard Nixon (era amiga de su secretaria), y Nancy Reagan usó sus servicios hasta que esta concluyó que había perdido facultades porque no vaticinó la reelección de su marido.

Tenía visiones todo el tiempo. Muchas fueran tremendas patinadas como que en 1958 estallaría la tercera guerra mundial, que los rusos llegarían a la Luna antes que EE.UU., que un descendiente de Nefertiti llegaría al poder para unir al planeta o que George Bush padre sería reelegido.

¿Cómo pudo sobrevivir a tanto patinazo? En 1991, el matemático John Allen Paulos describió un fenómeno al que llamó el efecto Jeane Dixon: “La tendencia que todos tenemos a ver en las coincidencias más significado del que realmente tienen. Olvidamos todas las premoniciones que no predijeron el futuro y recordamos al detalle las que parecían hacerlo”.

Dixon murió en 1997. Su bola de cristal y otras posesiones salieron a subasta en el 2009. Pese al tiempo transcurrido, fue un absoluto éxito. “Vivimos en una cultura en la que todo gira en torno a la fama”, dijo la directora de la venta. Quizás, de algún modo, Dixon, con su propia existencia, anticipó el futuro. Al fin y al cabo, como en un momento dado Dixon/Hedman plantea al público: “¿Cuál es la diferencia entre un tuit y un horóscopo? Pues que uno es un simple puñado de mentiras y el otro)))… es un horóscopo”.

Fuente: https://www.lavanguardia.com/opinion/20190816/464098402380/el-efecto-jeane-dixon.html

Jeane Dixon, astróloga, psíquica y vidente, tuvo una visión y recibió un mensaje de que sería elegido y asesinado 12 años antes de su elección.

A lo largo de la historia de la humanidad, la premonición es una agudeza de algunos “elegidos” cuya asombrosa facultad nos ha fascinado siempre, tal es el caso de la afamada y muy controvertida, Jeane Dixon, astróloga, psíquica y vidente, nacida en Wisconcin, EE.UU. en 1904 y quien se sintió, desde muy chica, cautivada por el mundo de lo paranormal.

Educada bajo una inflexible disciplina religiosa, Jeane Dixon, presuntamente presagió la muerte de John F. Kennedy incluso antes de que fuera presidente. Un día, en el año de 1952, mientras se encontraba orando, tuvo una sorprendente y misteriosa revelación.

Estando frente a una imagen religiosa, vio los números 1-9-6-0 encima de la Casa Blanca y frente a la casa, un oscuro nubarrón, frente al cual se encontraba un chico de ojos azules, al mismo tiempo que escuchó una misteriosa voz que le decía que en 1960, un demócrata llegaría a la presidencia, pero que sería asesinado durante su cargo frente al poder.

Fue entonces cuando Jeane Dixon comenzó a ganar prestigio y un gran número de personalidades del medio del espectáculo y de la política estadounidense acudían a ella.

Jeane Dixon afirmaba que sus facultades como profeta provenían de Dios y aunque fue siempre muy polémica y controvertida, porque no todas sus predicciones se cumplieron e incluso falló en algunas otras, tiene en su haber una lista de desconcertantes presagios que se cumplieron al pie de letra.

Algunas de las supuestamente acertadas y fascinantes premoniciones de Jeane Dixon son: el asesinato de Robert Kennedy, el accidente aéreo en el que perdiera la vida Ted Kennedy, la enigmática muerte de Marilyn Monroe, el cruento asesinato de Martin Luther King o el deceso de Mahatma Gandhi.

A pesar de que la controversia persiguió a esta asombrosa mujer por haber fallado en algunas predicciones, lo sorprendente de las que acertó, hizo que pronto se olvidaran de sus desaciertos.

Verdad o no, lo cierto es que fue una mujer controvertida, que rápidamente ganó fama ya que acertó algunas de sus premoniciones, pero falló en algunas más, situación que la llevaría a crear el nombre de “Efecto Dixon” debido a la facilidad para olvidar sus vaticinios fallidos, desviando las miradas únicamente hacia las premoniciones acertadas, con la única finalidad de poder tener una mayor influencia en la gente.

Este es el enigmático mundo del Misterio y hasta que no se expliquen científicamente ciertos fenómenos paranormales, habrá que mantener la discreción precisa y deducir, con gran meticulosidad, sus propias conclusiones.

Fuente: https://es.blastingnews.com/ocio-cultura/2016/08/jeane-dixon-la-vidente-que-vaticino-el-asesinato-de-john-f-kennedy-001062999.html


 

EN LOS ÚLTIMOS AÑOS DE SU VIDA PERDIÓ SUS FACULTADES Y FUE OBJETO DE BURLAS

Una gitana vio en  su mano que sería adivina

Jeane Dixon

Se llamaba Jeane Dixon y nació en 1904. Era Capricornio. Cuando tenía ocho años, una gitana le leyó la palma de la mano. Le dijo que tenía un don para la profecía, que se haría famosísima, y le regaló una bola de cristal para practicar sus capacidades premonitorias, convenientemente estimuladas por su madre hasta que se casó y se mudó a Washington.

De orientar las inversiones de su marido y las vidas de sus vecinos, Dixon pronto pasaría a asesorar al país.

El asesinato de John F. Kennedy le dio fama nacional. En 1956 había declarado a una revista que en 1960 un demócrata sería elegido presidente y que moriría durante su mandato. En su posterior biografía,

Dixon enriqueció los detalles originales de su profecía, que hoy la habría convertido en instagramer, youtuber e influencer. Publicó siete libros, entre ellos un horóscopo para perros, y durante años firmó una columna de astrología que salía en diarios de todo el país.

No consta que, como ella decía, se viera con Franklin D. Roosevelt en la Casa Blanca, pero en unas cintas se la oye hablar con Richard Nixon (era amiga de su secretaria), y Nancy Reagan usó sus servicios hasta que esta concluyó que había perdido facultades porque no vaticinó la reelección de su marido.

Tenía visiones todo el tiempo. Muchas fueran tremendas patinadas como que en 1958 estallaría la tercera guerra mundial, que los rusos llegarían a la Luna antes que EE.UU., que un descendiente de Nefertiti llegaría al poder para unir al planeta o que George Bush padre sería reelegido.

¿Cómo pudo sobrevivir a tanto patinazo? En 1991, el matemático John Allen Paulos describió un fenómeno al que llamó el efecto Jeane Dixon: “La tendencia que todos tenemos a ver en las coincidencias más significado del que realmente tienen. Olvidamos todas las premoniciones que no predijeron el futuro y recordamos al detalle las que parecían hacerlo”.

Dixon murió en 1997. Su bola de cristal y otras posesiones salieron a subasta en el 2009. Pese al tiempo transcurrido, fue un absoluto éxito. “Vivimos en una cultura en la que todo gira en torno a la fama”, dijo la directora de la venta. Quizás, de algún modo, Dixon, con su propia existencia, anticipó el futuro. Al fin y al cabo, como en un momento dado Dixon/Hedman plantea al público: “¿Cuál es la diferencia entre un tuit y un horóscopo? Pues que uno es un simple puñado de mentiras y el otro)))… es un horóscopo”.

Fuente: https://www.lavanguardia.com/opinion/20190816/464098402380/el-efecto-jeane-dixon.html

Más recientes