More

    Lluvia de estrellas se podrá observar hasta el 12 de enero

     “Las Cuadrántidas” se considera como las mejores lluvias de estrellas del año y mejores fenómenos astronómicos visibles para el ser humano.

    En la antigüedad, el nivel de creencias sobrenaturales era mucho mayor al de ahora, esto debido a los avances científicos que traen consigo descubrimientos y explicaciones que hacen posible prevalecer al ser humano. Lo que pudo parecer una luz magnánima (estrella de Belén) que guíe a tres poderosos hombres hacia el nacimiento, en el lugar más recóndito de la tierra, de un bebé destinado a cumplir centenares de profecías, hoy sabemos, es la también y veraz magnánima, conjunción de Júpiter y Saturno. Lo que antes nos pudo parecer una prueba fidedigna de alguna divinidad, hoy entendemos que es una manifestación explicable y muchas veces cuantificable. Es el caso de la próxima lluvia de estrellas (lluvia de meteoros).

    Los cometas o meteoritos, fueron interpretados por las civilizaciones antiguas como una simbología de mal augurio, puesto que no se regían bajo alguna ley astronómica conocida hasta el momento. De igual manera, una lluvia de meteoros era significancia de algún mal porvenir, en yugo a sus contextos contemporáneos. Sin embargo, el fenómeno que a continuación se explica; se origina en base a los fragmentos de polvo y hielo, que en algún momento se desprendieron de cometas que pasaron por la órbita de la Tierra alrededor del Sol. Cuando la Tierra atraviesa dicha nube de fragmentos, durante su órbita natural alrededor del Sol, éstos entran a la atmósfera a varios kilómetros por segundo, lo que provoca que se incendien liberando luz.

    Las Cuadrántidas, que alcanzan su punto máximo a principios de enero de cada año, se consideran una de las mejores lluvias de meteoros anuales. La NASA informó que se podrá observar este fenómeno astronómico hasta el 12 de enero, principalmente en el hemisferio norte. Tal precipitación de meteoros se produce debido a un cometa destrozado nombrado 2003 EH1, y que alcanza una actividad de 120 estrellas visibles por hora.

     

     “Las Cuadrántidas” se considera como las mejores lluvias de estrellas del año y mejores fenómenos astronómicos visibles para el ser humano.

    En la antigüedad, el nivel de creencias sobrenaturales era mucho mayor al de ahora, esto debido a los avances científicos que traen consigo descubrimientos y explicaciones que hacen posible prevalecer al ser humano. Lo que pudo parecer una luz magnánima (estrella de Belén) que guíe a tres poderosos hombres hacia el nacimiento, en el lugar más recóndito de la tierra, de un bebé destinado a cumplir centenares de profecías, hoy sabemos, es la también y veraz magnánima, conjunción de Júpiter y Saturno. Lo que antes nos pudo parecer una prueba fidedigna de alguna divinidad, hoy entendemos que es una manifestación explicable y muchas veces cuantificable. Es el caso de la próxima lluvia de estrellas (lluvia de meteoros).

    Los cometas o meteoritos, fueron interpretados por las civilizaciones antiguas como una simbología de mal augurio, puesto que no se regían bajo alguna ley astronómica conocida hasta el momento. De igual manera, una lluvia de meteoros era significancia de algún mal porvenir, en yugo a sus contextos contemporáneos. Sin embargo, el fenómeno que a continuación se explica; se origina en base a los fragmentos de polvo y hielo, que en algún momento se desprendieron de cometas que pasaron por la órbita de la Tierra alrededor del Sol. Cuando la Tierra atraviesa dicha nube de fragmentos, durante su órbita natural alrededor del Sol, éstos entran a la atmósfera a varios kilómetros por segundo, lo que provoca que se incendien liberando luz.

    Las Cuadrántidas, que alcanzan su punto máximo a principios de enero de cada año, se consideran una de las mejores lluvias de meteoros anuales. La NASA informó que se podrá observar este fenómeno astronómico hasta el 12 de enero, principalmente en el hemisferio norte. Tal precipitación de meteoros se produce debido a un cometa destrozado nombrado 2003 EH1, y que alcanza una actividad de 120 estrellas visibles por hora.

     

    Más recientes