Los bonos, las pruebas, las multas, ahora son las fosas, ¿Después qué vendrá?

0
1085
Columna Phillip Butters
Phillip Butters

Por: Phillip Butters / En los primeros días de la cuarentena pusieron mucho énfasis con respecto al tema de la repartición de los 380 soles en los llamados bonos que lastimosamente no han llegado presumo ni a la mitad de los presuntos beneficiados. Tal es así que ya no tenemos siquiera cifras, ni se le conoce la cara a la señora ministra Ariela Luna.

Luego el Gobierno comenzó a insistir duro y parejo en todo el tema de las pruebas, diciendo que iban a venir las pruebas moleculares y que se estaba haciendo pruebas
serológicas. El hecho es que ahora dan rápidamente una cantidad global de pruebas y ya no tenemos cómo saber realmente si el Gobierno tiene o no pruebas moleculares
o si alguna vez van a llegar porque en esa parte del discurso, ya ni siquiera se menciona. Sabemos que tienen un inmenso stop de 1 millón 300 mil pruebas serológicas que
como ya todo el mundo sabe, dan una cantidad de falsos negativos abrumador. Hasta donde se sabe por información presentada casi de manera clandestina por el Instagram de RPP podemos presumir que hay 133 mil pruebas sobrantes moleculares que hasta donde los cálculos más razonables dan deberían servir para 14 días más si es que hiciésemos 10 mil o 12 mil pruebas al día.

Eso impulsaría muy duramente la cifra de los contagiados probablemente a 2 mil al día. El hecho es que el Gobierno el día de ayer dice que se elevaron la cantidad de fallecidos que ya hay más de 11 mil personas infectadas, pero honestamente ya al presidente la gente no lo quiere ni escuchar hablar de esos números porque termina sin entenderlos. Lo que
se sabe es que hay inmensas colas en diversas donde hay gente clamando, porque le hagan las pruebas de descarte, y no hay ni la una ni la otra. Lo propio pasa con los médicos del MINSA los médicos de EsSalud que se quejan diariamente en todos los facebooks habidos y por haber. Y por supuesto, las fuerzas militares que, dicho sea de paso, en las noches no están saliendo, porque cada vez uno ve, al menos en Lima, menos militares rondando en la madrugada. Para colmo ayer el presidente se paseó por la Escuela
del Ejército y la Escuela Naval, tratando de hacer sentir que él es el que manda, coda que me preocupó, porque eso es algo obvio y más pareció una situación propagandística, o de reconocimiento de su poder interno.

El hecho es que lo de las multas cayó en saco roto como es obvio el Gobierno tendría que poner decenas de miles multas al día. Y eso es un absurdo inmanejable y por supuesto limitaría la supuesta popularidad, según las encuestas sobonas que tiene en este momento una cuarentena pero que seguramente le van a dar una inmensa popularidad a Martín Vizcarra luego de esta situación. Pero la verdad es que lo que más preocupa es que parece que no tiene plan. ¿Por qué? Porque ahora resulta que se juntaron con George Forsyth, el siempre figuretti alcalde de La Victoria y le dijeron que prepare sino fosas comunes, fosas individuales en el Parque del Migrante, en pleno centro de la ciudad, porque han de saber ustedes que La Victoria es un distrito céntrico.

Es eso es algo entendible, lo propio está pasando en Lambayeque. Haber ¿Hay más muertos de los que nos dicen? ¿Realmente lo que nos dijo la señora Mazzetti es cierto?
¿Qué nos faltan crematorios? ¿Es verdad que están intentando congelar a los muertos? ¿Es tan grave la situación? Porque si no, no se entienden ese tipo de noticias, que son
a veces esperpénticas. Algo nos están ocultando. Cada día un cuento nuevo, que dura dos o tres días más. ¿Cuál va ser el nuevo cuento? ¿El de las fosas comunes en vez de individuales?.