More

    Marruecos desbloquea vía comercial entre Europa y Mauritania

    Ricardo Sánchez Serra (*)

    El Gobierno marroquí decidió reabrir las vías terrestres de comercio internacional entre Europa, su país y Mauritania, cerradas arbitrariamente por grupos de secuestrados saharauis obligados por el Frente Polisario a hacerlo.

    Más de 500 camiones se encontraban detenidos desde hace más de tres semanas, a pesar que hubo llamamientos internacionales –inclusive del propio secretario general, António Guterres- al Polisario para que se desbloquee el tráfico, que hizo de oídos sordos, causando tensión y pérdidas millonarias al comercio internacional.

    Los sucesos ocurrieron en la zona denominada Guerguerat, un paraje que sirve de colchón de seguridad para que los Cascos Azules de la ONU resguarden el alto al fuego entre Marruecos y el Frente Polisario.

    Hubo un intercambio de disparos al aire, por lo que no hubo víctimas que lamentar, señalaron las agencias de noticias internacionales. Marruecos explicó que realizaron un “cordón de seguridad para garantizar el flujo de bienes y personas”; y, por otra parte, los manifestantes saharauis volvieron a Tinduf en Argelia, en donde tienen sus campamentos, retirándose junto con las fuerzas militares de seguridad que los resguardaban.

    Los soldados marroquíes retiraron las barricadas construidas por los manifestantes con llantas o carrocerías de vehículos abandonados, para despejar la zona al tráfico.

    No es primera vez que el Polisario realiza hostilizaciones contra Marruecos, violando los acuerdos del Alto al Fuego. Meses atrás los Cascos Azules obligaron a retirarse del Guerguerat -que no es un “territorio liberado” como denominan, sino reiteramos una zona colchón- a las milicias del Polisario. Desde el año 2017 el vocero de la ONU pide al Polisario que no  obstaculice el tráfico civil y comercial en Guerguerat.

    Estas provocaciones siempre las realizan cuando se acerca la toma de decisiones del Consejo de Seguridad, que una vez más insta a mantener la paz y a las conversaciones para una solución definitivamente mutuamente aceptable bajo la avenencia y tomando en cuenta la iniciativa marroquí de autonomía, entre otro ítems.

    La medida marroquí de abrir los caminos para el comercio internacional, está respaldada por la legislación internacional.

    (*) Analista internacional

    Ricardo Sánchez Serra (*)

    El Gobierno marroquí decidió reabrir las vías terrestres de comercio internacional entre Europa, su país y Mauritania, cerradas arbitrariamente por grupos de secuestrados saharauis obligados por el Frente Polisario a hacerlo.

    Más de 500 camiones se encontraban detenidos desde hace más de tres semanas, a pesar que hubo llamamientos internacionales –inclusive del propio secretario general, António Guterres- al Polisario para que se desbloquee el tráfico, que hizo de oídos sordos, causando tensión y pérdidas millonarias al comercio internacional.

    Los sucesos ocurrieron en la zona denominada Guerguerat, un paraje que sirve de colchón de seguridad para que los Cascos Azules de la ONU resguarden el alto al fuego entre Marruecos y el Frente Polisario.

    Hubo un intercambio de disparos al aire, por lo que no hubo víctimas que lamentar, señalaron las agencias de noticias internacionales. Marruecos explicó que realizaron un “cordón de seguridad para garantizar el flujo de bienes y personas”; y, por otra parte, los manifestantes saharauis volvieron a Tinduf en Argelia, en donde tienen sus campamentos, retirándose junto con las fuerzas militares de seguridad que los resguardaban.

    Los soldados marroquíes retiraron las barricadas construidas por los manifestantes con llantas o carrocerías de vehículos abandonados, para despejar la zona al tráfico.

    No es primera vez que el Polisario realiza hostilizaciones contra Marruecos, violando los acuerdos del Alto al Fuego. Meses atrás los Cascos Azules obligaron a retirarse del Guerguerat -que no es un “territorio liberado” como denominan, sino reiteramos una zona colchón- a las milicias del Polisario. Desde el año 2017 el vocero de la ONU pide al Polisario que no  obstaculice el tráfico civil y comercial en Guerguerat.

    Estas provocaciones siempre las realizan cuando se acerca la toma de decisiones del Consejo de Seguridad, que una vez más insta a mantener la paz y a las conversaciones para una solución definitivamente mutuamente aceptable bajo la avenencia y tomando en cuenta la iniciativa marroquí de autonomía, entre otro ítems.

    La medida marroquí de abrir los caminos para el comercio internacional, está respaldada por la legislación internacional.

    (*) Analista internacional

    Más recientes