More

    Martín Vizcarra reconoció que se vacunó en secreto

    Mientras la primera ola se llevaba la vida de miles de peruanos

    Al expresidente Martín Vizcarra no le quedó otra y terminó confesando que sí ha recibido la vacuna contra la Covid-19. Lo hizo de manera secreta y durante su mandato, mientras miles de peruanos morían a causa de la primera ola de la Covid-19.

    La confesión la hizo durante un evento en Tacna, confirmando que el 2 de octubre participó de los ensayos que el laboratorio chino realizó en el Perú, pese a que el entonces presidente del Consejo de Ministros no se lo recomendó.

    “Consulté con el premier (Walter Martos) y me dijo que no me lo recomienda, que es muy riesgoso. Finalmente tomé la decisión valiente de sumarme a los 12 mil voluntarios y que me hagan la prueba experimental. Fue el 2 de octubre. Para ello, con esa prueba la fase 3 se terminó y la vacuna fue aprobada el 31 de diciembre y recién tiene validez”, relató.

    LA ESPOSA

    En la conferencia, en la que estuvo acompañado de Daniel Salaverry, Vizcarra señaló que su esposa también fue parte de estos ensayos de la vacuna china. Al ser consultado sobre la razón por la que no dio a conocer a la población esta decisión, el expresidente se amparó en la reserva del estudio de laboratorio.

    El exmandatario se pronunció tras la propalación de una información en un canal televisivo, en el que se indicó que tanto él como su esposa, Maribel Díaz Cabello, habrían recibido las primeras dosis de Sinopharm en el mes de setiembre 2020, cuando todavía ocupaba la jefatura de Estado.

    Martín Vizcarra detalló que la segunda dosis del ensayo de la fase 3 de Sinopharm la recibió a finales de octubre del 2020.

    Ese mes, el laboratorio Martín Vizcarra reconoció que se vacunó en secreto chino había enviado sus primeros lotes de vacunas para proceder con las marchas blancas de los ensayos clínicos de la fase III que se realizarían en el Perú a través de la Universidad Cayetano Heredia. A todos los participantes de estas pruebas se les administraría una dosis que podía ser la vacuna real o un placebo.

    Mientras la primera ola se llevaba la vida de miles de peruanos

    Al expresidente Martín Vizcarra no le quedó otra y terminó confesando que sí ha recibido la vacuna contra la Covid-19. Lo hizo de manera secreta y durante su mandato, mientras miles de peruanos morían a causa de la primera ola de la Covid-19.

    La confesión la hizo durante un evento en Tacna, confirmando que el 2 de octubre participó de los ensayos que el laboratorio chino realizó en el Perú, pese a que el entonces presidente del Consejo de Ministros no se lo recomendó.

    “Consulté con el premier (Walter Martos) y me dijo que no me lo recomienda, que es muy riesgoso. Finalmente tomé la decisión valiente de sumarme a los 12 mil voluntarios y que me hagan la prueba experimental. Fue el 2 de octubre. Para ello, con esa prueba la fase 3 se terminó y la vacuna fue aprobada el 31 de diciembre y recién tiene validez”, relató.

    LA ESPOSA

    En la conferencia, en la que estuvo acompañado de Daniel Salaverry, Vizcarra señaló que su esposa también fue parte de estos ensayos de la vacuna china. Al ser consultado sobre la razón por la que no dio a conocer a la población esta decisión, el expresidente se amparó en la reserva del estudio de laboratorio.

    El exmandatario se pronunció tras la propalación de una información en un canal televisivo, en el que se indicó que tanto él como su esposa, Maribel Díaz Cabello, habrían recibido las primeras dosis de Sinopharm en el mes de setiembre 2020, cuando todavía ocupaba la jefatura de Estado.

    Martín Vizcarra detalló que la segunda dosis del ensayo de la fase 3 de Sinopharm la recibió a finales de octubre del 2020.

    Ese mes, el laboratorio Martín Vizcarra reconoció que se vacunó en secreto chino había enviado sus primeros lotes de vacunas para proceder con las marchas blancas de los ensayos clínicos de la fase III que se realizarían en el Perú a través de la Universidad Cayetano Heredia. A todos los participantes de estas pruebas se les administraría una dosis que podía ser la vacuna real o un placebo.

    Más recientes