More

    Ministerio Público investiga posible reunión Blume-Loza

    Blume  y abogada de Keiko habrían coincidido en restaurante de San Borja

     

    Mientras que el presidente del Tribunal Constitucional, Ernesto Blume, negó haber participado en dicha cita, la abogada de Keiko Fujimori sí recuerda el episodio, pero rechaza haber conversado con el magistrado, antes de la sentencia que favoreció a la excandidata presidencial. Trascendió que el 9 de noviembre el presidente del Tribunal Constitucional, Ernesto Blume Fortini, y la abogada de Keiko Fujimori, Giulliana Loza Ávalos, habrían coincidido en el restaurante “Bocatta”, en la avenida Primavera 311, en Chacarilla, distrito de San Borja.

    El encuentro se habría producido antes de que Blume sustentara ante el pleno de magistrados del Tribunal Constitucional su ponencia a favor de la excarcelación de la excandidata presidencial, el martes 19 de noviembre. El colegiado aprobó la propuesta del titular del TC el jueves 28 de noviembre.

    El Ministerio Público investiga el caso para determinar si se produjo una reunión entre Blume y Loza y, de haberse dado esta, qué influencia tuvo la misma en la sentencia que favoreció a Keiko Fujimori. Como es usual en estos casos, el procedimiento se desarrolla bajo estricta reserva, pero este diario pudo verificar que incluso los mozos del establecimiento Bocatta han sido entrevistados y, para confirmar la versión, se ha requerido a los administradores los videos del local.

    El doctor Blumedice que no conoce a Giulliana Loza y que nunca se ha reunido con ella. Solo la ha visto el día de la audiencia (el 25 de noviembre, cuando defendió el hábeas corpus a favor de Keiko Fujimori). Afirma, además, que es falso que ambos se hayan reunido en noviembre en un restaurante”, informó Gonzales aun medio de comunicación.

    “Juro que no. Solo me senté y al verlo me fui. A Ernesto Blume ni siquiera le di un saludo. ¿Creen que alegremente voy a reunirme con Blume en un lugar abierto y en un restaurante? Imposible”, aseguró.

    “Por mi madre. Juro que solo me senté y me levanté; nunca hablé con Blume, ni siquiera lo saludé”, insistió Loza.

    Blume  y abogada de Keiko habrían coincidido en restaurante de San Borja

     

    Mientras que el presidente del Tribunal Constitucional, Ernesto Blume, negó haber participado en dicha cita, la abogada de Keiko Fujimori sí recuerda el episodio, pero rechaza haber conversado con el magistrado, antes de la sentencia que favoreció a la excandidata presidencial. Trascendió que el 9 de noviembre el presidente del Tribunal Constitucional, Ernesto Blume Fortini, y la abogada de Keiko Fujimori, Giulliana Loza Ávalos, habrían coincidido en el restaurante “Bocatta”, en la avenida Primavera 311, en Chacarilla, distrito de San Borja.

    El encuentro se habría producido antes de que Blume sustentara ante el pleno de magistrados del Tribunal Constitucional su ponencia a favor de la excarcelación de la excandidata presidencial, el martes 19 de noviembre. El colegiado aprobó la propuesta del titular del TC el jueves 28 de noviembre.

    El Ministerio Público investiga el caso para determinar si se produjo una reunión entre Blume y Loza y, de haberse dado esta, qué influencia tuvo la misma en la sentencia que favoreció a Keiko Fujimori. Como es usual en estos casos, el procedimiento se desarrolla bajo estricta reserva, pero este diario pudo verificar que incluso los mozos del establecimiento Bocatta han sido entrevistados y, para confirmar la versión, se ha requerido a los administradores los videos del local.

    El doctor Blumedice que no conoce a Giulliana Loza y que nunca se ha reunido con ella. Solo la ha visto el día de la audiencia (el 25 de noviembre, cuando defendió el hábeas corpus a favor de Keiko Fujimori). Afirma, además, que es falso que ambos se hayan reunido en noviembre en un restaurante”, informó Gonzales aun medio de comunicación.

    “Juro que no. Solo me senté y al verlo me fui. A Ernesto Blume ni siquiera le di un saludo. ¿Creen que alegremente voy a reunirme con Blume en un lugar abierto y en un restaurante? Imposible”, aseguró.

    “Por mi madre. Juro que solo me senté y me levanté; nunca hablé con Blume, ni siquiera lo saludé”, insistió Loza.

    Más recientes