More

    Obispos de Perú: La eutanasia siempre será un camino equivocado

    La Conferencia Episcopal Peruana mostró su postura sobre el pedido de Ana Estrada de recurrir legalmente a la eutanasia.

    Hace poco el Décimo Primer Juzgado Constitucional de la Corte de Lima, aprobó el pedido de Ana Estrada Ugarte, de recurrir a la eutanasia. Asimismo, la entidad exigió al Minsa y Essalud respetar la decisión. En esa línea, la Conferencia Episcopal Peruana (CEP), hizo público un comunicado donde expresaba su solidaridad con el caso, sin embargo, no avalaba dicho procedimiento.

    “Comprendemos el sufrimiento que Ana Estrada Ugarte viene atravesando a causa de su enfermedad, nos solidarizamos con ella, le ofrecemos nuestra oración y cercanía para que en medio del dolor y la angustia que le ha tocado vivir, abra su corazón a la fe, a la misericordia y al amor de Dios”, señala el documento.

    Por otro lado, indica que “la eutanasia siempre será un camino equivocado”, porque es atentar contra el derecho inalienable a la vida, pues “causa directamente la muerte de un ser humano y por ello es un acto intrínsecamente malo en toda ocasión y circunstancia”.

    Asimismo, recuerda que la Constitución establece con claridad que el fin supremo de la sociedad y del Estado es la defensa de la persona humana y el respeto de su dignidad, es decir, “cuidar, respetar y promover la vida desde la concepción hasta su término natural”. “Por tanto, ninguna autoridad puede legítimamente imponerla o permitirla. Es contradictorio y no se debe tolerar que un órgano del Estado Peruano pretenda cambiar una norma constitucional y promueva acciones contra este sagrado principio”, añade.

    La Conferencia Episcopal Peruana mostró su postura sobre el pedido de Ana Estrada de recurrir legalmente a la eutanasia.

    Hace poco el Décimo Primer Juzgado Constitucional de la Corte de Lima, aprobó el pedido de Ana Estrada Ugarte, de recurrir a la eutanasia. Asimismo, la entidad exigió al Minsa y Essalud respetar la decisión. En esa línea, la Conferencia Episcopal Peruana (CEP), hizo público un comunicado donde expresaba su solidaridad con el caso, sin embargo, no avalaba dicho procedimiento.

    “Comprendemos el sufrimiento que Ana Estrada Ugarte viene atravesando a causa de su enfermedad, nos solidarizamos con ella, le ofrecemos nuestra oración y cercanía para que en medio del dolor y la angustia que le ha tocado vivir, abra su corazón a la fe, a la misericordia y al amor de Dios”, señala el documento.

    Por otro lado, indica que “la eutanasia siempre será un camino equivocado”, porque es atentar contra el derecho inalienable a la vida, pues “causa directamente la muerte de un ser humano y por ello es un acto intrínsecamente malo en toda ocasión y circunstancia”.

    Asimismo, recuerda que la Constitución establece con claridad que el fin supremo de la sociedad y del Estado es la defensa de la persona humana y el respeto de su dignidad, es decir, “cuidar, respetar y promover la vida desde la concepción hasta su término natural”. “Por tanto, ninguna autoridad puede legítimamente imponerla o permitirla. Es contradictorio y no se debe tolerar que un órgano del Estado Peruano pretenda cambiar una norma constitucional y promueva acciones contra este sagrado principio”, añade.

    Más recientes