22.9 C
Lima
Domingo, Enero 24, 2021

Policía mata otro afroamericano en Atlanta y desata violentos disturbios

Manifestantes incendiaron restaurante donde Rayshard Brooks fue abaleado por resistirse a ser arrestado

Al menos 36 personas fueron arrestadas en Atlanta en el marco de las renovadas protestas como consecuencia de la muerte del joven afroamericano Rayshard Brooks por disparos de la Policía, según reportó el departamento policial de la ciudad.

La escena del crimen ha sido escenario de fuertes protestas que culminaron con el incendio provocado del restaurante antes de la intervención de la Policía, que dispersó a los concentrados con gases lacrimógenos.

El incidente comenzó en el aparcamiento de un restaurante de comida rápida de la ciudad, cuando, según el informe de la Policía, los agentes se acercaron a Brooks, de 27 años, que se había quedado dormido en su coche, y bloqueaba el paso de los clientes. La Policía realizó una prueba a alcoholemia a Brooks, que dio positivo, e intentaron ponerle bajo custodia.

Según el informe policial de los acontecimientos recogido por el ‘Atlanta Journal’, en ese momento se produjo un forcejeo durante el que Brooks habría intentado arrebatar de manos de uno de los agentes una pistola de descargas eléctricas antes de darse a la fuga, momento en que los agentes abren fuego y matan al joven.

Los manifestantes prendieron fuego el sábado al restaurante Wendy’s donde fue baleado Brooks la noche anterior y cortaron el tráfico en una autopista cercana.

RENUNCIA JEFA POLICIAL

El fuego quedó extinguido casi a la medianoche, aunque imágenes de cadenas locales de televisión mostraban que estaba de nuevo en llamas en torno a las 4 de la madrugada del domingo (8 GMT). Sobre el cierre de la jornada, la policía confirmó al menos 36 detenidos.

La balacera se produjo en un momento de gran tensión por la brutalidad policial y demandas de reformas en todo Estados Unidos tras la muerte de Floyd en Minneapolis el 25 de mayo.

Las consecuencias de la muerte de Brooks fueron inmediatas. El primer agente, Devin Brosnan, se encuentra bajo despido temporal administrativo. El segundo, Garrett Rolfe, presunto autor de los disparos, ha sido despedido, y la jefa de Policía de Atlanta, Erika Shields, ha dejado el cargo.

La alcaldesa de Atlanta, Keisha Lance Bottoms, dijo que Shields, una mujer blanca nombrada jefa en diciembre de 2016, será remplazada de forma interina por su número dos, Rodney Bryant, un hombre negro.

La propia Policía de Atlanta ha indicado que todavía sigue recopilando imágenes de cámaras de seguridad y las recogidas por los testigos del incidente para tener una panorámica completa de lo sucedido.

Chris Stewart, abogado de la familia de Brooks, dijo que el agente que disparó debería ser procesado por “un uso injustificado de la fuerza letal, que equivale a asesinato”.

CONFIRMAN CESE DE POLICÍA QUE LE DIO MUERTE

La Policía de Atlanta (Georgia, EEUU) confirmó el domingo que ha despedido a al agente blanco Garrett Rolfe, que mató a tiros el viernes al joven negro Rayshard Brooks, tras una noche de intensas protestas que incluyeron el incendio de un restaurante.

EN VIDEO SE VE A LA VÍCTIMA QUE CORRE Y RECIBE UN BALAZO

En na filmación recuperada por la policía, se ve a dos policías forcejeando con Brooks en el suelo, y este  le aplica un puñetazo a uno de ellos, en seguida se le ve corriendo, los policíaslo persiguen y, tras dispararle varias veces, logran abatirlo.

POLICÍAS INSISTEN QUE DISPARARON EN DEFENSA PROPIA

Los agentes que dieron muerto a Rayshard Brooks aseguraron que  tras intervenirlo y dar positivo a la prueba de alcoholemia, trataron de detenerlo, pero este no colaboró y les arrebató una táser ( pístola paralizante), lo que dio lugar a la balacera en la que murió.

Manifestantes incendiaron restaurante donde Rayshard Brooks fue abaleado por resistirse a ser arrestado

Al menos 36 personas fueron arrestadas en Atlanta en el marco de las renovadas protestas como consecuencia de la muerte del joven afroamericano Rayshard Brooks por disparos de la Policía, según reportó el departamento policial de la ciudad.

La escena del crimen ha sido escenario de fuertes protestas que culminaron con el incendio provocado del restaurante antes de la intervención de la Policía, que dispersó a los concentrados con gases lacrimógenos.

El incidente comenzó en el aparcamiento de un restaurante de comida rápida de la ciudad, cuando, según el informe de la Policía, los agentes se acercaron a Brooks, de 27 años, que se había quedado dormido en su coche, y bloqueaba el paso de los clientes. La Policía realizó una prueba a alcoholemia a Brooks, que dio positivo, e intentaron ponerle bajo custodia.

Según el informe policial de los acontecimientos recogido por el ‘Atlanta Journal’, en ese momento se produjo un forcejeo durante el que Brooks habría intentado arrebatar de manos de uno de los agentes una pistola de descargas eléctricas antes de darse a la fuga, momento en que los agentes abren fuego y matan al joven.

Los manifestantes prendieron fuego el sábado al restaurante Wendy’s donde fue baleado Brooks la noche anterior y cortaron el tráfico en una autopista cercana.

RENUNCIA JEFA POLICIAL

El fuego quedó extinguido casi a la medianoche, aunque imágenes de cadenas locales de televisión mostraban que estaba de nuevo en llamas en torno a las 4 de la madrugada del domingo (8 GMT). Sobre el cierre de la jornada, la policía confirmó al menos 36 detenidos.

La balacera se produjo en un momento de gran tensión por la brutalidad policial y demandas de reformas en todo Estados Unidos tras la muerte de Floyd en Minneapolis el 25 de mayo.

Las consecuencias de la muerte de Brooks fueron inmediatas. El primer agente, Devin Brosnan, se encuentra bajo despido temporal administrativo. El segundo, Garrett Rolfe, presunto autor de los disparos, ha sido despedido, y la jefa de Policía de Atlanta, Erika Shields, ha dejado el cargo.

La alcaldesa de Atlanta, Keisha Lance Bottoms, dijo que Shields, una mujer blanca nombrada jefa en diciembre de 2016, será remplazada de forma interina por su número dos, Rodney Bryant, un hombre negro.

La propia Policía de Atlanta ha indicado que todavía sigue recopilando imágenes de cámaras de seguridad y las recogidas por los testigos del incidente para tener una panorámica completa de lo sucedido.

Chris Stewart, abogado de la familia de Brooks, dijo que el agente que disparó debería ser procesado por “un uso injustificado de la fuerza letal, que equivale a asesinato”.

CONFIRMAN CESE DE POLICÍA QUE LE DIO MUERTE

La Policía de Atlanta (Georgia, EEUU) confirmó el domingo que ha despedido a al agente blanco Garrett Rolfe, que mató a tiros el viernes al joven negro Rayshard Brooks, tras una noche de intensas protestas que incluyeron el incendio de un restaurante.

EN VIDEO SE VE A LA VÍCTIMA QUE CORRE Y RECIBE UN BALAZO

En na filmación recuperada por la policía, se ve a dos policías forcejeando con Brooks en el suelo, y este  le aplica un puñetazo a uno de ellos, en seguida se le ve corriendo, los policíaslo persiguen y, tras dispararle varias veces, logran abatirlo.

POLICÍAS INSISTEN QUE DISPARARON EN DEFENSA PROPIA

Los agentes que dieron muerto a Rayshard Brooks aseguraron que  tras intervenirlo y dar positivo a la prueba de alcoholemia, trataron de detenerlo, pero este no colaboró y les arrebató una táser ( pístola paralizante), lo que dio lugar a la balacera en la que murió.

Más recientes