22.9 C
Lima
Viernes, Enero 15, 2021

Por: Alter B. Himelfarb W. / El “Miedo” Oriente (IV)

Cuando a finales del 2012, fueron publicados los “III” Artículos anteriores, hace 8 años, era de esperarse que “con el tiempo”, las partes involucradas: La Autoridad Palestina, Hamás, Hezbolláh, una chorrera de grupos yijadistas/Terroristas e Irán,  le bajaran el “volumen” a su deseo de acabar con el Estado de Israel.

Lamentablemente, al día de hoy, de todos ellos, el único Estado, legalmente establecido, IRÁN, se ha mantenido firme y decidido a acabar con el Estado de Israel.

El único Estado que ha promovido la violencia, contra Israel, y que ha estado apoyando a un *estado* dentro de otro Estado, o sea, a Hezbolláh dentro de Líbano, es Irán. El único Estado que se desangra económicamente, por más plata petrolera que tenga-, fomentando y apoyando el terrorismo, -contra Israel-, es IRÁN.  Esas cuantiosas sumas de dinero, podrían invertirse en su población.

IRÁN “pretendía” ayudar a Siria, en su lucha contra los rebeldes sirios, pero lo que realmente hizo, -en río revuelto, ganancia de pescadores-, fue ir armando “por la sombrita”, un cordón de terroristas a lo largo de las fronteras con Israel.

Así encontramos, miembros del Cuerpo de los Guardianes de la Revolución Islámica e instalaciones y depósitos de armamentos en Yemen, Irak y otro tanto en Siria.  Las casas de quienes huyeron de Siria como refugiados, a pocos metros de la frontera con israel, se las endosaron a terroristas de Hezbolláh.  Y aunque al Líbano, no han podido entrar -propiamente- iraníes,  han armado su infraestructura terrorista, cada día más voluminosa, a través de Hezbolláh.

Por ese enceguecido y enloquecido deseo de acabar con Israel, fue asesinado Qasem Soleimani, Comandante de la Fuerzas Quds del Cuerpo de los Guardianes de la Revolución Islámica.  Acababa de aterrizar “secretamente” en Irak, cuado unos drones, lo dejaronf uera de combate.  Es decir, fue ultimado en un terreno, digamos, neutral.

Por su parte, Israel le ha estado  bombardeando depósitos de armas e instalaciones, en los países del “acordonamiento”.  En este caso, en Irak y en Siria, donde lamentablemente, personal iraní ha muerto en esos bombardeos. Probablemente, pensando en que IRÁN comience a reflexionar con sensatez y se concentre en solucionar sus problemas de Coronavirus y otros problemas sociales que le aquejan.

Pero nada que Irán madure la posibilidad de alejarse de su plan de atacar a Israel.  (Aquí entre nos: Si Israel no hubiera osado, -durante varios años-, a atacar esos depósitos de armamento e infra-estructura terrorista, ya Israel estaría “en la olla”, Dios nos libre).

Y desgraciadamente, dentro de esa estrategia, un poco funesta, a manera de “detente”, a manera de “paralizar” o retardar su Programa Nuclear belicoso, esta contienda se llevó la  vida en un atentado de una de las eminencias, -cerebro-, que tenía IRÁN, en su programa nuclear militar, el científico Mohsen Fakhrizadeh, Programa Nuclear Belicoso ¿Para qué carajos?.

Se imaginan ustedes, apreciados lectores, lo que sería una bomba atómica en manos de estos esquizofrénicos que, como muestra de su pulso terrorista, en ARGENTINA, el 17 de Marzo de 1992, cometieron el atentado a la Embajada de Israel, con un saldo de 22 muertos y 242 heridos.  Unos años más tarde, también en ARGENTINA, en Julio 18 de 1994, asesinaron a 85 personas y dejaron heridas a 300, en el atentado a la AMIA (Asociación de Mutuales Israelíes Argentinas) destruyendo totalmente el edificio.

Es tan grande la corrupción en ARGENTINA, que al día de hoy, a finales del año 2020, 25 años después, ninguno de estos actos terroristas ha sido resuelto, ni hay nadie pagando condena por estos  viles asesinatos.

¿Cómo es posible? ¿Dos atentados en ARGENTINA, sin resolver? ¿Cuántos millones de dólares, habrán corrido por debajo de la mesa, de parte de IRÁN, para enredar, enredar y enredar y crear esa impunidad?

(*) Miembro A.I.E.L.C.

(*) La Dirección no se hace responsable por los artículos firmados.

Cuando a finales del 2012, fueron publicados los “III” Artículos anteriores, hace 8 años, era de esperarse que “con el tiempo”, las partes involucradas: La Autoridad Palestina, Hamás, Hezbolláh, una chorrera de grupos yijadistas/Terroristas e Irán,  le bajaran el “volumen” a su deseo de acabar con el Estado de Israel.

Lamentablemente, al día de hoy, de todos ellos, el único Estado, legalmente establecido, IRÁN, se ha mantenido firme y decidido a acabar con el Estado de Israel.

El único Estado que ha promovido la violencia, contra Israel, y que ha estado apoyando a un *estado* dentro de otro Estado, o sea, a Hezbolláh dentro de Líbano, es Irán. El único Estado que se desangra económicamente, por más plata petrolera que tenga-, fomentando y apoyando el terrorismo, -contra Israel-, es IRÁN.  Esas cuantiosas sumas de dinero, podrían invertirse en su población.

IRÁN “pretendía” ayudar a Siria, en su lucha contra los rebeldes sirios, pero lo que realmente hizo, -en río revuelto, ganancia de pescadores-, fue ir armando “por la sombrita”, un cordón de terroristas a lo largo de las fronteras con Israel.

Así encontramos, miembros del Cuerpo de los Guardianes de la Revolución Islámica e instalaciones y depósitos de armamentos en Yemen, Irak y otro tanto en Siria.  Las casas de quienes huyeron de Siria como refugiados, a pocos metros de la frontera con israel, se las endosaron a terroristas de Hezbolláh.  Y aunque al Líbano, no han podido entrar -propiamente- iraníes,  han armado su infraestructura terrorista, cada día más voluminosa, a través de Hezbolláh.

Por ese enceguecido y enloquecido deseo de acabar con Israel, fue asesinado Qasem Soleimani, Comandante de la Fuerzas Quds del Cuerpo de los Guardianes de la Revolución Islámica.  Acababa de aterrizar “secretamente” en Irak, cuado unos drones, lo dejaronf uera de combate.  Es decir, fue ultimado en un terreno, digamos, neutral.

Por su parte, Israel le ha estado  bombardeando depósitos de armas e instalaciones, en los países del “acordonamiento”.  En este caso, en Irak y en Siria, donde lamentablemente, personal iraní ha muerto en esos bombardeos. Probablemente, pensando en que IRÁN comience a reflexionar con sensatez y se concentre en solucionar sus problemas de Coronavirus y otros problemas sociales que le aquejan.

Pero nada que Irán madure la posibilidad de alejarse de su plan de atacar a Israel.  (Aquí entre nos: Si Israel no hubiera osado, -durante varios años-, a atacar esos depósitos de armamento e infra-estructura terrorista, ya Israel estaría “en la olla”, Dios nos libre).

Y desgraciadamente, dentro de esa estrategia, un poco funesta, a manera de “detente”, a manera de “paralizar” o retardar su Programa Nuclear belicoso, esta contienda se llevó la  vida en un atentado de una de las eminencias, -cerebro-, que tenía IRÁN, en su programa nuclear militar, el científico Mohsen Fakhrizadeh, Programa Nuclear Belicoso ¿Para qué carajos?.

Se imaginan ustedes, apreciados lectores, lo que sería una bomba atómica en manos de estos esquizofrénicos que, como muestra de su pulso terrorista, en ARGENTINA, el 17 de Marzo de 1992, cometieron el atentado a la Embajada de Israel, con un saldo de 22 muertos y 242 heridos.  Unos años más tarde, también en ARGENTINA, en Julio 18 de 1994, asesinaron a 85 personas y dejaron heridas a 300, en el atentado a la AMIA (Asociación de Mutuales Israelíes Argentinas) destruyendo totalmente el edificio.

Es tan grande la corrupción en ARGENTINA, que al día de hoy, a finales del año 2020, 25 años después, ninguno de estos actos terroristas ha sido resuelto, ni hay nadie pagando condena por estos  viles asesinatos.

¿Cómo es posible? ¿Dos atentados en ARGENTINA, sin resolver? ¿Cuántos millones de dólares, habrán corrido por debajo de la mesa, de parte de IRÁN, para enredar, enredar y enredar y crear esa impunidad?

(*) Miembro A.I.E.L.C.

(*) La Dirección no se hace responsable por los artículos firmados.

Más recientes