20.6 C
Lima
Miércoles, Enero 27, 2021

Por: Eduardo Farah H. / Nadie puede asumir 41% de intereses

Después de los sucesos acaecidos del 07 al 14 del presente mes, donde gran número de jóvenes salieron a las calles a protestar por diversas razones, llegamos a la conclusión de que nuestro país, tienen tres problemas muy graves:

El primer problema es la educación, ya que durante la pandemia casi todos los colegios y universidades cerraron sus puertas, en su mayoría las clases han sido dictadas de manera virtual y el contacto entre los alumnos ha sido prácticamente nulo, como consecuencia no han tenido interrelaciones, esto hay que remediarlo.

Lo bueno que en el análisis realizado por el Ministerio de Educación se ha visto que los colegios que están en los pueblos chicos se va a poder llevar cursos presenciales en lugar de virtuales. Ya que la afluencia de alumnos no es tan alto. Esperemos que no se produzca una segunda ola.

El segundo problema es el económico, todas las empresas están tratando de reactivar su aparato económico, lo cual no es fácil, después de haber venido de una para de dos meses a reactivar el aparato incluyendo la ayuda de Reactiva Perú.

Se está consiguiendo algo pero de manera lenta, porque obviamente una cosa esta amarrada con la otra, por ejemplo el consumo de combustible, está subiendo lentamente, ¿Por qué razón? La razón es simple, no hay clases, por lo tanto no hay movimiento de alumnos, no hay centros de diversión.

Recientemente han autorizado que los domingos la genta pueda salir a pasear en sus autos, todo esto hace que el aparato económico se reactive muy lentamente, encima las empresas han tenido que pagar CTS y ahora vienen la gratificación navideña.

Yo me pregunto ¿Cuántas empresas de las que hay el país han podido pagar CTS? Yo entiendo a los que no lo han podido hacer, porque si no pueden reactivar su aparato productivo, ¿Cómo podrían pagar? Ahora los señores de SUNAFIL irán a las empresas y tratarán de poner multas espectaculares.

¿Qué van a conseguir? Más cierre de empresas y menos trabajo. Tenemos que ponernos de acuerdo para que nos den tiempo para reactivar.

El tercer gran problema es que todavía estamos con la pandemia y esperamos que no se produzca la segunda ola, nuestro pueblo sabe muy bien que hay que mantener el uso de las mascarillas en todo momento, también mantener la distancia social.

Personalmente pienso que la protesta que hicieron tenía su razón de ser, pero no han debido realizarla de esa manera, porque lo único que han conseguido es contagiarse por no mantener la distancia social, estos resultados los van a ver en los próximos días. Ya veremos quién tiene razón.

Por ultimo les contaré un hecho increíble, recibí una carta de una entidad financiera X que me ofrecía un préstamo para Capital de trabajo, a una tasa del 41%, e indicaban que si la tasa era muy alta y necesitaba una tasa menor, le presente mis movimientos financieros para que ellos me puedan rebajar la tasa o ajustarlas.

En una situación como la actual cobrar 41% a una mediana empresa es cerrarla, porque nadie gana ese porcentaje anual en estos momentos.

(*) La Dirección no se hace responsable por los artículos firmados.

Después de los sucesos acaecidos del 07 al 14 del presente mes, donde gran número de jóvenes salieron a las calles a protestar por diversas razones, llegamos a la conclusión de que nuestro país, tienen tres problemas muy graves:

El primer problema es la educación, ya que durante la pandemia casi todos los colegios y universidades cerraron sus puertas, en su mayoría las clases han sido dictadas de manera virtual y el contacto entre los alumnos ha sido prácticamente nulo, como consecuencia no han tenido interrelaciones, esto hay que remediarlo.

Lo bueno que en el análisis realizado por el Ministerio de Educación se ha visto que los colegios que están en los pueblos chicos se va a poder llevar cursos presenciales en lugar de virtuales. Ya que la afluencia de alumnos no es tan alto. Esperemos que no se produzca una segunda ola.

El segundo problema es el económico, todas las empresas están tratando de reactivar su aparato económico, lo cual no es fácil, después de haber venido de una para de dos meses a reactivar el aparato incluyendo la ayuda de Reactiva Perú.

Se está consiguiendo algo pero de manera lenta, porque obviamente una cosa esta amarrada con la otra, por ejemplo el consumo de combustible, está subiendo lentamente, ¿Por qué razón? La razón es simple, no hay clases, por lo tanto no hay movimiento de alumnos, no hay centros de diversión.

Recientemente han autorizado que los domingos la genta pueda salir a pasear en sus autos, todo esto hace que el aparato económico se reactive muy lentamente, encima las empresas han tenido que pagar CTS y ahora vienen la gratificación navideña.

Yo me pregunto ¿Cuántas empresas de las que hay el país han podido pagar CTS? Yo entiendo a los que no lo han podido hacer, porque si no pueden reactivar su aparato productivo, ¿Cómo podrían pagar? Ahora los señores de SUNAFIL irán a las empresas y tratarán de poner multas espectaculares.

¿Qué van a conseguir? Más cierre de empresas y menos trabajo. Tenemos que ponernos de acuerdo para que nos den tiempo para reactivar.

El tercer gran problema es que todavía estamos con la pandemia y esperamos que no se produzca la segunda ola, nuestro pueblo sabe muy bien que hay que mantener el uso de las mascarillas en todo momento, también mantener la distancia social.

Personalmente pienso que la protesta que hicieron tenía su razón de ser, pero no han debido realizarla de esa manera, porque lo único que han conseguido es contagiarse por no mantener la distancia social, estos resultados los van a ver en los próximos días. Ya veremos quién tiene razón.

Por ultimo les contaré un hecho increíble, recibí una carta de una entidad financiera X que me ofrecía un préstamo para Capital de trabajo, a una tasa del 41%, e indicaban que si la tasa era muy alta y necesitaba una tasa menor, le presente mis movimientos financieros para que ellos me puedan rebajar la tasa o ajustarlas.

En una situación como la actual cobrar 41% a una mediana empresa es cerrarla, porque nadie gana ese porcentaje anual en estos momentos.

(*) La Dirección no se hace responsable por los artículos firmados.

Más recientes