Por: Martín Valdivia / No dan tregua a Keiko

0
389
Por: Martín Valdivia Rodríguez/ crisis económica del día a día del chileno
Por: Martín Valdivia Rodríguez a cerca de Gregorio Santos                                  

Por: Martín Valdivia Rodríguez / Muy bien calculado el recurso de aclaración que ayer solicitara el procurador público Marco Antonio Palomino ante el Tribunal Constitucional (TC) para saber, en buena cuenta, por qué este organismo decidió liberar – por mayoría – a la excandidata presidencial, Keiko Fujimori. Y digo bien calculado porque esperaron a que se vaya Ernesto Blume Fortini para presentar dicho documento a la nueva presidenta del TC, Marianella Ledesma Narváez, quien votó en contra de la liberación de la lideresa del Frente Popular.

Como bien sabemos, el pasado 25 de noviembre el pleno del TC decidió anular la prisión preventiva que venía cumpliendo Keiko desde hacía más de un año. En esa oportunidad, los tribunos que se manifestaron a favor de revocar la prisión preventiva fueron Ernesto Blume, José Luis Sardón y Augusto Ferrero, mientras Carlos Ramos Núñez se sumó a favor de la liberación a través de un voto singular. Manuel Miranda, Marianella Ledesma y Eloy Espinosa-Saldaña votaron en contra.

Es decir, la doctora Ledesma – hija del recordado líder comunista Genaro Ledesma Izquieta- no comulgó con el pronunciamiento de Blume y compañía, pues consideró mantener en la cárcel a la hija mayor de Alberto Fujimori. Así de claras las cosas. Con un nuevo titular al frente del TC, no me extrañaría que el pedido del procurador Palomino logre obtener respuesta positiva en vista de la evidente posición de la flamante presidenta de este organismo.

Recordemos que “en cola” se encuentra otro pedido de aclaración, enviada hace unos días por el jefe del Equipo Especial Lava Jato, Rafael Vela. No sabemos si ambos pedidos serán vistos en estos días por el TC, entidad que, en todo caso, tendrá que evaluar dichos documentos y sustentar su decisión en mayoría o, por el contrario, allanarse a ella y dejar sin efecto la sentencia para volver a votar sobre este caso. Y allí está el peligro para Keiko, pues nadie le asegura que con la nueva presidenta la situación tenga un cambio radical.

Los fiscales Vela y Pérez no descansarán hasta ver a la lideresa del Frente Popular esté nuevamente entre rejas. De ello estamos seguros. Buscarán la sinrazón para no quedar en ridículo frente a la decisión soberana del TC que ahora, tiene a una mujer como presidenta por primera vez en su historia. Porque lo que digo y escribo siempre lo firmo.