More

    Por: Phillip Butters / El futuro del Perú y el futuro de Vizcarra

    Por: Phillip Butters / Lo que ayer le ha sucedido a Vizcarra ha sido simple y llanamente una ley de vida, “el que a hierro mata, a hierro muere”. De los 128 congresistas que asistieron al Congreso, 105 han considerado que es un incapaz, moralmente hablando. Solamente le han apoyado 19, de tal cantidad de votantes, de los cuales 9 han sido del Partido morado, 4 de acción Popular, cifra inexplicable, habida cuenta del talante democrático de ese partido, y después ha quedado el voto de Urresti, uno no agrupado, y un par del Frente amplio, entre ellos la señora Rocío Silva Santisteban. Cuatro abstenciones. Vizcarra no es más Presidente del Perú, y para cuando usted, amigo lector de la razón, esté leyendo este artículo, ya habrá juramentado a las 10 a.m. el nuevo presidente, Merino de lama. ¿Qué es lo que se tiene que hacer? seguir el cauce democrático de las elecciones, desnudar a la gente abyecta y falaz en el sentido de que alguien pretende aplazar las elecciones, generar un gabinete de independientes que asuma las riendas de un estado que en este momento, y seguramente ayer y anteayer, ya era acéfalo, con la peor gestión pandémica del mundo, y con una política económica absolutamente populista y regaladora de dinero.

    Por supuesto que el señor merino de lama tendrá una responsabilidad histórica, de emular lo que en su momento hizo, por lo menos con la economía, Valentín Paniagua. ¿Cuál será el futuro del Perú en estas próximas elecciones? eso realmente es muy incierto, porque hay un candidato que está en salmuera, es el señor luna Gálvez, lo propio pasa con el señor Urresti. Entendemos que la amenaza de este señor para con los congresistas podría ser consumada por algún fiscal, y me queda claro que nada está claro. El futuro de Vizcarra es incierto, pues tendrá que asumir su responsabilidad con respecto a ¡Coimas! Porque el ahora expresidente tiene graves imputaciones, no solo en el caso Obrainsa e ICCGSA, sino también en el caso Casa, por supuesto también tiene que dilucidar por qué esa tozudez en la firma del acuerdo de Chinchero, y de muchas otras imputaciones que tiene larga data, desde la época que él era Presidente de la región Moquegua. Vizcarra tiene que asumir sus responsabilidades penales, por supuesto que puede ir preso y tenemos que darnos cuenta de quién nos gobernó en este tiempo, un tipo absolutamente cruel con sus enemigos y que ha colisionado con la verdad y con la Constitución en innumerables ocasiones. ¿Qué podría haber pasado ayer cuando abogados como abad, canales como Frecuencia latina, canal 7, prácticamente invocaban a la insurgencia civil, cuando el señor Julio Guzmán, que él lo apoyó, pretendía llevar turbas a la calle, que no superaron las 500 personas, por suerte? ¿Cuál era la idea? ¿agarrar a golpes a los congresistas, como le ha pasado a burga? ¿Qué los que están en contra de Vizcarra le peguen a Julio Guzmán? ¿esa es la clase de democracia y del gobierno de la turba que se quiere? ¡Una barbaridad! si analistas políticos o sobones pretenden enfrentar a los peruanos, eso es una barbaridad.

    Tiene que haber paz y concordia, estabilidad, tiene que haber un gobierno de transición estos meses, que les de confianza a los agentes económicos nacionales e internacionales, que acá no se harán locuras, que acá no se seguirá con el populismo despilfarrando dinero y poniendo en peligro la salud de las personas con las estupideces que planeaba hacer este gobierno para con la pandemia. La manera como se ha humillado a la pobre gente que estuvo haciendo cola por la vacuna de la difteria ha sido una válvula de ensayo, para saber lo que quería hacer, cuando menos Vizcarra y sus secuaces y sus esbirros, porque eso es lo que son, con la pobre gente que iba a esperar la vacuna contra el Covid-19.

    Reitero que el cauce democrático tiene que seguirse estrictamente, quitarles la cabeza a los termocéfalos que se quiere posponer las elecciones, y por supuesto asegurarnos que el señor Piero Corvetto y la gente de la ONPE, tenga absoluta tranquilidad para trabajar. Nada de fraudes, ni encuestasos, ni alaridos.

    El futuro del Perú tiene que ser de paz y tranquilidad, y el futuro de Vizcarra tiene que ser la cárcel. Pero eso lo tiene que decir un juez mediante un debido proceso.

    (*) La Dirección no se hace responsable por los artículos firmados.

    Por: Phillip Butters / Lo que ayer le ha sucedido a Vizcarra ha sido simple y llanamente una ley de vida, “el que a hierro mata, a hierro muere”. De los 128 congresistas que asistieron al Congreso, 105 han considerado que es un incapaz, moralmente hablando. Solamente le han apoyado 19, de tal cantidad de votantes, de los cuales 9 han sido del Partido morado, 4 de acción Popular, cifra inexplicable, habida cuenta del talante democrático de ese partido, y después ha quedado el voto de Urresti, uno no agrupado, y un par del Frente amplio, entre ellos la señora Rocío Silva Santisteban. Cuatro abstenciones. Vizcarra no es más Presidente del Perú, y para cuando usted, amigo lector de la razón, esté leyendo este artículo, ya habrá juramentado a las 10 a.m. el nuevo presidente, Merino de lama. ¿Qué es lo que se tiene que hacer? seguir el cauce democrático de las elecciones, desnudar a la gente abyecta y falaz en el sentido de que alguien pretende aplazar las elecciones, generar un gabinete de independientes que asuma las riendas de un estado que en este momento, y seguramente ayer y anteayer, ya era acéfalo, con la peor gestión pandémica del mundo, y con una política económica absolutamente populista y regaladora de dinero.

    Por supuesto que el señor merino de lama tendrá una responsabilidad histórica, de emular lo que en su momento hizo, por lo menos con la economía, Valentín Paniagua. ¿Cuál será el futuro del Perú en estas próximas elecciones? eso realmente es muy incierto, porque hay un candidato que está en salmuera, es el señor luna Gálvez, lo propio pasa con el señor Urresti. Entendemos que la amenaza de este señor para con los congresistas podría ser consumada por algún fiscal, y me queda claro que nada está claro. El futuro de Vizcarra es incierto, pues tendrá que asumir su responsabilidad con respecto a ¡Coimas! Porque el ahora expresidente tiene graves imputaciones, no solo en el caso Obrainsa e ICCGSA, sino también en el caso Casa, por supuesto también tiene que dilucidar por qué esa tozudez en la firma del acuerdo de Chinchero, y de muchas otras imputaciones que tiene larga data, desde la época que él era Presidente de la región Moquegua. Vizcarra tiene que asumir sus responsabilidades penales, por supuesto que puede ir preso y tenemos que darnos cuenta de quién nos gobernó en este tiempo, un tipo absolutamente cruel con sus enemigos y que ha colisionado con la verdad y con la Constitución en innumerables ocasiones. ¿Qué podría haber pasado ayer cuando abogados como abad, canales como Frecuencia latina, canal 7, prácticamente invocaban a la insurgencia civil, cuando el señor Julio Guzmán, que él lo apoyó, pretendía llevar turbas a la calle, que no superaron las 500 personas, por suerte? ¿Cuál era la idea? ¿agarrar a golpes a los congresistas, como le ha pasado a burga? ¿Qué los que están en contra de Vizcarra le peguen a Julio Guzmán? ¿esa es la clase de democracia y del gobierno de la turba que se quiere? ¡Una barbaridad! si analistas políticos o sobones pretenden enfrentar a los peruanos, eso es una barbaridad.

    Tiene que haber paz y concordia, estabilidad, tiene que haber un gobierno de transición estos meses, que les de confianza a los agentes económicos nacionales e internacionales, que acá no se harán locuras, que acá no se seguirá con el populismo despilfarrando dinero y poniendo en peligro la salud de las personas con las estupideces que planeaba hacer este gobierno para con la pandemia. La manera como se ha humillado a la pobre gente que estuvo haciendo cola por la vacuna de la difteria ha sido una válvula de ensayo, para saber lo que quería hacer, cuando menos Vizcarra y sus secuaces y sus esbirros, porque eso es lo que son, con la pobre gente que iba a esperar la vacuna contra el Covid-19.

    Reitero que el cauce democrático tiene que seguirse estrictamente, quitarles la cabeza a los termocéfalos que se quiere posponer las elecciones, y por supuesto asegurarnos que el señor Piero Corvetto y la gente de la ONPE, tenga absoluta tranquilidad para trabajar. Nada de fraudes, ni encuestasos, ni alaridos.

    El futuro del Perú tiene que ser de paz y tranquilidad, y el futuro de Vizcarra tiene que ser la cárcel. Pero eso lo tiene que decir un juez mediante un debido proceso.

    (*) La Dirección no se hace responsable por los artículos firmados.

    Más recientes