Por: Phillip Butters / El huracán Swing

0
7473
Columna Phillip Butters
Columna Phillip Butters

Por: Phillip Butters / Como usted sabe amigo lector de LA RAZÓN los huracanes normalmente tienen nombre de mujer, y este tifón de Richard Swing, le puede costar carísimo al Presidente de la Republica. El simple hecho de que la Fiscalía haya allanado las oficinas del Ministerio de Cultura y, seguidamente haya ido a la Secretaría General de Palacio de Gobierno a incautar documentación, CPUs, computadoras, registro de llamadas, ingresos y salidas por este caso, que es más farandulero que político, el de Swing.

Realmente lo pone a Vizcarra en una situación incómoda y la vez ridícula, porque esta tormenta llamada Richard Cisneros, este gurú de la política, de las ciencias ocultas, que supuestamente es chamán, que la gente lo tilda de “caficho”, voleibolista, arreglista, no sé. Se burla frente a las cámaras de Panorama y del Perú y dice que él pone y saca ministros. A mí me parece ya demasiada desfachatez y la inacción del Gobierno de Vizcarra es
inmensa. Se han quedado mudos. Gloria Montenegro ensaya tontería y media, pero lo cierto es que la Fiscalía lo va a citar a Richard Swing y va a tener que demostrar que hizo los trabajos por los que cobró poco o mucho. Pero si no hizo los trabajos, estamos hablando del delito de COLUSIÓN. Y si se ha coludido, se ha coludido con una o más de personas y estaríamos hablando inclusive de una ORGANIZACIÓN CRIMINAL y ¿a que se dedica esta gavilla de gente? Bueno, a birlar del Estado en asesorías y consultorías y por ahí va la “Madre del Cordero” ¿Cuántos Richard Swing ha habido en esta última parte del Gobierno? ¿Qué sabe el actual Ministro que ya antes ya ha sido ministro de Cultura el señor Neyra? ¿Cuál fue el rol de Salvador que fue primero Ministro de Cultura y después Presidente del Consejo de Ministros? ¿Por qué tantas fotitos de Swing con jerarcas de este Gobierno? ¿Qué cosa le sabe Swing a Vizcarra? ¿Y por qué Vizcarra arriesga tanto un papelón en donde está haciendo el ridículo todos los días, por un tipejo como Swing? Edgar Alarcón, Presidente de la Comisión de Fiscalización se la tiene recontra jurada a Vizcarra de
hace tiempo y no se va a ir a burlar Swing de la cara del Presidente de dicha comisión respondiendo vaguedades o tirándose al piso o haciendo shows. Y qué decir de la señora Zoraida Avalos, y a la imagen pública que la tilda de Gobiernista, de “comadre” de José Domingo Pérez e “híper amiga” de Pablo Sánchez y “compañera del Chilingui” del señor Carhuancho y, como no, del señor Vela Barba. ¡Acá se le puede apagar “la mecha” al señor Presidente! ¿Cuánto de los 5 mil millones de soles que nos gastamos en asesorías y consultorías son a la hora de la hora bambas? ¿Cuántos Richard Swing hay en el actual ministerio de Cultura? ¿Cuántos hay en el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social? ¿Cuántos de estos señores que trabajan sin hacer gran cosa o sin presentar una mínima documentación sustentatoria existen en el Ministerio de Educación que es una máquina en generar consultorías? ¿Y en el Ministerio de Justicia y en el Ministerio de la Mujer? Estamos hablando de un ¡ESTADO PARALELO! ¿Gente que tiene rango de Ministro, siendo asesor? Gente que gana más que los Ministros, porque faltan todas las asesorías y consultorías a las personas jurídicas y a las ONGs Y ahí pueden saltar sapos y culebras. Y recuerden, por cosas menores hay caído Gobiernos y a todo el mundo que subestima a un Huracán le va mal.

En este caso el huracán lleva el nombre de Swing, pero que quede claro que ese viento puede soplar en el Palacio de Gobierno y se puede terminar derribando como los “Tres Chanchitos”. La historia continúa y da para que Magali se regocije o que se regocije Hildebrandt o Caretas. Da para El Trome, da para el Ajá y, por supuesto, le haremos seguimiento acá en LA RAZÓN.