Por Phillip Butters : Habla PPK, y Martincito, mudo

0
3314
Phillip Butters en La Razón/ TC de Ledesma, la libertad de Villanueva y los antecedentes de los candidatos se desangra, el TC hace el ridículo y Villanueva piensa en su colaboración eficaz
Phillip Butters en La Razón

Por: Phillip Butters : Tal como lo suponía en mi columna de ayer, Martín Vizcarra está en shock, por la detención de su primer Presidente del Consejo de Ministros, hombre clave en la vacancia de PPK, guardador de muchísimos secretos  propios y ajenos, el señor Villanueva.

Este señor ha caído por sendos actos de corrupción. Primero, por recibir una coima por la carretera San José de Sisa. Segundo, por ingresar prácticamente por la ventana al equipo especial de Lava Jato que conduce oscuramente Rafael Vela Barba

Al tratar de fichar al tal Taboada, que era hombre central en la estructura de dicho grupo, lo ha puesto en escena como un conjunto vulnerable a las coimas.

¿Será el primero de ese grupo que sucumbió ante el poder económico? ¿Tenía cómo saber Vela Barba que este señor  estaba dando información al inculpado? Eso lo determinará el tiempo.

Lo que es sintomático es que Pedro Pablo Kuczynski, exjefe de Vizcarra, ha salido a golpear duro y ha dicho (sus mastines Violeta y Sheput han salido a ametrallar a Martincito) “Las vueltas que da la vida, miren dónde está el que me acusó de coimero”. Dicho sea de paso, los pecados de Vizcarra y Villanueva, no eximen a PPK de haber cobrado asesoramientos a Odebrecht. Recordemos que el expresidente recibió dinero por Vías Nuevas de Lima, por Olmos, por Chavimochic, y quién sabe por cuántas otras más que nunca pudo probar con su empresa westfield y su socio Gerardo Sepúlveda.

Lo sintomático es el silencio de Vizcarra, que normalmente habla de lo humano y repite y repite que el tema anticorrupción es el principal eje de su gobierno.

Ese eje principal se está desmoronando, porque la gente le está dejando de creer, por su incapacidad para gobernar y porque los hechos dicen que ha estado en un equipo con problemas de corrupción.

Pero además, sus fiscales Domingo Pérez y Vela Barba muestran una ineficacia bárbara.

Esta semana han liberado a Keiko Fujimori por ser de justicia. Van a salir también los árbitros que, la mayoría de ellos, no tiene intención de fugarse.

Ciertamente los fiscales han cometido barbaridad y media en el abuso de las prisiones preventivas.

Como sabemos, su manera de trabajar es amenazar, meterte a la cárcel y hacerte firmar cualquier barbaridad.

Pero la opinión pública tiene que saber que los verdaderos ladrones pasan piola. Al señor Graña Miró-Quesada le ha embargado sus acciones y él ya las estaba vendiendo a un grupo de inversionistas. Los Graña y los Montero (no todos son ladrones) van a vender su paquete accionario y seguirán viviendo en el Perú.

Pero ¿Qué es lo que está pasando en el seno del gobierno? ¿Por qué el Presidente sigue mudo y no habla ni a favor de sus fiscales ni en contra de Villanueva? ¿Será que Villanueva sabrá el codinome de Vizcarra? ¿Será que Villanueva se puede ahorrar una cárcel, que para su edad sería cadena perpetua, echando a Martín Vizcarra?

¿Vizcarra está mudo porque así lo quiere o porque es lo mejor que puede hacer en este momento? El tiempo y las horas obran a favor de la verdad. Tarde o temprano se sabrá que este gobierno es una pantomima de moralidad, como todos los que dicen “al ladrón, al ladrón” y terminan siendo de la misma condición.